Turismo

Escapadas: queda a 1 hora de Zaragoza y es una de las joyas ocultas de la españa del ayer

Dentro de la provincia de Zaragoza se encuentra una ciudad que combina el encanto de la arquitectura antigua con elementos propios de su larga historia. Además, ofrece una de las gastronomías más interesantes de la zona.

En esta noticia

Por su vasta diversidad geográfica y riqueza cultural, España ofrece un sinfín de opciones para aquellos que buscan escapadas únicas y memorables. Cada rincón invita a sumergirse en nuevas aventuras y descubrimientos, donde el turista local o extranjero encontrará siempre un nuevo destino esperando ser explorado.

En este abanico de opciones, Calatayud se alza como un diamante en bruto. Situada en la provincia de Zaragoza, esta ciudad cargada de historia y monumentos espectaculares se erige como un destino perfecto para aquellos que deseen combinar cultura, naturaleza y gastronomía.

Dónde queda Calatayud

Calatayud se encuentra en la provincia de Zaragoza, en la comunidad autónoma de Aragón.

Esta ciudad está ubicada a 100 km al suroeste de la ciudad de Zaragoza y a 240 km al noreste de Madrid.

Qué se puede hacer en Calatayud

Ruinas romanas

Las ruinas de Augusta Bílbilis se encuentran a 6 km de Calatayud (Fuente: Shutterstock)

Antes de existir Calatayud estaba la ciudad de Bílbilis. Esta urbe que cayó bajo el dominio romano y posteriormente fue habitada por árabes, contando con una significativa población musulmana.

En el enclave donde en su día estuvo la Augusta Bílbilis, se pueden observar las Termas Romanas de Bílbilis, el Teatro Romano de la misma y el Foro del Municipium Augusta Bílbilis. Dicho enclave se sitúa a cerca de 6 kilómetros al noreste de Calatayud.

Monasterio de piedra

El Monasterio de Piedra de Calatayud es una de 

Establecido en 1194 por monjes procedentes de Poblet y miembros de la orden del Cister, este monasterio amplió sus territorios y bienes por nuestra comarca y las adyacentes. Durante más de seis siglos, sus paredes resonaron con las oraciones de sus habitantes.

En 1840, Pablo Muntadas i Campeny adquirió el terreno donde se ubica el monasterio. Su descendiente, Juan Federico, lo redefinió como un lugar de reflexión y recreo, diseñando una serie de caminos en su interior que, hacia 1860, ya cautivaban a quienes lo visitaban.

Actualmente, se distinguen claramente dos áreas para el visitante. Por un lado, el monumento arquitectónico alberga todas las estancias empleadas por los monjes hasta su desalojo, incluyendo la sala capitular, la abadía, la cilla (ahora museo del vino de la DO Calatayud), la cocina, el refectorio y el calefactorio.

Mesón de La Dolores

El Mesón de la Dolores es considerado como una de las edificaciones civiles más antiguas de Calatayud (Fuente: Wikimedia Commons)

Este edificio es considerado como una de las edificaciones civiles más antiguas que aún se mantienen en pie en Calatayud. Data del siglo XV y en su época fue una majestuosa residencia que, hoy en día, ofrece alojamiento a sus visitantes.

"Si vas a Calatayud, pregunta por la Dolores, una copla la mató de vergüenza, sin sabores". Así reza la copla que narra la historia de La Dolores, un personaje legendario del siglo XIX. La leyenda cuenta que una hermosa mesonera era cortejada por varios pretendientes. Aunque el desenlace de esta historia es desolador, la narración ha adquirido gran renombre en la localidad y ha pasado a ser uno de esos relatos que se transmiten de generación en generación.

Iglesia San Pedro de los Francos

La Iglesia San Pedro de los Francos fue construida en el siglo XIV (Fuente: Wikimedia Commons)

Este templo, erigido en el siglo XIV, luce un imponente estilo mudéjar. Destaca su bella entrada de diseño gótico y una torre situada a su derecha, la cual presenta una leve inclinación hacia el frente, generando curiosidad debido al contrapunto visual que establece con el resto del edificio.

En su interior, se organizan eventos como conciertos, tributos, ceremonias académicas y otros actos, que se benefician de su vasto espacio y su exquisita ornamentación.

Gastronomía

El ternasco al estilo bilbilitano es uno de los platos más celebrados de Calatayud (Fuente: Shutterstock)

El ternasco al estilo bilbilitano es probablemente el plato más conocido de la ciudad. Se prepara a base de paletillas de ternasco, asadas lentamente y sazonadas con laurel, ajo, tomillo y tal vez una pizca de pimienta. También se destacan el congrio bilbilitano y los fardeles.

En cuanto a repostería, siempre se habla muy bien de las suelas, las frutas de Aragón y los adoquines.

Es esencial destacar los vinos de Calatayud. Los progresos tecnológicos en la producción vinícola han corregido ciertas imperfecciones antiguas, pero siempre manteniendo las destacadas cualidades que hacen que sean robustos, con buen cuerpo y graduación, y al mismo tiempo, sabrosos y vibrantes.

Cómo llegar a Calatayud

Desde Zaragoza

Tomar la N-232/N-330 y Av. de la Cdad. de Soria hacia AP-68. Coger la A-2 hacia A-1503. Toma la salida 255 de A-2. Continuar por la A-1503 y luego tomar la CV-901 y Ctra. Huérmeda hacia P.º Ramón y Cajal/N-IIa en Calatayud. La distancia entre ambas ciudades es de 100 km y el viaje se realiza en una hora 20 minutos.

Desde Madrid

Acceder a la M-30 desde C. de Segovia, Puente de Segovia y P.º de la Ermita del Santo. Seguir por A-2 hacia N-IIa en Aragón y tomar la salida 227 de A-2. Conducir hacia la N-IIa en Calatayud. Este trayecto de 240 km se puede realizar en aproximadamente dos horas y media.

Temas relacionados
Más noticias de escapadas