Riesgos hacia las elecciones

Con más pesos circulando e inflación y dólar al acecho, los FCI captan cada vez más capitales

Los flujos demuestran que el mercado está a la búsqueda de cobertura cambiaria e inflacionaria. Crecen las colocaciones hacia los fondos CER y dólar linked

La industria de fondos comunes de inversión (FCI) sigue captando los pesos que fluyen al mercado producto de la emisión monetaria implementada por el Gobierno. 

Los fondos de inversión administran un total de $ 2,7 billones, lo cual implica un crecimiento mensual del 10% en julio y duplica el 5% de promedio mensual de este año. Hay un claro sesgo de los inversores en la búsqueda de cobertura inflacionaria y cambiaria y así lo expresan los flujos hacia la industria ya que las suscripciones se destacaron en los fondos CER y dólar linked.

Los pesos siguen fluyendo hacia los FCI que ya administran $2,69 billones y de esta manera continúan captando la elevada liquidez que hay en el sistema a partir de la histórica emisión monetaria implementada por el Gobierno.

Así, los pesos encontraron como destino a la industria de fondos comunes de inversión. En el año, el patrimonio bajo administración del total de la industria acumula un alza del 41%, es decir, por encima de la inflación del 25,3%.

Según datos provistos por los analistas de Criteria, medido en dólares, la industria alcanza su mayor nivel desde diciembre de 2018 ya que el patrimonio total es de u$s 15.279  millones y lleva tres meses consecutivos de crecimiento.

Pese al crecimiento actual, los activos bajo administración de la industria de FCI se mantienen lejos de los u$s 20.000 millones que gestionaban previo a las Paso de 2019 y es menos de la mitad de los u$s 35.000 millones que administraba en el mejor momento de 2018.

Los analistas de Portfolio Personal Inversiones destacaron que en julio, la industria cerró con suscripciones netas en torno a los $ 164.000 millones, triplicando el promedio mensual del año que era, según sus cálculos de $ 47.500 millones.

"El mayor porcentaje se lo llevaron los fondos de Liquidez Inmediata (60%), seguidos por los fondos de Renta Fija T+1 (18%), y los fondos CER (9%). Pero el dato, al menos respecto a los últimos meses, lo dieron los dólar linked, que finalizaron el mes en positivo, por primera vez desde febrero. Estos recibieron unos $3.800 millones, concentrado principalmente en la segunda quincena de julio y en donde se observaron 7 de 10 días con suscripciones promedio por encima de los $ 1000 millones de pesos", explicaron.

Búsqueda de cobertura inflacionaria

El mensaje más importante que resalta el movimiento de flujos dentro de la industria por parte de los inversores es que estos están en la búsqueda activa de cobertura inflacionaria y cambiaria.

"A diferencia de meses anteriores, se renovó el interés por los vehículos dólar Linked, en un escenario en el que las expectativas de devaluación a mediano plazo se aceleran -en particular, para después de las elecciones y los primeros meses del 2022- . Así la mejor performance de los bonos con vencimientos 2022, sigue ampliando el diferencial con el TV21, superando hoy los 900 puntos básicos", comentaron desde PPI.

De esta manera, destaca que hay una elevada y persistente demanda por búsqueda de cobertura inflacionaria, la cual es canalizada por los flujos que se observan en la industria de FCI.

Los analistas de Criteria comentaron confirmaron la búsqueda de cobertura inflacionaria por parte del mercado y destacaron que si bien hacia adelante se espera una desaceleración en el margen, la expectativa en el mercado sigue siendo de un registro bien elevado para 2022, por encima de 40% de acuerdo con la encuesta REM del BCRA.

"En lo sucesivo, vemos con poca probabilidad la reducción significativa del déficit fiscal este año por debajo del 4,5% presupuestado, lo cual requerirá una fuerte emisión monetaria en la segunda parte del año, donde las necesidades fiscales serán más intensas. Este factor, conjugado con el ciclo electoral, mantendrá bajo presión la valoración de los activos financieros locales", remarcaron.

