Jueves  23 de Mayo de 2019

Un ajedrez que se juega en un tablero de más de ocho cuadrados por lado

Un ajedrez que se juega en un tablero de más de ocho cuadrados por lado

Hasta hace unos días, mientras se procesaban las incertidumbres económicas que tienen al gobierno de Mauricio Macri contra las cuerdas y las que los mercados anticipaban que iban a ser las reacciones de los inversores contra Cristina Fernández de Kirchner si avanzaba en las encuestas, en ambos casos con traslado al dólar y suba del riesgo-país incluidos, lo más interesante era teorizar sobre los eventuales candidatos que podían completar la oferta electoral.

Un ejercicio útil para llevar adelante una tarea analítica lo más prolija posible destinada a anclar las expectativas, podría haber sido imaginar, al mejor estilo de una serie de investigación policial, una pared saturada de fotos de personajes de la política con flechas dedicadas a unir la relación entre todos y cada uno de ellos.

Sin embargo, si para tratar de entender la situación alguien comenzó con esta tarea hace apenas una semana atrás habrá notado que se le ha ido complicando mucho cualquier tipo de conclusión, a medida que los tiempos se aceleraron. El fenómeno más evidente fue que muchos de esos enlaces de relacionamiento entre los figurones de la política, dibujados por entonces con mucha paciencia, se han salido de madre casi todos ellos de modo alocado, ya que las flechas muchas veces cambiaron de sentido y los cruces se hicieron cada vez más confusos. Nadie está dispuesto a jurar que lo que se dibuje hoy no habrá de ser borrado por la realidad en las horas subsiguientes.

La conclusión es que de aquel primer boceto plantado en grande y con los personajes a la vista para que ayude a encender alguna lamparita en el razonamiento de lo que podía venir, lo más notorio que ha sucedido en estos últimos días es que las afinidades y las broncas partidarias de antes han pasado a ser casi todas anécdotas, ya que buena parte de las historias se han trastocado de modo bastante abrupto, al tiempo que aparecieron algunos signos de transversalidad impensada o a sumar en un mismo paquete a quienes se creían enemigos eternos.

Algunos lo juzgarán como hipocresía y habrá otros que crean que los jugadores de la política son pragmáticos ciento por ciento, pero prueba de que todo es más que transitorio en materia de candidaturas y alianzas es que quiénes hasta ayer eran socios, hoy se han cruzado de vereda y hasta pueden volver al redil, como ha pasado en el caso más claro, el que verdaderamente sacudió el tablero, con la auto denominación de Cristina Fernández como candidata a vicepresidente y el regalo de la candidatura número uno para su ex jefe de Gabinete, Alberto Fernández. Ese anuncio fue tan conmocionante para la política que hasta mantuvo a muchos kirchneristas en silencio durante varios días y dejó al resto de las fuerzas a la expectativa, aunque muchos supusieron que el verdadero golpe de efecto de CFK era borrar desde su verborragia la fotografía que inevitablemente la iba a mostrar en los Tribunales junto a Julio De Vido o Lázaro Báez.

Sin embargo, una segunda fotografía tuvo más peso en los mercados que la descontada imagen de Cristina en la sala de Comodoro Py y fue el abrazo entre el Presidente y el actual gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, reelecto hace unos días con cifras contundentes. Buena parte de su performance electoral estuvo basada en la gran cantidad de obras que su actual gestión le deja a los cordobeses y, en ese sentido, no fueron menores las transferencias de la Nación, algo que el gobernador no olvida. De allí, que a esa fotografía Schiaretti le añadió un hilo en Twitter con media docena de temas, muchos de ellos en común con el decálogo presidencial que entró en un cono de sombra, deglutido por el zapateo electoral que se describe: avanzar hacia un acuerdo que incluya el equilibrio fiscal, la toma de deuda solamente para hacer obras públicas, no aislarse del mundo, garantizar el federalismo y la justicia social del Estado (sin derrame) y honrar las deudas.

¿Qué interpretaron los mercados? Que el gobernador cordobés y sus socios políticos de Alternativa Federal (AF) harán el año próximo con Cambiemos un frente común en el Congreso "gane quien gane" para avanzar con las reformas estructurales que seguramente va a solicitar el Fondo Monetario Internacionales si se solicita un Acuerdo de Facilidades Extendidas (EFF), modalidad que implica el repago de la deuda en 10 años. Por el conflicto que pueden suscitar algunas de esas leyes (laboral y previsional, sobre todo) sólo podrán salir del consenso y es allí donde se presume que puede haber un acuerdo que ya se verá si se hará o no explícito.

Para seguir con los peronistas, entre los alejados del kirchnerismo hay que sumar las dudas que pareció tener Sergio Massa, el affaire Roberto Lavagna y la réplica de Schiaretti del ex ministro de Economía. Sobre el primero, él mismo dice que se ha definido claramente puertas para adentro pero como hacia afuera aún no fue enfático, eso alienta todavía la seducción del kirchnerismo.

El caso de Lavagna es delicado desde su obcecación, ya que parece no entender lo que sus eventuales socios políticos le han dicho más de una vez (y Schiaretti lo tuiteó como aviso después de la reunión con Macri) que AF y otras fuerzas "democráticas que quieran superar la grieta" deben presentar candidatos propios surgidos "de la competencia" que se manifiesta en las PASO. Más claro, imposible pero, el economista armó su propia grieta, ya que primero amenazó con irse y luego retomó los contactos, aunque avisó que no le parece que Daniel Scioli (una boutade provocadora de Schiaretti, como quizás la de Marcelo Tinelli) deba ser parte del espacio. A estas alturas, hay que preguntarse quién le financiará una campaña a Lavagna sin el apoyo mayoritario de los votos peronistas. Lo cierto es que en este culebrón quién ceda, claramente pierde imagen.

