Alimentación saludable

El caldo con más hierro y colágeno: es un "potente antioxidante", antiinflamatorio y combate la anemia

Un auténtico "coctel de nutrientes" que aporta múltiples beneficios para la salud y fortalece el cuerpo.

En esta noticia

El colágeno es una proteína esencial encargada de unir los tejidos conectivos, como la piel y las articulaciones. Si bien suele estar asociado a lo estético, se trata de un componente central del organismo y cumple la función de proteger los huesos y dotar de elasticidad al órgano más extenso del cuerpo. 

Según la Academia Española de Nutrición y Dietética, "el colágeno dota al cartílago articular de resistencia ante las presiones remitentes que se dan cuando movemos nuestras articulaciones. Y proporciona elasticidad y resistencia a los tendones en los estiramientos presentes en la actividad muscular y ósea al movernos".

Una buena forma de incorporar esta proteína es a través de un caldo de huesos de res. Se trata de una comida tradicional que, según los expertos, "preserva la elasticidad de la piel y le proporciona firmeza". Además, "ayuda a retrasar la aparición de las arrugas y de la flacidez".

Propiedades del caldo de huesos de res

El caldo de huesos es una potente herramienta para combatir la fragilidad en las articulaciones y es bueno para disminuir el dolor y la inflamación. Además, ayuda a fortalecer el cabello y las uñas y mejora el aspecto general de la piel.

Una porción diaria de este preparado aporta calcio, magnesio, cobre, hierro, manganeso, fósforo, potasio, sodio y zinc. Una buena manera de incorporarlo es al momento de la cena, como entrante o plato principal si se le añaden verduras y algún tipo de carbohidrato.

Cómo preparar caldo de huesos de res casero

Cómo preparar caldo de huesos de res casero. Imagen: archivo. 

Ingredientes

  • Hueso de ternera
  • Agua abundante
  • Sal
  • Pimienta
  • Hojas de laurel

Elaboración

  1. Colocar los huesos limpios en una bandeja.
  2. Llevar a horno a 180ºC durante 15 minutos.
  3. En una cacerola grande, pone 4 litros de agua con los huesos tostados y cocinar durante seis horas a fuego bajo.
  4. En el medio de la cocción, retirar la espuma y exceso de grasa con un colador.
  5. Cuando haya transcurrido este tiempo, retirar los huesos y colar el caldo.
  6. Dejar enfriar y refrigerar. 
Más noticias de alimentación saludable