LA COOPERATIVA L CTEA PAGÓ M S DE U$S 37 MILLONES PARA CANCELAR COMPROMISOS

Pese a la crisis y la devaluación, SanCor logró achicar 15% su deuda en dólares

Las ventas de la firma crecieron 24% en el último año. Pero el impacto del tipo de cambio sobre sus pasivos arrastró a la empresa a un rojo de $ 111 millones

El resultado final del último balance de la láctea SanCor muestra un rojo de $ 111 millones, y aun así, desde la cooperativa, ayer lo celebraban.

Pese a la crisis interna que atraviesa la lechería y a la devaluación del último año, la firma, que factura el 80% de sus ingresos totales en pesos, logró borrar unos u$s 37 millones a su deuda financiera. Así, su rojo quedó, al cabo del año cerrado el 30 de junio, en un valor cercano a los u$s 155 millones, según indicaron desde la cooperativa.

El monto representa más del 15% de recorte de la deuda con la que arrancó el ejercicio, el año pasado. Su principal acreedor es Venezuela, que salvó a SanCor de la quiebra con una inyección de unos u$s 130 millones en 2007, a instancias del ex presidente Néstor Kirchner.

Según la información remitida por la firma a la Comisión Nacional de Valores, el impacto negativo de la devaluación durante el período fue del orden de los $ 132 millones. Aun así, la cooperativa orientó los esfuerzo, como lo hicieron otras tantas empresas argentinas, a saldar su deuda en dólares y presentar, al cabo del período, un balance menos deteriorado.

El resultado fue celebrado porque, según lo expresa la firma en su memoria anual, se da en un contexto “de intensa sequía que abarcó todas las zonas productivas de leche , además del “conflicto agropecuario, el derrumbe de los mercados internacionales de productos lácteos y de los controles de precio del Gobierno sobre los productos alimenticios, hecho que la firma plantea, eufemísticamente, como “la interrelación del sistema lechero con las necesidades planteadas sobre el segmento consumidor .

El aumento del 24% en las ventas totales de SanCor –principalmente por el crecimiento en el mercado interno– le dio aire a la cooperativa para poder recortar su deuda.

Para aumentar sus ingresos, la empresa se concentró en elaborar productos con mayor valor agregado, como una nueva leche fortificada, flanes fortificados, leches infantiles y nuevos quesos. Con esta estrategia logró también sortear los controles de precio que pesan sobre los productos básicos, como la leche entera común.

Con todo, la facturación por ventas alcanzó así en el último año contable los $ 2.270 millones, en tanto que las ganancias antes de impuestos fueron de un 27% sobre ese número.

En 2007 ese resultado fue del 20% y en 2008, del 24 por ciento.

Según explicaron desde la cooperativa, la reducción de los costos fue posible por la mejora de los procesos productivos y logísticos.

Más plata, menos subsidio

La memoria de la firma destacó, además del pago de parte de su deuda, que abonó “por la leche recibida de sus asociados un precio promedio superior que el precio promedio del mercado regional .

Hoy el valor que le paga en promedio al productor ronda los 80 centavos por litro, pero en meses anteriores ese pago fue mayor. Aún así, los productores –los directamente afectados por la sequía– denuncian que reciben un precio por debajo de sus costos de producción, lo que obligó al Gobierno a implementar un sistema de subsidios de 20 centavos por litro.

Por el contrario, el esquema de compensaciones a las industrias lácteas –que beneficiaba principalmente a SanCor y La Serenísima– dejó de aplicarse en enero de 2008, por lo que no hubo ayuda oficial para mejorar el último balance .

Noticias de tu interés