Estados Unidos

Powell mantuvo sin cambios la tasa de interés en su nivel más alto en 22 años

La suba de los rendimientos de los bonos del tesoro americano contribuyó para que la Fed no eleve aún más la tasa de interés. La atención ahora pasa a la reunión de diciembre y si la Fed sube la tasa o no. La Fed proyectó en septiembre una suba adicional antes de fin de año.

En esta noticia

Hoy concluyó la ante última reunión de Política Monetaria de la Reserva Federal y en la que los miembros de la Fed tomaron la decisión de dejar sin cambios la tasa de interés.

Sostuvieron la misma en el rango de 5,25% y 5,5%.

La suba de tasas de los bonos del tesoro americano contribuyó para que la Fed no eleve aún más la tasa de interés. En septiembre la Fed dijo que podría haber una suba adicional. Por ello, la atención ahora pasa a lo que pueda ocurrir en la última reunión, en diciembre.

Hay Cedear que caen más del 20% ¿entrar o vender?Cambio de carteras en EE.UU.: el mercado prefiere los bonos a las acciones

 Sin cambios en la tasa

Tal como se esperaba, la Reserva Federal mantuvo sin cambios la tasa de interés, para dejarla en el rango actual de 5,25% y 5,5%.

De esta manera, las tasas de interés de referencia permanecen en el nivel más alto desde 2001 y se trata de la segunda reunión de la Fed en que los miembros del Comité de Política Monetaria deciden dejar sin cambios la misma, luego de haber aplicado el freno en septiembre pasado.

Si bien era mayormente esperado que la Fed deje sin cambios la tasa, aún existía cierta probabilidad de que la aumente debido a que la inflación se ha recuperado en los últimos meses, a la vez que el desempleo sigue bajo y el crecimiento en EEUU permanece robusto.

La tasa de inflación se ubica en 3,7%, luego de haber alcanzado un mínimo de 3% en julio pasado.

Por otro lado, el crecimiento de la economía americana continúa avanzando 4,9% en el tercer trimestre por encima del 4,5% que esperaba el mercado.

Finalmente, el desempleo se mantiene en 3,8%, muy cerca del mínimo recientemente alcanzado de 3,5%, por lo que la economía americana se ubica en pleno empleo.

Todos estos factores hacen suponer que los riesgos inflacionarios se mantienen intactos, por lo que no da demasiado lugar a que la Fed inicie su ciclo de baja de tasas, a la vez que eleva la probabilidad de que veamos un escenario de tasas más altas por más tiempo ("higher for longer")

Incluso, los miembros de la Fed habían anticipado en su proyección de tasas de septiembre (Dot Plot), que podrían elevar una vez más la tasa de interés este año.

De esta manera, queda abierta la posibilidad de que la Fed decida un nuevo aumento de tasa en su última reunión de 2023, en diciembre próximo.

El mercado ayuda a la Fed

Una de las claves para entender por qué la Fed no subió la tasa y por qué el mercado no cree que la Fed tenga que subir la tasa de interés más en el futuro es analizando la curva de bonos del tesoro americano.

Hoy las tasas de los bonos del tesoro se ubican en su nivel más alto en 16 años, contribuyendo a que las condiciones financieras se tornen más estrictas.

Los analistas del banco de inversión ING, señalaron que los mercados ven pocas perspectivas de algún cambio en la política monetaria a raíz del reciente aumento en los rendimientos de los bonos del Tesoro a más largo plazo y el endurecimiento de las condiciones financieras que ha provocado.

"Esto está creando aún más obstáculos para la actividad, en un entorno en el que las tasas de préstamos hipotecarios y de automóviles ya están por encima del 8% y las tasas de interés de las tarjetas de crédito están en máximos históricos. Si los rendimientos de los bonos del Tesoro se mantienen en estos niveles elevados, la necesidad de nuevos aumentos de las tasas de política se reduce drásticamente", detallaron.

El equipo de inversiones de Argentina de Schroders explicaron que los últimos datos de empleo sólidos y la persistencia inflacionaria evidenciada en los últimos datos, dan mayor sustento al "Higher for Longer" de la FED.

Sin embargo, agregaron que la fuerte suba de las tasas largas en las últimas semanas y las declaraciones de miembros de la FED abren la posibilidad a que el ciclo de subas de la Fed esté finalizado.

La Fed probablemente hará todo lo posible hacia adelante para que el discurso siga teniendo un sesgo contractivo, con la idea de que el mercado siga ayudando a generar un contexto de restricciones financieras.

Por lo tanto, muy probablemente siga insinuando mayores subas de tasas, o que las mismas permanecerán en estos niveles por más tiempo, haciendo que las tasas de mercado se sostengan en estos valores y que contribuyan para adfectar la demanda agregada y que las presiones inflacionarias vuelvan a apuntar a la baja.

"Los funcionarios no querrán darle al mercado la excusa para dar marcha atrás en la reciente reevaluación de las tasas de interés oficiales "más altas por más tiempo". Continuarán dejando la puerta abierta a aumentos adicionales de las tasas de interés oficiales si los datos lo justifican, temiendo que una señal de que la política ha alcanzado su punto máximo pueda tentar a los operadores a bajar las tasas de mercado en anticipación de que el próximo paso serán recortes de tasas", estimaron desde ING.

Temas relacionados
Más noticias de FED

Las más leídas de Finanzas y Mercados

Destacadas de hoy

Cotizaciones

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.