Alimentación saludable

Esta es la cantidad de pescado que deberías comer a la semana, según los expertos

AESAN ha indicado cuál es la cantidad ideal de pescado que se debe consumir a la semana para llevar una dieta saludable.

En esta noticia

Existe una enorme variedad de pescados en todo el mundo, así como una gran cantidad de formas de prepararlo para comer. Se puede hacer al vapor, al horno, en barbacoa, frito o rebozado, en salsa, solo o acompañado de verduras y ensaladas.

Sin embargo, el consumo de pescado en España ha descendido y son los niños y jóvenes los que menos consumen, según datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Los especialistas de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) indican que, no solo no debe faltar el pescado en nuestra dieta, sino que hay una porción ideal para comer por semana. 

La cantidad de pescado que deberías comer a la semana

Esta es la porción ideal de pescado. (Foto: Shutterstock).

Una alimentación saludable y equilibrada puede ayudarnos a marcar la diferencia y convertirse en una estupenda base para mejorar la salud en todos los aspectos.

Desde la AESAN han señalado que las personas deberían consumir hasta tres o cuatro raciones de pescado por semana, combinando entre los blancos y azules. 

En cuanto a estos últimos, sin embargo, no conviene excederse de las dos raciones por semana. También se pueden incorporar moluscos

Quienes forman parte de la población más vulnerable, como es el caso de las mujeres embarazadas y los niños, tanto los más pequeños como los que se acercan a la adolescencia, han indicado que necesitan recomendaciones más específicas, como reducir el consumo de pescados con alto contenido en mercurio, como el atún rojo o el pez espada.

Los beneficios del pescado

La importancia de llevar una alimentación equilibrada. (Foto: Freepik).

Aunque no siempre se consideran los muchos beneficios que tiene el pescado, es importante recordar que posee proteínas de alto valor biológico. 

Es decir, contienen todos los aminoácidos esenciales, vitaminas A y D, y minerales como el yodo, el zinc, el selenio o el fósforo. También contiene ácidos grasos como el omega-3 y las variedades que se consumen sin quitarles las espinas, como las sardinas, son una gran fuente de calcio.

Temas relacionados
Más noticias de alimentación