Tráfico

La DGT reveló cuánta es la cantidad de cerveza que puedes tomar antes de conducir: la respuesta es sorprendente

La Dirección General de Tráfico (DGT) recordó cuál es la cantidad máxima de cervezas que se puede consumir antes de conducir un vehículo. Cuál es la multa por superar los límites permitidos en un test de alcoholemia.

En esta noticia

España es un país que se caracteriza por su vida gastronómica. Desde restaurantes de renombre hasta bares de pueblo, hay una amplia variedad de opciones para disfrutar y pasar un buen momento.

En estos lugares, no es extraño ver que muchas personas disfrutan de sus platos o tapas con una cerveza. Nuestro país es el segundo país productor de esta bebida en la Unión Europea (UE) y, según un informe de la asociación Cerveceros de España, en 2022, los españoles consumieron un promedio de 58 litros per cápita.

Pero, a pesar de que la cerveza es parte de nuestra vida diaria, también puede ser causal de accidentes en la vía pública. Es por este motivo que la Dirección General de Tráfico (DGT) ha recordado cuánta es la cantidad máxima que se puede beber antes de ponerse detrás del volante.

Los efectos de la cerveza a la hora de conducir

La DGT recordó los efectos de la cerveza a la hora de conducir (Fuente: Freepik)

Para un conductor medio de unos 70 kg, dos vasos de cerveza pueden traducirse en un positivo en un control de alcoholemia. Para los que pesan menos, incluso con una sola caña podría sobrepasar los límites establecidos.

La ingesta de alcohol y el acto de conducir son una mezcla riesgosa. A pesar de que la cerveza y otras bebidas espirituosas pueden ser beneficiosas si se toman con prudencia, sus repercusiones en la concentración y habilidad de coordinación las hacen inadecuadas para conducir.

Los siniestros viales ligados al alcohol son los causantes de un gran número de fatalidades en las vías. Según datos de Tráfico, más de la mitad (51,9%) de los conductores fallecidos en carretera en 2022 dieron positivo en alcohol, drogas o psicofármacos, aisladamente o en combinación

Además, según indica el organismo en su página web, "en 2022 se produjo un repunte de la delincuencia vial, lo que se tradujo en casi 60.000 condenas por delitos de conducción bajo la influencia del alcohol y/o las drogas, la cifra más alta de toda la serie histórica desde la reforma del Código Penal".

El organismo liderado por Pere Navarro señala que incluso marcando el índice más bajo en una prueba de alcoholemia puede mermar la aptitud del conductor y comprometer la seguridad de otros automovilistas en la vía.

Cuántas cervezas que se pueden tomar antes de conducir

Los conductores que se sometan a un control no pueden presentar más de 0,25 miligramos por litro en su aliento (Fuente: Freepik)

La DGT penaliza a los conductores que, tras someterse a la prueba de alcoholemia, presenten una cantidad superior a 0,25 miligramos por litro en su aliento, mientras que en lo que respecta a la sangre, no deben superar los 0,5 gramos por litro.

En el caso de los conductores con categoría profesional y aquellos que recién se inician (durante el primer año tras conseguir el carné de conducir), la concentración máxima permitida es de 0,15 miligramos por litro en aliento y 0,3 gramos por litro en sangre.

Es importante señalar que, en la última modificación de la ley de tráfico, se determinó una tasa de 0,0 para los menores de edad que, por ejemplo, manejen patinetes o vehículos acogidos a la licencia AM.

Según indica la DGT, la única concentración de alcohol realmente segura al conducir es 0,0 g/l. Esto implica que la forma más efectiva de asegurar una conducción sin riesgos es abstenerse de tomar alcohol antes de manejar.

La responsabilidad individual y la precaución en carretera deben ser siempre esenciales, y el lema "Si beber y conducir se convierte en algo habitual, que el accidente se produzca es una mera cuestión de tiempo" es un recordatorio importante de ello.

Cuál es la multa por un test de alcoholemia positivo en España

Si el alcoholímetro muestra entre 0,26 mg/l y 0,50 mg/l, la penalización económica es de 500 euros y se descuentan cuatro puntos del carnet. En cambio, si el resultado está entre 0,50 mg/l y 0,60 mg/l, la multa es de 1000 euros y se descuentan seis puntos.

Superar los 0,60 mg/l se considera un delito y puede llevar a una condena de prisión de tres a seis meses, a sanciones económicas de seis a doce meses o a trabajos comunitarios. Además, se revoca el permiso de conducir por un lapso de uno a cuatro años.

En situaciones de reincidencia, las condenas previas se pueden intensificar o extender. Por otro lado, negar someterse a los tests de alcoholemia solicitados por las autoridades (dos son mandatorios si el primero resulta positivo), es considerado un delito conforme al artículo 383 del Código Penal, y puede resultar en una sentencia de seis meses a un año de prisión, además de la revocación del permiso de conducir por un período de entre uno y cuatro años.

Temas relacionados
Más noticias de DGT