Otras movidas con ambiente de telenovela es la que protagonizan los radicales dentro de Cambiemos, mirando esencialmente a la Convención Nacional del lunes próximo, donde habrá cierto ruido rupturista o de abandono circunstancial del partido de algunos afiliados cercanos al progresismo, quienes parece que arreglaron acompañar a Lavagna junto al socialismo y a Margarita Stolbizer.

En tanto, en la UCR más cambiemista se le dio mucha manija a un borrador de un paper que se dijo iba a llevar a Parque Norte el titular del partido, Alfredo Cornejo, donde menciona la necesidad de formar "una nueva coalición de Gobierno" para concretar una "mejor oferta electoral". Todos a las PASO, incluído Macri, podría resumirse. Dicen dirigentes de años en el radicalismo que el gobernador de Mendoza, quien no puede aspirar a la reelección, necesita ponerse fuerte puertas para dentro. Igualmente, opinan que el peso de la reunión partidaria recaerá en la provincia de Buenos Aires, que llevará cerca de 40 por ciento de los convencionales, quienes la semana pasada, de la mano del vicegobernador Daniel Salvador, ratificaron la permanencia en la coalición de gobierno.

El tema del radicalismo va en línea con la parte de los realineamientos que busca el propio oficialismo, tratando así de darle volumen a la candidatura del Presidente. Su imagen aún no parece recuperarse y hay mucha operación dando vuelta que alude a la necesidad de cambiar de caballo en la mitad del río. Allí, la figura de María Eugenia Vidal emerge como la reemplazante ideal (incluido para el llamado "círculo rojo"), pero es objetivo que su corrimiento haría peligrar el manejo futuro de la provincia de Buenos Aires, nada menos. No obstante, más allá de encuestas y focus group, la figura presidencial aún tiene alguna chance de remontar ante los votantes desde lo económico, con alguna recuperación del consumo y baja inflacionaria, pero también desde otros aspectos.

Más allá de las inauguraciones de obras, que son siempre redituables, quizás se podría hacer circular un borrador del Presupuesto 2020 para poner arriba de la mesa los temas que a Schiaretti le preocupan, como efecto práctico de aquel diálogo de 10 puntos que sepultó la realidad. En lo discursivo, por ejemplo, si hay algo que ha condicionado a Macri es que nunca pudo mostrar su costado más confrontativo, un estándar que le borraron desde el minuto cero sus asesores. En este aspecto, el Jefe de Gabinete, Marcos Peña, debería pagar algún precio político al menos como señal de rectificación, para que todo no le pegue de lleno al Presidente. "Fusible" lo llamaban en otros tiempos.

"Lo que ocurre es que todos los postulantes están jugando al ajedrez en un tablero que a esta altura de la partida tiene más de ocho casillas por lado", definió un experto politólogo que no niega que hace encuestas para el Gobierno, pero también para la oposición. Según el analista, esa falta de límites de la cancha es lo que hace que todo lo que hoy se observa en el actual tablero resulte provisorio de toda provisoriedad. "Esos límites del tablero se van a ir cerrando a medida que se avance hacia el 12 de junio (fin del plazo para solicitar reconocimiento de las alianzas) y hacia el 22 (cierre de listas de precandidatos oficializados). Recién allí, todos van a jugar adentro y se podrá trabajar sobre certezas", añadió.

Aun con todos estos reparos, lo más interesante para comenzar a dibujar los cuadrantes de posibilidades es saber si hay aún oportunidad que esto siga cambiando o que se normalice, el observador estimó que "es verdad que ya no hay mucho que pescar en otras orillas" por lo que cree que para definir la candidaturas presidenciales "los arreglos de cúpulas no están terminados pero no deberían salir de estos mismos personajes de hoy en día".

A partir de toda esta movida tan sorpresiva y políticamente hablando bien estruendosa, la partida se ha tornado ciertamente caótica. Al día de hoy, cuando parece que todos los caminos han quedado bloqueados y cuando se supone que no hay posibilidades de nuevos acercamientos, siempre aparece un elemento nuevo que trastornan el cuadro de situación. ¿Hay estrategia en todo esto o simplemente son parches de ocasión?

MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,436754,250057,5000
DÓLAR BLUE2,500061,000061,5000
DÓLAR CDO C/LIQ32,3878-80,3324
EURO0,621161,922462,3070
REAL0,624013,690613,7723
BITCOIN-1,357410.275,000010.278,8900
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS0,103460,5000
C.MONEY PRIV 1RA 1D-4,000072,0000
C.MONEY PRIV 1RA 7D-3,896174,0000
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000058,5000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)0,0000130,00130,00
CUPÓN PBI EN PESOS-2,85711,701,75
DISC USD NY-0,689772,0072,50
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL3,509029.114,7700
BOVESPA-0,8300104.370,9100
DOW JONES0,140027.182,4500
S&P 500 INDEX-0,07243.009,5700
NASDAQ-0,22008.194,4670
FTSE 1000,14007.139,7600
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO0,6229326,4679324,4470
TRIGO CHICAGO0,0000178,4826178,4826
MAIZ CHICAGO1,1283141,1361139,5613
SOJA ROSARIO0,2070242,0000241,5000
PETROLEO BRENT-0,430660,120060,3800
PETROLEO WTI-0,490154,820055,0900
ORO-0,78731.486,90001.498,7000