PAMPA HEMP - INTA

Comienza el cultivo de cannabis legal en el país con un acuerdo público-privado: ¿cuál es el objetivo?

La empresa de agrotecnología Pampa Hemp comenzó esta semana el cultivo de cannabis con fines medicinales en el país de la mano del INTA con el objetivo de apuntalar la producción nacional.

Una empresa nacional comenzará a cultivar cannabis de forma legal en conjunto con el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) para analizar la producción del herbáceo en el país con fines farmacológicos y apuntalar la industria y el consumo interno.

El proyecto se da en el marco de la Ley 27.350 de Uso Medicinal de la Planta de Cannabis y sus derivados, sancionada en el 2017 y reglamentada recién a fines del 2020, la cual regula el cultivo y el uso de la planta de cannabis -además de los productos que se pueden fabricar a partir de esta- con fines terapéuticos en la Argentina.

Pampa Hemp es el nombre de la empresa de agrociencia encargada del estudio junto al INTA, el cual busca hacer un análisis de las condiciones de producción del cannabis a nivel nacional para poder desarrollar en la Argentina una industria basada en el conocimiento científico del sector.

Cannabis: la osada aventura del gobierno que busca un negocio de u$s 500 M al año 

El proyecto comenzó la semana pasada en la Estación Experimental del INTA en Pergamino (EEA) luego de que Pampa Hemp firmara junto a este un acuerdo público-privado para producir y estudiar el cultivo de cannabis y sus derivados en la Argentina en base a "conocimientos de alto valor científico-tecnológico", tal como indicó Ignacio Terrile, director de la EEA.

El predio del INTA cuenta con 748 hectáreas con una serie de instalaciones entre las que se encuentran laboratorios, edificios e invernáculos, además de 15 Agencias de Desarrollo Rural. Allí, tal como indica el sitio web de Pampa Hemp, "más de 130 profesionales de distintas especialidades desarrollan sus actividades de investigación, experimentación y desarrollo rural basado en la sustentabilidad, equidad y competitividad agroalimentaria".

Es entonces en esta Estación Experimental Agropecuaria donde la empresa de agrociencia y tecnología en cannabis desarrollará su proyecto, el cual consideran "fundamental para el desarrollo de la industria relacionada a la producción de derivados del cannabis en Argentina".

Además, este proyecto permitirá a la firma posicionarse como un puntero en la incipiente industria nacional del cannabis, la cual posee un amplio potencial de desarrollo que desde Pampa Hemp y el INTA esperan explotar para, luego, expandir la producción en el país junto a nuevos productores.

En esta línea se expresó Sebastián Tedesco, el diseñador industrial e investigador que oficia como el coordinador técnico de la empresa: "Estamos muy entusiasmados por este camino que empezamos a recorrer junto a proveedores locales, experimentando y adaptando los recursos propios en la búsqueda de generar una ecosistema de base nacional que nos potencie como industria y nos permita proyectarnos al mundo".

Extraña pareja: dejaron sus empleos académicos para ser "los pioneros del cannabis"

El prototipo de cultivo, ubicado en el predio del INTA en Pergamino "se realiza en invernáculos de alta tecnología bajo los máximos estándares en materia de bioseguridad", indicaron desde la empresa.

Por lo pronto, se comenzará a trabajar en base a una variedad genética con un alto contenido de CBD -Cannabidiol- el principal componente de la planta en las especies de cáñamo, cuyas aplicaciones médicas tienen un mayor alcance que las plantas en las que predomina el THC -tetrahidrocannabinol- componente con mayores propiedades psicoativas. Es por esto que se priorizará el uso de especies altas en CBD más que en THC o cualquier otro componente del cáñamo.

Se probarán diferentes técnicas de cultivo para, en principio, "desarrollar protocolos y un modelo de producción local de cannabis de grado farmacéutico bajo un sistema competitivo", indicó Tedesco, quién luego agregó que el objetivo es obtener las certificaciones necesarias para poder exportar a una serie de mercados internacionales.

"Los encadenamientos productivos del cannabis son intensivos en servicios basados en conocimiento, en equipamiento de alta tecnología y otras dimensiones del modelo Agrotech", indicó el coordinador técnico de Pampa Hemp para explicar el contexto productivo en el que se insertan.

Así, ahora la empresa se encuentra en etapa de experimentación, para comprender "los procesos más eficientes para lograr los mejores resultados en términos de volumen y calidad" bajo las condiciones medioambientales argentinas. Luego de esta, se espera escalar la producción "de la mano del uso de genéticas nacionales propias" con la que Tedesco asegura que en Pampa Hemp trabajan hace años. 

Además, parte del propósito del proyecto es que la cadena de producción para el desarrollo del cannabis y sus derivados con fines farmacológicos provenga completamente de la industria nacional, la cual se espera que logre proveer para "las necesidades que plantea el cultivo" ampliando el producto nacional sin necesidad de importar insumos y maquinaria.

Desde el INTA, Natalia Prece, coordinadora del equipo de trabajo, resumió: "Apostamos a incorporar saberes y tecnologías con sustento científico para el desarrollo del cultivo de cannabis que permitan obtener materia vegetal de calidad, genéticamente estable y consistente en el tiempo".

Además, Pablo Fazio, socio de Tedesco y coordinador operativo de la firma Pampa Hemp, apuntó que la empresa busca "contribuir a la producción de materia prima de grado farmacéutico que devenga en aplicaciones médicas y terapéuticas" para aportar a la demanda local y facilitar su abastecimiento de estos productos nacionales "de calidad, accesibles, trazables y de seguridad comprobada, cuidando a consumidores, pacientes y usuarios".

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.