Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

U$D

DÓLAR
/
MERVAL

Celulares en las aulas, ¿sí o no?

Prohibirlos puede ser contraproducente. El reto de convertirlos en instrumentos didácticos.

Los celulares ganan espacio en las mochilas y se presentan como un reto para los docentes. ¿Prohibirlos o integrarlos a la clase? "Educar con tecnología es un derecho de los chicos. La forma de interactuar entre ellos es con tecnología; dejar afuera estas herramientas hubiese sido como dejar de lado los libros en las generaciones pasadas", dice Valeria Odetti, integrante del Proyecto Educación y Nuevas Tecnologías .

Para los especialistas, los smartphones son elementos de distracción. Es por eso que desde las escuelas deben buscar formas de incorporarlos. "El reto del docente es darle fines psicológicos al celular", agrega. Hay momentos en el aprendizaje en donde es necesario tener el celular apagado para lograr mayor concentración. Pero si se niega todo el tiempo se vuelve contraproducente. "No hay políticas públicas que regulen el uso del celular en las escuelas", indica.

Paula Tripicchio, psicoterapeuta y neuropsicóloga Infanto Juvenil de Ineco, explica cómo la tecnología puede impactar en el cerebro de los chicos y remarca la importancia de que los adultos supervisen. "Cuando hay uso moderado, controlado por los padres, el contenido es para su edad, no se está mucho tiempo y se lo combina con una vida social y con actividades deportivas, el impacto no suele ser negativo".

Pero, si pasan muchas horas frente a la pantalla puede generar problemas de sociabilización y hasta inconvenientes físicos como la obesidad y disminución de la vista. "La tecnología avanza. Sugerimos que sea monitoreada y que se promuevan otras actividades", concluye Tripicchio.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar