INDUSTRIA PESQUERA

Pesca ilegal, la nueva piratería de los mares

La masiva presencia de buques pesqueros chinos en costas sudamericanas es visto por los Estados Unidos como una amenaza a la seguridad continental

 Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (INDNR) es responsable de la pérdida de 11 a 26 millones de toneladas anuales de pescado, lo que equivale a un valor económico estimado de entre u$s 10 y 23 mil millones. A esto se suma el daño al ecosistema, los medios de vida de los pescadores locales y las violaciones de los derechos humanos producto de esta actividad ilícita. Recientes eventos, sin embargo, elevaron la alarma al punto de considerarla una amenaza a la seguridad continental.

La Armada ecuatoriana detectó una flota de aproximadamente 250 buques pesqueros con bandera china en las afueras de la Zona Económica Exclusiva de las Islas Galápagos. La flota continuó operando durante varias semanas en períodos de más de ocho horas diarias. Para tal fin, habían apagado sus sistemas de localización legalmente requeridos.

Por su simbolismo, este hecho volvió a poner el tema en la agenda prioritaria mundial. Las Galápagos fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Agencia de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). No es casual que casi de inmediato, el Comando Sur de los Estados Unidos (USSOUTHCOM) haya expresado su firme apoyo a los esfuerzos ecuatorianos contra la pesca ilegal. Asimismo, dese la Casa Blanca se criticó al gobierno chino y se le exigió que aplicara una política transparente de tolerancia cero sobre la pesca ilegal.

La Guardia Costera de los EE. UU. destacó en un comunicado que "la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada ha reemplazado a la piratería como la principal amenaza a la seguridad marítima mundial". Luego de señalar que "Taiwán, Japón, Corea del Sur y España son importantes actores de la pesca INDNR", en su Perspectiva Estratégica 2020 dedica una sección específica para abordar "las preocupaciones sobre las prácticas pesqueras de China". El informe advierte que "sus flotas de aguas distantes, junto con la Milicia Marítima de las Fuerzas Armadas del Pueblo, llevan a cabo un comportamiento agresivo en alta mar en apoyo de los objetivos estratégicos marítimos a largo plazo del Partido Comunista Chino". Además, exige que China controle sus buques que violan el orden internacional.

Para mitigar esta realidad, una iniciativa norteamericana propone apoyar proyectos específicos destinados a fortalecer las capacidades de patrullaje de los distintos gobiernos de Centroamérica y Latinoamérica.

En Argentina, en 2008, el Consejo Federal Pesquero dictó la Resolución CFP Nº 1/2008 que aprobó el Plan de Acción Nacional para Prevenir, Desalentar y Eliminar la Pesca Ilegal, No Declarada y No Reglamentada (PAN-INDNR), para contribuir a la instrumentación de las medidas acordadas en el ámbito internacional para combatir esas prácticas. El PAI-INDNR es un instrumento no vinculante que establece medidas a ser aplicadas para prevenir, desalentar y la eliminar la pesca INDNR.

En diciembre pasado, unos 350 barcos chinos pescaron calamar de la especie Illex argentinus frente a nuestro mar territorial. Aunque la presencia de esta flota en aguas internacionales del Atlántico Sur no era novedad, hubo preocupación por los antecedentes, ya registrados en distintas oportunidades, de barcos chinos que habían ingresado al territorio marítimo de Argentina para pescar ilegalmente en él. De hecho, en 2020 la Prefectura Naval Argentina capturó tres pesqueros de bandera china tras realizar cinematográficas persecuciones.

La Meta 4 del Objetivo 14 de La Agenda del Desarrollo Sostenible adoptada en 2015 por la Asamblea General de la ONU, apremia a la comunidad internacional a "regular eficazmente la explotación pesquera y poner fin a la pesca excesiva, ilegal, no declarada y no regulada y a las prácticas pesqueras destructivas".

El océano es inmenso, por lo que controlar la pesca ilegal y aplicar leyes que criminalicen esta actividad siguen siendo los retos principales. Muchos países cuentan con recursos insuficientes de patrullas marítimas y vigilancia remota, lo que hace que muchas de sus zonas económicas exclusivas (ZEE) de 200 millas náuticas sean vulnerables a los operadores ilegales. Muchos también carecen de normativa, supervisión o inspecciones suficientes en los puertos

Tags relacionados

Comentarios

  • MEM

    Mariano Enrique Mansilla

    Hace 5 segundos

    xxxxxxxxxxxx

    0
    0
    Responder
  • MEM

    Mariano Enrique Mansilla

    Hace 2 minutos

    el comentario es perfectamente acertado y correcto. La flota que arrasa con el calamar es principalmente la China y es durante la temporada de calamar, desde Enero hasta Abril, donde el calamar ingresa a las aguas argentinas y ahí se les pone mas dificil.
    Los españoles pescan con licencias que les da el gobierno de Malvinas y a su vez el gobierno español les emite certificados para justificar que no es pesca ilegal y lo pueden ingresar a la UE. (guste o no, es legal).
    La enorme mayoría de calamar que se vende a España es legal, sale de barcos argentinos y está registrada.
    Un problema que no se menciona acá es que Uruguay presta el puerto de Montevideo a los barcos que realizan estas actividades regulares.
    Barcos de Portugal no vi en mi vida en cantidad importante, y hace 30 años que estoy en la pesca.
    Hay que agraviar menos y proveer información. Hay que ser mas serios.

    0
    0
    Responder
  • AB

    Agustín Barletti

    Hace 2 horas

    Amigo Eugenio. La nota dice: "Luego de señalar que Taiwán, Japón, Corea del Sur y España son importantes actores de la pesca INDNR"... si no leemos bien va a ser difícil elaborar una critica. Saludos

    0
    0
    Responder
  • EV

    Eugenio Vazquez

    Hace 3 horas

    comentario totalmente imparcial y falto a la verdad, no dice nada de la pesca ilegal continua de la flota persquera española que arraza con los clamares en el mar argentino constantemente al igual que la de portugal, corea del sur , taiwan y japon cazando indiscriminadamente en la antartida ballenas, con la excusa de investigacion cientifica , deje de mentir señor. saludos

    0
    4
    Responder