Consejos útiles

Brillo total: los secretos para que las joyas de oro estén relucientes y brillen como recién compradas

Limpiar tus joyas de oro regularmente ayuda a mantener su brillo y belleza.

En esta noticia

Las joyas de oro, símbolos de elegancia y durabilidad, requieren cuidados especiales y algunos tips secretos para conservar su brillo a lo largo del tiempo

A pesar de que el oro de 18 quilates es conocido por su resistencia y belleza, está expuesto a perder su lustre debido a la exposición diaria a diversos elementos externos.

Limpiar las joyas sin dañarlas puede resultar todo un desafío, por lo que es fundamental conocer los productos adecuados para evitar errores lamentables.

El desayuno lleno de proteínas y bajo en hidratos que ayuda a adelgazar y activa el metabolismo: cómo prepararlo

El uso del aceite que los médicos no recomiendan por el impacto que tiene en el cerebro, el hígado y los intestinos

Los secretos para el cuidado del oro: consejos que garantizarán la forma correcta para conservar tus joyas

El cuidado adecuado del oro es fundamental para preservar su brillo y belleza a lo largo del tiempo, según un artículo de El Confidencial.

Además de comprender las características de las distintas variantes de oro, es importante conocer los secretos y consejos que garantizarán una conservación óptima de tus joyas.

Usar productos suaves y evitar los químicos agresivos es clave para la limpieza del oro (Fuente: Freepik)

Oro amarillo:

  • Esta variante de oro, compuesta principalmente de oro puro, plata y cobre, es conocida por su resistencia al ensuciamiento. Sin embargo, para mantener su brillo, es fundamental realizar limpiezas regulares utilizando agua tibia y jabón suave.

  • Evitá el uso de productos químicos agresivos que puedan dañar el metal, y secá cuidadosamente las piezas después de la limpieza para evitar la formación de manchas.

Oro blanco:

  • El oro blanco, formado por una combinación de oro y metales blancos como el paladio, el níquel o la plata, suele estar recubierto de rodio para darle su característico brillo y color blanco. Sin embargo, este recubrimiento puede desgastarse con el tiempo, revelando el color natural del oro.

  • Para mantener el brillo del oro blanco, evitá el contacto con productos químicos agresivos y optá por limpiezas suaves con un paño suave y agua tibia.

  • En caso de que el recubrimiento de rodio se desgaste, considerá llevar tus joyas a un joyero profesional para que las vuelva a recubrir y restaure su brillo original.

Oro rosa:

  • El oro rosa, conocido por su tonalidad rosada debido a la mezcla de oro puro con cobre, es una opción elegante y moderna. Sin embargo, el cobre puede reaccionar con la piel y el oxígeno, provocando un ligero cambio en el color de las joyas con el tiempo.

  • Para mantener el brillo del oro rosa, limpiá regularmente las piezas con un paño suave y agua tibia. Evitá el uso de productos químicos abrasivos que puedan dañar la superficie del metal.

  • Almacená las joyas de oro rosa en estuches suaves y secos para protegerlas del contacto con el aire y la humedad, lo que puede contribuir al deterioro del metal a largo plazo.

Además de seguir estos consejos específicos para cada variante de oro, recordá también tomar precauciones diarias para evitar el desgaste prematuro de tus joyas. 

  • Evitá el contacto con sustancias químicas como perfumes, lociones y cloro, y retirá las joyas antes de realizar actividades físicas intensas o al trabajar con productos de limpieza doméstica. 

Al seguir estos secretos para el cuidado del oro, tus joyas mantendrán su brillo y belleza durante años, convirtiéndose en piezas atemporales que podrás disfrutar y lucir con orgullo en cualquier ocasión.

Las joyas de oro deben mantenerse alejadas de la humedad para prevenir la corrosión (Fuente: Freepik)

La limpieza habitual: secretos para mantener tus joyas de oro relucientes

La limpieza habitual es esencial para evitar que las alhajas de oro se empañen o ensucien. Sumá al cuidado diario estos consejos:

  • Oro amarillo: sumergí la pieza en agua tibia con unas pocas gotas de lavavajillas por 15 minutos y después limpiá con un cepillo de dientes de cerdas blandas.

    Enjuagala con agua caliente y secala con un paño suave, así evitarás manchas.

El estudio científico que derriba los mitos acerca del impacto de comer huevos en el corazón

Emigrar a España después de los 65 años: esta es la visa especial que deben solicitar los jubilados argentinos que no tienen pasaporte europeo

  • Oro blanco: prepará una solución de media taza de vinagre con dos cucharadas de bicarbonato de sodio.

    Dejá las piezas en esta mezcla varias horas, luego enjuagalas con agua y secalas bien para mantener su brillo.

  • Oro rosa: usá un cepillo de dientes con pasta dentífrica, enjuagá y secá para una solución rápida y eficaz.

    Alternativamente, sumergí la pieza en una solución de vinagre y sal durante 10 a 15 minutos para que quede muy brillante.

Temas relacionados
Más noticias de limpieza
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.