Historia del grupo acreedor

Argentina y el Club de París: de la ayuda fundacional a los nueve acuerdos y al default de 13 años

El conglomerado informal de 22 países nació en 1956 para ayudar a los países en desarrollo a resolver sus problemas de deuda y justamente su primer auxiliado fue Argentina. Desde entonces mucha agua fluyó bajo el puente: solo un puñado de países africanos firmaron más acuerdos.

Uno de los mayores objetivos del Gobierno para la primera parte del año era lograr un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) en abril, para poder lograr refinanciar la deuda con el Club de París el pago por u$s 2400 millones que vencía al final de mayo. Pero finalmente la firma con el Fondo no se produjo, y Argentina efectuó un pago parcial para poder cumplir con la obligación antes de marzo de 2022.

La deuda con el grupo acreedor constituye una de las obligaciones más exigentes para las desnutridas arcas del Tesoro este año, al representar casi el 25% de los vencimientos en dólares de todo el año. 

Es que, por motivos de auditoría, el programa con el Fondo era requisito para poder sentarse a conversar con este grupo informal de acreedores que conglomera a 22 países y que nació justamente para brindar un ayuda a Argentina que buscaba evitar el default de su deuda externa en 1956. 

Desde entonces, fue uno de los deudores más recurrentes con nueve acuerdos firmados, incluyendo el último de 2014 que por los incumplimientos generó el enorme monto a pagar actualmente.

Según detalla un informe de los economistas Marcos Ochoa y Maximiliano Albornoz publicado por la Fundación CECE, el Club de París vio la luz con la finalidad de resolver los problemas de deuda de los países en vías de desarrollo, luego de que Argentina solicitara ayuda en 1956 para evitar caer en default de su deuda externa y Francia se ofreciera como anfitrión para llevar a cabo las negociaciones para refinanciar u$s 500 millones. Antes de este hito, Argentina ingresó al FMI.

En ese contexto, la economía arrastraba desde mediados de 1954 una fuerte caída de reservas: en ese año rondaban los u$s 700 millones y antes del acuerdo con el grupo acreedor llegaron a tocar un piso de u$s 250 millones.

Pero en 1962, Argentina volvió a recurrir al Club de París, para cubrir vencimientos por u$s 270 millones que expiraban en 1963 y 1964; mientras que en 1965 selló un tercer acuerdo para refinanciar las obligaciones de pago por u$s 91 millones que operaban ese año. 

En 1985, Argentina firmó un acuerdo por u$s 1726 millones para vencimientos de ese año, un monto muy superior a los de los tratados anteriores: equivalía al 20% de todas las exportaciones de ese año. Pero en 1987 el gobierno de Raúl Alfonsín rubricó el quinto acuerdo, para financiar deuda de ese año y del siguiente por u$s 2156 millones.

A fines de 1989, ya con Carlos Menem en la presidencia, Argentina pidió u$s 2400 millones para los vencimientos de 1991 y 1992. Mientras que justamente en 1991, días antes de que comenzaran a operar las maduraciones de deuda que se buscó financiar con el préstamo anterior, se firmó el octavo acuerdo para renegociar los pagos de ese período por u$s 1476 millones. 

En 1992 Argentina consiguió u$s 2700 millones que vencían entre 1992 y 1995. Este último acuerdo preveía que el dinero comenzaría a ser devuelto en 1996 hasta 2008, pero Argentina entró en default en 2001. 

El trabajo de Ochoa y Albornoz señala que no se dio a conocer en un inicio la tasa de interés inicial, pero que desde la cesación de pagos se añadieron hasta 2014 intereses punitorios a una tasa de 7,2% anual.

El acuerdo que busca negociar actualmente Guzmán es el firmado en 2014, que al ser ad hoc no requirió de una firma con el Fondo previamente. Para cuando se cerró el acuerdo bajo la gestión de Axel Kicillof en el Ministerio de Economía, las obligaciones de pago ascendían a cerca de u$s 9690 millones: u$s 4955 millones de capital de deuda remanente vencida, u$s 1102 millones de intereses expirados y u$s 3633 millones en punitorios.

Fuente: Ochoa y Albornoz ("Argentina y el Club de París", diciembre de 2019, Fundación CECE)

El acuerdo, puesto en vigencia el 30 de abril, estaba sujeto a condicionalidades. Una fue un pago inicial de u$s 642 millones como "gesto de credibilidad", mientras que en los primeros cinco años por el valor residual de la deuda (capital e intereses vencidos, unos u$s 6057 millones) pagaría una tasa de 3% anual. Luego de este período, por el saldo pendiente se aplicaría una tasa de 9% hasta la fecha de pago, que podía demorarse dos años más.

En la presidencia de Mauricio Macri, en 2016 Argentina abonó u$s 1270 millones, el pago mínimo establecido en el tratado, mientras que en 2017 pagó u$s 1222 millones y en 2018, u$s 1800 millones. En 2019, en tanto, giró u$s 1868 millones, y quedó un saldo pendiente de cerca u$s 1800 millones. Al haber transcurrido los cinco años, la deuda remanente en 2020 y 2021 ajustaría 9% anual.

Como Guzmán no pagó en 2020, al 9% que se añadió el año pasado se sumó otro 9% para 2021, lo que deja la cifra a pagar en torno a u$s 2400 millones. Venció el 31 de mayo, con dos meses de gracia, y ahora el gobierno de Alberto Fernández pagó los u$s 400 millones para ganar tiempo hasta marzo de 2022.

El Club de París tiene 22 miembros permanentes (Australia, Austria, Bélgica, Brasil, Canadá, Dinamarca, Finlandia, Francia, Alemania, Irlanda, Israel, Italia, Japón, Corea del Sur, Holanda, Noruega, Rusia, España, Suecia, Suiza, Reino Unido y Estados Unidos) y ofrece seis tipos de acuerdos, que varían según el grado de concesión en las condiciones.

Con nueve tratados, Argentina es el país que más veces recurrió al grupo acreedor en la región, por delante de Bolivia, Ecuador y Perú que acumulan ocho programas de financiamiento en su haber. Hoy comparte el indecoroso ranking con Guinea, Indonesia y Zambia

A nivel global sólo está detrás de países de bajos ingresos como Senegal (14 renegociaciones), República Democrática del Congo, Togo (ambos 13), Costa de Marfil (12), Magadascar, Niger (ambos 11), República Centroafricana y Sierra Leona, a quienes Argentina alcanzará si Guzmán logra un nuevo acuerdo. 

Tags relacionados

Compartí tus comentarios