Giesso, más de 120 años sin pasar de moda

En el efímero negocio de la moda, con marcas que aparecen y desaparecen cada temporada, Giesso, con sus 126 años de historia, es toda una rareza. La empresa nació en 1884 cuando Bonifacio Giesso, un sombrerero genovés, instaló su primera tienda en Buenos Aires. Además de sombreros a medida, vendía gorras, camisas, bastones, gemelos, ajuares para novios, puños y cuellos duros, botones, paraguas y valijas.

Ese primer local estaba ubicado en la calle Sarmiento –por entonces era Cuyo– y tuvo como clientes a la crema y nata del poder político de esa época: los presidentes Bartolomé Mitre, Julio Argentino Roca y Domingo Faustino Sarmiento, que vivía al lado de la tienda y, según una historia contada de generación en generación, pasaba todos los días para que lo ayudarán con el moño de su corbata.

En los primeros años del siglo XX, Giesso se afianzó como camisería de medida, con telas y accesorios importados de Inglaterra e Italia. En 1944 se celebró un aniversario de la marca con una liquidación a precios de 1884 que provocó gran revuelo con gente agolpada frente a los locales desde la madrugada.

Alfredo Giesso, descendiente de Bonifacio, convirtió a Giesso en marca en 1950 e inauguró sucursales en las avenidas Santa Fe, Alvear y Corrientes, que reemplazó a la de la calle Cuyo tras el ensanche de la Avenida 9 de Julio. De ahí su eslogan “en las tres grandes avenidas .

Ana María Giesso, bisnieta del fundador, se recibió de traductora pública sin imaginar que terminaría al frente de la empresa familiar. Pero cuando su hermano decidió encarar un proyecto propio, asumió el desafío de la conducción de Giesso. Ahora ese cargo es ocupado por su hijo, Mariano Rodríguez Giesso, responsable de grandes innovaciones como la línea de ropa de mujer y la distribución en locales de todo el país. Hoy cuentan con 18 tiendas.

¿El secreto? “Teníamos claro que había que hacer un traspaso generacional. Y nunca asumimos grandes riesgos porque tuvimos una buen lectura de la Argentina , explica Ana María Giesso, hoy vicepresidente de la empresa.