Postres

Pasteles de nata: la mejor receta para preparar este dulce clásico de Portugal

Considerado como uno de los mejores postres del mundo, este clásico portugués enamora a todo quien lo prueba. Cómo prepararlo en casa.

En esta noticia

Europa se caracteriza por tener algunos de los postres más deliciosos del mundo. Así como España tiene el arroz con leche, Italia se destaca por el tiramisú y Austria por su sachertorte.

Pero, si se trata de Portugal, no hay uno más popular que los tradicionales pasteles de nata. Esta delicia, considerada como uno de los mejores dulces del mundo, atrae tanto a locales como a los turistas que visitan el país luso.

Afortunadamente no hace falta cruzar la frontera para poder probarlos. Con apenas un par de ingredientes se puede recrear esta delicia en casa.

Origen de los pasteles de nata

Los pasteles de nata son el postre más popular de Portugal (Fuente: Pexels)

Conocidos en Portugal como pastéis de nata o pastéis de Belém, esta delicia tiene sus orígenes en el siglo XVIII, en el monasterio de los Jerónimos en la parroquia de Santa Maria de Belém, en Lisboa.

Los conventos portugueses usaban grandes cantidades de claras de huevo para almidonar la ropa, como las túnicas de los monjes. Esto dejaba un exceso de yemas de huevo, que se utilizaban para hacer pasteles y postres, dando lugar a una rica tradición de repostería conventual en Portugal.

La historia cuenta que los monjes del Monasterio de los Jerónimos, enfrentados a la inminente disolución de las órdenes religiosas en Portugal en 1834, comenzaron a vender estos pasteles dulces en una tienda cercana para generar ingresos. Estos pasteles rápidamente ganaron popularidad, y la receta original se mantuvo en secreto, pasando a ser conocida únicamente por unos pocos maestros pasteleros.

Hoy en día, los pasteles de nata se han convertido en un símbolo de la gastronomía portuguesa. Aunque la receta original se mantiene como un secreto bien guardado de la Fábrica de Pasteis de Belém, en Lisboa, muchas pastelerías en Portugal y en todo el mundo han creado sus propias versiones de esta deliciosa.

Cómo preparar pastel de nata portugués

Es posible disfrutar los pasteles de nata con un buen café (Fuente: Pexels)

Ingredientes

  • 1,2 lt. de agua
  • 1,15 kg. de harina de trigo
  • 800 gr. de margarina
  • 1 lt. leche
  • 40 gr. harina de almidón de maíz
  • 12 yemas de huevo
  • 1 huevo
  • 1 kg. de azúcar
  • 1 rama de canela
  • Cáscara de un limón

Preparación

  • Mezclar 1 kg. de harina de trigo con 600 ml. de agua. Amasar hasta obtener una bola y dejarla reposar durante 15 minutos.
  • Extender la masa en forma de cuadrado, superponer la margarina en forma de rombo y cerrar los extremos para evitar la superposición de la masa. Realizar dos vueltas simples, descansando 15 minutos entre cada una.
  • Estirar la masa hasta que esté fina y cepillar toda la superficie con agua. Enrollarla como un rollo de pastel.
  • Cortar discos y colocarlos en moldes, dejándolos reposar durante 10 minutos. Con los dedos húmedos, estirar la masa hasta que sobresalga ligeramente del borde del molde. Reservar a un lado.
  • En una cacerola de cobre, mezclar 200 ml. de leche con 150 gr. de harina de trigo y la harina de almidón de maíz. Hervir los 800 ml. de leche restantes en otra olla.
  • Calentar ligeramente la mezcla de harina con la leche hervida y añadir el resto. Hervir la mezcla en la cacerola de cobre hasta que se espese.
  • Preparar un jarabe mezclando el azúcar, medio litro de agua, la rama de canela y la cáscara de limón.
  • Retirar del fuego la mezcla y mezclar con el jarabe de azúcar. Incorporar los huevos y las yemas.
  • Rellenar los moldes de hojaldre y hornear a 300º/350º hasta que la masa esté dorada y la crema bien caramelizada.

Temas relacionados
Más noticias de Recetas