Juan Manuel Franco, economista de Grupo SBS comentó que, con respecto a inversiones en pesos, la aceleración en la asistencia monetaria del BCRA en el último mes pone atractivo a las apuestas por la deuda CER, pese a la desaceleración en la inflación general.

Además, agregó que tanto la expansión monetaria como la estacionalidad de la cosecha resaltan el valor de fondos de cobertura, con exposición a bonos dólar linked y futuros de dólar.

Esto se viene reflejando en el mercado ya que tanto la curva CER como la deuda dólar linked ha reaccionado en consecuencia. 

Los bonos CER han mejorado, con la deuda larga operando en máximos y con tasas ligeramente más bajas que hace un mes, a la vez que se ha observado un notable interés por la deuda dólar linked a 2022, con vistas a una potencial aceleración devaluatoria posterior a las elecciones.

Los rendimientos se encuentran muy concentrados, con la deuda a corto plazo (de uno a 4 años) operando con tasas de entre 2% al 4% de tasa real.

Paula Gándara, head portfolio manager de AdCap explicó que en las últimas jornadas continuó el buen desempeño de los bonos CER.

"El ministro Guzmán declaró que la inflación de julio será más baja (que la del 3.2% de junio) y que ve un sendero bajista. Quizás los meses de 4% mensual quedaron atrás, pero entre los fuegos cruzados vemos difícil que perfore el 3%. Por un lado, el gobierno continúa usando como principales medidas para controlar la inflación el tipo de cambio como ancla nominal y los acuerdos de precios. Sin embargo, por otro lado, vemos presión por la apertura de paritarias, también en un entorno electoral en donde no podríamos descartar mayores subsidios", comentó Gándara.

Cobertura cambiaria

Así como hay una búsqueda por cobertura inflacionaria, también lo hay en relación a la búsqueda de cobertura devaluatoria. La mayor volatilidad en el tipo de cambio implícito alienta a los inversores a tener una postura de mayor cautela y despierta interés en la deuda dólar linked.

Hoy la deuda dólar linked rinde negativo en los vencimientos a 2022 y en torno al 7% en el plazo a 2021, lo cual refleja una elevada demanda de bonos ajustados al dólar oficial posterior a las elecciones.

Por ello es que la curva se muestra invertida, no como desconfianza a la capacidad de pago, sino como respuesta a la expectativa devaluatoria posterior a las elecciones.

Martin Salvo, Head Portfolio Manager de Industrial Asset Management (BIND Inversiones) destacó que se ha acentuado la volatilidad del tipo de cambio implícito cómo consecuencia de cierto deterioro en las expectativas cambiarias. 

Además, el especialista considera que en la situación actual es difícil ponderar cuánto pesa el corto y largo plazo en la mirada de los inversores.

"De corto plazo, el BCRA tiene herramientas cómo para intervenir en ambos mercados, el de bonos y el MULC, a lo que también se le puede sumar Rofex y emisiones del Tesoro de bonos dólar linked. Parece una batería importante de opciones cómo para llegar a noviembre con cierta calma. En el largo plazo, es necesaria una redefinición del esquema cambiario que debería llegar de la mano del acuerdo con el FMI. Aquí es dónde se centran las incertidumbres y el mercado tiene mayores dudas", explicó.

En cambio, Adrián Yarde Buller no ve demasiado atractivo en la deuda dólar linked, la cual considera que la misma luce poco atractiva, con una tasa de devaluación tan baja y un BCRA que tiene poder de fuego para sostener el ancla cambiaria hasta noviembre.

"Vemos poco atractivo en la deuda dólar linked ya que la tasa de devaluación se mantendrá baja hasta noviembre, las valuaciones marcan un punto de entrada desfavorable (las tasas forward son negativas) y existe el riesgo de una mayor oferta si el Tesoro busca asistir al BCRA en la descompresión de expectativas. En este sentido, es importante remarcar que esperamos una mayor tasa de devaluación luego de las elecciones, pero nuestro escenario base descarta una devaluación de salto", dijo Yarde Buller.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios