Energía solar: la respuesta para las industrias que buscan ahorrar costos de producción

La utilización de paneles solares es cada vez más común en el mundo industrial, donde las empresas notaron que ser dueños de su propia energía trae varios beneficios: innumerables ventajas para el medioambiente, reducción de costos y controlar un factor clave para la producción: la electricidad.

En esta noticia

En medio de la creciente preocupación por el cambio climático y la necesidad de encontrar alternativas limpias y sostenibles, la energía solar surgió como una fuerza transformadora en el mundo industrial. Aunque hace ya varios años es común ver el uso de esta tecnología en empresas de Estados Unidos y Europa, en Argentina entró en boom a partir del año 2019, de la mano de la implementación de la Ley Nacional 27.424.

Esta ley establece la normativa de usuario-generador, donde cada usuario puede vender el excedente de energía a las empresas proveedoras de este servicio, pero fundamentalmente establece las políticas de fomento que consisten en otorgar un beneficio impositivo a las compañías que utilicen paneles solares de $120.000 por KW instalado, teniendo como tope hasta $8.500.000 y brindan créditos bancarios con tasas preferenciales y subsidiadas para la adquisición de esta tecnología solar. Según datos del Gobierno Nacional, desde el año 2020, la cantidad de organismos privados que se constituyen como usuarios generadores de este tipo de energía renovable aumento el 360%.

La energía solar, una fuerza transformadora en el mundo industrial.

En este contexto, donde las empresas están en constante búsqueda de diminución de costos nace Terba Energy, hoy principal proveedor de soluciones integrales en paneles solares. "Esta alternativa eléctrica es muy positiva para las corporaciones: ser dueño y tener control sobre la energía que uno consume para funcionar tiene un valor altísimo. Y evidentemente bajar el costo eléctrico de la planta tiene un efecto directo sobre las utilidades" asegura Tomás Otaola, socio fundador de Terba Energy.

Además, teniendo en cuenta la situación económica y política actual de la Argentina, con un año electoral y un futuro incierto, sumado a la incertidumbre de cuánto costarán los servicios básicos para que una empresa subsista, ahorrar y estabilizar los costes es de vital importancia.

Actualmente, el precio promedio del KW en Argentina es de USD 0,08, cifra que no alcanza para cubrir el valor de la materia prima para producirlo, sin tener en cuenta otros costos del proceso de generación y distribución de energía. En comparación con otros países como Alemania con USD 0,55 y Dinamarca con USD 0,57, Argentina se encuentra entre los que menos pagan.

Ahorro para la empresa y alivio para el medioambiente

Terba Energy se ha convertido en el principal proveedor de soluciones integrales en paneles solares.

La energía solar es una gran respuesta en la lucha contra el cambio climático. A medida que las empresas buscan reducir su huella de carbono y cumplir con los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible establecidos por la Organización de las Naciones Unidas, recurren cada vez más a la energía solar como una forma efectiva de reducir las emisiones dañinas para el medioambiente.

"En una sociedad cada vez más comprometida con el cuidado del medioambiente, la protección de suelos, la preservación de recursos no renovables y la lucha contra el calentamiento global, que las industrias estén a la altura de los intereses de la población es fundamental para mantenerse competitivos en el mercado", destaca Otaola. 

¿Cómo funcionan los paneles solares?

Los equipos para industria son sistemas denominados On-Grid, lo que significa que trabajan en conjunto con la red eléctrica. Durante el día, cuando hay producción solar, los paneles generan la máxima cantidad de energía posible, y el equipo inyecta esa producción en la red eléctrica de la empresa. En el caso en el que se necesite una mayor cantidad de energía, el equipo automáticamente toma el faltante de la red. A su vez, cuando la situación es al revés y se genera energía extra, el panel inyecta el sobrante de manera automática en la red, vendiéndolo de manera automática a las empresas proveedoras de este servicio. "La cantidad de paneles a colocar depende del consumo de la empresa y de qué porcentaje de ese costo se quiera eliminar. A mayor capacidad del panel, mayor será el ahorro", finaliza Tomás Otaola.

Temas relacionados
Más noticias de Energía