Streaming

Por qué la huelga de guionistas te puede dejar sin tus películas y series favoritas: desde cuándo afecta

La huelga del Sindicato de Guionistas de los Estados Unidos (WGA) amenaza con el futuro inmediato de varias series y programas de televisión. Por qué se llegó a esta medida y cómo se verán afectadas tus películas y series favoritas.

En esta noticia

Después de meses de negociaciones truncadas, el Sindicato de Guionistas de los Estados Unidos (WGA) se declaró en huelga, afectando de forma inmediata alrededor de 600 producciones audiovisuales de ese país. Eso incluye películas, series y programas de televisión.

La medida afectaría a algunas de las series más vistas de los servicios de streaming disponibles en España, como Netflix, HBO Max o Amazon Prime Video.

"Aunque negociamos con la intención de llegar a un acuerdo justo, las respuestas de los estudios a nuestras propuestas han sido totalmente insuficientes, dada la crisis existencial a la que se enfrentan los guionistas", indica un comunicado publicado desde el sindicato.

El anuncio de la huelga se dio luego de que la Alianza de Productores de Cine y Televisión (AMPTP), organismo que agrupa a diferentes productoras y empresas de entretenimiento, indique que las negociaciones "finalizaron sin un acuerdo".

Adiós Netflix: son dos de los mejores dramas británicos del año y ya tienen fecha de estreno, donde podrán verse

Cambia HBO Max para siempre: cuáles son los servicios que suma y cuánto saldrá

Por qué se inició esta huelga de guionistas

En los últimos meses, WGA denunció que las empresas de streaming buscan que los guionistas sean tratados "como contratistas independientes", evitando así que tengan los mismos derechos que los empleados de su plantilla.

Otro de los reclamos es el hecho de que hay cada vez más guionistas están trabajando con grupos más reducidos, recibiendo el salario mínimo establecido. A eso se le suma el hecho de que las series cuentan con menos capítulos al año, algo que termina viéndose reflejado en la paga, que es mucho menos si se la compara en tiempos cuando estas tenían entre 20 y 24 episodios por temporada.

Sin embargo, el mayor eje de esta huelga tiene que ver con los derechos residuales. Desde hace décadas, las tarifas de transmisión de episodios o películas cuentan con un porcentaje destinado a quien tenga el crédito del guión. Esto no ocurre en los servicios de streaming, que negocian un pago fijo. Series como "Stranger Things" o "You", que son vistas de millones de personas, pero eso no representa una suma extra para las personas que las escribieron. Lo mismo sucede con las películas producidas para estas plataformas.

Cuáles son los antecedentes más recientes

En las últimas décadas, se recuerdan dos episodios similares: las huelgas de 1988 y la de 2007.

Huelga de guionistas de 1988

Duró un total de 153 días, entre el 7 de marzo y el 7 de agosto de 1988. El conflicto entre ambas partes se dio, entre otros motivos, por la falta de acuerdos sobre los residuales de las repeticiones de las series y telefilmes.

"Los guionistas no están de acuerdo con lo que consideran una 'explotación de su fantasía' y el 7 de marzo comenzaron una huelga para conseguir, por ejemplo, mayores ingresos por la comercialización de sus obras en el extranjero", indica un artículo de El País de la época.

Esta medida de fuerza obligó a las principales cadenas de televisión de los Estados Unidos a retrasar más de lo habitual el inicio de su programación de otoño de 1988. En lugar del tradicional comienzo a finales de septiembre o principios de octubre, los estrenos de las nuevas series y las nuevas temporadas se retrasaron hasta finales de octubre y principios de noviembre.

Huelga de guionistas de 2007

La huelga más reciente es recordada por frenar la producción de series de alto calibre como "Lost" o "Héroes", además de ser el motivo por el cual numerosos programas fueron cancelados.

En ese entonces, el conflicto se desató por una falta de acuerdo entre el WGA y la AMPTP por los derechos residuales de los DVD, la jurisdicción del sindicato sobre los guionistas de programas de animación y telerrealidad, además de cuál sería la compensación por los contenidos escritos para o distribuidos a través de internet.

La huelga se extendió por casi 100 días, entre el 5 de noviembre de 2007 hasta el 12 de febrero de 2008. En un artículo de CNN, se calcula que esta medida de fuerza resultó en USD 2000 millones (2192,84 millones de euros) en daños económicos para la industria.

La huelga de guionistas de 2007 resultó en pérdidas de USD 2000 millones para la industria audiovisual de Estados Unidos (Fuente: Wikimedia Commons)

Adiós Netflix: Roku lanza nuevas series en español y apuesta por el público hispanohablante

La nueva serie de Netflix y TVE que está basada en una novela de Almudena Grandes y está arrasando

Cómo afectará la huelga de guionistas a la programación actual

Según indica un cable de la agencia AFP, los estudios argumentaron que están "dispuestos a entablar conversaciones con la WGA en un esfuerzo por romper este atasco". Sin embargo, el apoyo a la huelga de parte de sindicatos como SAG-AFTRA (actores) y DGA (directores) puede significar un efecto dominó que afecte a la industria del streaming.

Un artículo de Variety indica que, en primera instancia, lo primero que se verá afectado de inmediato son los programas de entrevistas como "The Tonight Show Starring Jimmy Fallon", "Late Night With Seth Meyers" o "Last Week Tonight With John Oliver". En caso de que la huelga se mantenga por los próximos días, el programa de comedia "Saturday Night Live" podría finalizar su temporada antes.

La gran mayoría de las series no se verían afectadas de manera inmediata, debido a que sus episodios de cierre de temporada ya están filmados o al menos escritos. Sin embargo, no podrán contar con cambios o reescrituras por el tiempo en que la medida de fuerza esté en marcha. Por este mismo motivo, es posible que el inicio de temporadas o el estreno de nuevas series en otoño se vea afectada.

En el caso del cine, las películas que ya hayan entrado en producción no se verán afectadas, pero no se podrá hacer ningún tipo de cambios en el guión. Eso también afecta a las películas que deban filmar escenas nuevas.