DGT

Alerta DGT: estos son los motivos por los que NO te renovarán la licencia de conducir

La Dirección General de Tráfico podría no renovarte la licencia de conducir si padeces alguna de estas afecciones. ¿Cuáles son?

En esta noticia

A la hora de ponerse al volante la persona que conduce debe contar con capacidades perceptivas, cognitivas y motoras mínimas, según las disposiciones de la Dirección General de Tráfico (DGT). 

En este sentido, se debe poder percibir estímulos, procesar información, dar respuestas inmediatas y tener precisión. Es por ello que las personas deben gozar de un buen estado de salud debido a que algunas enfermedades pueden alterar estas capacidades.

El listado de enfermedades incompatibles con la renovación del carnet de conducir

El poder de atención y la memoria, la capacidad para atender a varios estímulos al mismo tiempo, la coordinación y la precisión para maniobrar de forma controlada son algunos de los requisitos para la obtención de la licencia de conducir

La capacidad para manejar está determinada por el avance de la enfermedad y el estado físico de los pacientes. Imagen: archivo. 

En este sentido, las enfermedades de carácter progresivo podrían ser un impedimento. Trastornos como la apnea del sueño, muy comunes en quienes padecen una patología cardiovascular, pueden ser causal de riesgo. Sin embargo, esto depende del grado de impedimento y el mismo debe ser constatado por un médico

Sumado a esto, enfermedades como el Parkinson, el Alzheimer, la esclerosis lateral amiotrófica (ELA), el temblor primario, las enfermedades pulmonares obstructivas crónicas (EPOC), la distrofia muscular, la osteoporosis o la artritis reumatoide, no son compatibles con las habilidades que se requieren para conducir de manera segura

Los consejos de la DGT para conducir de manera segura y evitar multas

En caso de padecer alguna de las enfermedades mencionadas se debe acudir a un profesional de la salud para determinar la capacidad de conducir. En este sentido, la sinceridad en la consulta médica es fundamental para garantizar la seguridad al volante.

Asimismo, aquellas personas que estén bajo un tratamiento médico y tomen medicación deben constatar que la misma no tenga "efectos no deseados en la conducción", subrayan. 

Por último, en caso de requerir correcciones, adaptaciones y/o restricciones para conducir, las mismas deben figurar en el carnet para que los agentes de tráfico puedan corroborar la situación.

Temas relacionados
Más noticias de DGT