Turismo de riesgo

Es el país más peligroso del mundo pero cada vez más personas lo eligen para ir de vacaciones

A pesar de las advertencias y riesgos, Afganistán ha visto un crecimiento notable en el turismo internacional.

En esta noticia

El turismo en lugares considerados peligrosos ha visto un aumento en los últimos años, impulsado por una combinación de factores como la curiosidad por conocer culturas diferentes, la búsqueda de aventuras extremas y el interés por desafiar las advertencias oficiales. 

A pesar de las advertencias emitidas por gobiernos y organizaciones internacionales, algunos viajeros siguen intrigados por destinos con riesgos significativos, ya sea debido a conflictos armados, inestabilidad política o amenazas naturales. 

Estos turistas, con cautela y planificación meticulosa, buscan explorar paisajes remotos, experimentar culturas complejas y desafiar sus propios límites en lugares que ofrecen una perspectiva única del mundo y su diversidad.

Es la isla más bella de España, tiene playas alucinantes y fue la elegida para el 2024 por The Wall Street Journal

No es Grecia ni Italia, es España: el encantador pueblito con playas de arena dorada, aguas cristalinas y vistas del atardecer

Afganistán: un país lleno de desafíos y peligros

Durante décadas, Afganistán ha sido un lugar marcado por la violencia y la inestabilidad política, con conflictos que han dejado cicatrices profundas en la sociedad. El Índice de Paz Global lo sitúa como el país más peligroso del mundo, y el riesgo de viajar allí es catalogado como extremo

Tras la toma de poder de los talibanes en 2021, la mayoría de los gobiernos han roto lazos diplomáticos, advirtiendo a sus ciudadanos que no visiten la nación. Los turistas enfrentan altos precios para obtener visados, una falta de rutas directas desde los principales mercados turísticos, y un clima de represión política.

El Índice de Paz Global sitúa a Afganistán como el país más peligroso del mundo, y el riesgo de viajar allí es catalogado como extremo. (Imagen: archivo)

La sorprendente razón detrás del turismo creciente en el lugar más peligroso del mundo

Pese a estas dificultades, Afganistán ha visto un sorprendente aumento en el número de turistas internacionales. Según datos de publicados por el periódico británico Express, en 2021 hubo poco menos de 700 visitantes, cifra que ascendió a 2300 en 2022 y que en 2023 alcanzó los 7000.

 Gran parte de este incremento proviene de un flujo de turistas chinos que llegan al país a través de nuevas conexiones aéreas, principalmente desde Dubái. Mohammad Saeed, jefe de la Dirección de Turismo en Kabul, está buscando convertir a Afganistán en un destino turístico más relevante para cambiar su imagen internacional.

Sin embargo, informes del Banco Mundial y de organizaciones humanitarias reflejan un panorama desolador para la población local. Las advertencias de los gobiernos extranjeros persisten, indicando que la situación de seguridad es inestable y que los cruces fronterizos podrían no estar abiertos. 

Los talibanes continúan aplicando una política represiva, con ejecuciones públicas en Kabul que son un recordatorio del clima de inseguridad que reina en el país.

Escapadas: es conocido como el pueblito de los poetas enamorados del mar y está a solo 1 hora de Valencia

Alerta pasaporte español: todas las razones por las que puede perder vigencia

Cuáles son las "joyas turísticas" de Afganistán

A pesar de los desafíos que enfrenta Afganistán, el país alberga una serie de lugares turísticos de gran relevancia histórica y cultural. La ciudad de Herat, en el oeste, es famosa por su impresionante arquitectura islámica, como la Gran Mezquita de Herat, un majestuoso ejemplo del estilo persa. 

Además, el Minarete de Jam, que data del siglo XII y es Patrimonio de la Humanidad, se erige en un valle remoto y representa una maravilla de la ingeniería medieval islámica

Kabul, la capital, es hogar de museos y bazares vibrantes, como el Museo Nacional de Afganistán, que alberga una gran colección de artefactos antiguos, y el Bazar de Chicken Street, donde se pueden encontrar artesanías y alfombras tradicionales.

Otra joya es Bamiyán, famoso por los Budas gigantes esculpidos en los acantilados, que aunque fueron destruidos, su ubicación sigue siendo un testimonio de la rica herencia budista de la región. 

La ciudad de Herat, en el oeste, es famosa por su impresionante arquitectura islámica, como la Gran Mezquita de Herat, un majestuoso ejemplo del estilo persa. (Imagen: Wikimedia Commons / koldo hormaza)

Las Cuevas de Bamiyán, llenas de arte budista, y el Valle de Band-e-Amir, con sus lagos turquesa rodeados de paisajes montañosos, completan el atractivo de esta zona. 

Estos lugares se erigen como testigos de la compleja historia y diversidad cultural de Afganistán, cautivando a aquellos dispuestos a explorar sus tesoros más allá de los titulares de noticias.

Temas relacionados
Más noticias de Turismo