Gran logro

Con puertos seguros, crece el intercambio comercial

Puerto Buenos Aires se convirtió en el segundo puerto del mundo en lograr la certificación ISO 22.320 en Gestión de Emergencias.

La Administración General de Puertos (AGP) recibió la confirmación de la nueva certificación ISO, que reconoce a las organizaciones implicadas en la respuesta eficaz ante cualquier tipo de incidente. Hasta ahora, solamente el puerto de Tarragona, en España, la había logrado.

Se trata de una normativa especializada en la capacidad y organización para hacer frente a cualquier contingencia, y para su aprobación fueron necesarios distintos procesos, además del simulacro realizado en el mes de septiembre. 

"El consenso, articulación e implementación de dicha norma en toda la jurisdicción de la AGP requiere la participación activa de todas las áreas de la Administración y de distintos actores externos públicos y privados. Gracias a esta cooperación logramos una respuesta eficiente ante las posibles emergencias dentro de la actividad logística y portuaria", señalaron desde AGP en un comunicado.

La nueva certificación, que se suma a las ISO previamente obtenidas por la AGP - Calidad de Operación (ISO 9001:2015), Ambiente (ISO 14001:2015) y Seguridad y Salud en el Trabajo (ISO 45001:2018) - fue confirmada a las autoridades tras un encuentro que mantuvieron con representantes de IRAM, la empresa a cargo de las normas ISO.

"Es un paso muy importante para la AGP, y un logro de todo nuestro equipo de trabajo. El Puerto Buenos Aires sigue creciendo y generando las condiciones necesarias para asegurar ese crecimiento, que nos llevó por ejemplo a sumar un nuevo servicio a Europa, anunciado semanas atrás", señaló el interventor de AGP, José Beni.

La norma ISO 22.320 está enfocada en lograr los protocolos, planes y procedimientos para gestionar la mejor manera de afrontar emergencias, las que pueden abarcar catástrofes, desastres e incidentes durante las operaciones, ya sea por causas naturales como así también las generadas por actos humanos. 

Tiene su fase de planificación y ejecución siendo el objetivo principal prevenir y mitigar daños operativos, estructurales y del personal, recuperándose en el menor tiempo posible.

Para su aprobación se realizaron distintas capacitaciones y se diseñaron planes operativos, en una primera fase técnica, y se llevó adelante el mencionado simulacro de accidente y derrame, en una etapa práctica.

A su vez, estuvo presente en la reunión Carlos Sposaro, gerente de Seguridad y Prevención de Riesgos, quien lideró los equipos técnicos que llevaron adelante la certificación. Por parte de IRAM, participaron el gerente de División de Certificación de Sistemas de Gestión y Personas, Gustavo Pontoriero, y el gerente de Certificación de Sistemas de Gestión, Diego Cummins

Temas relacionados
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.