RPM 2021

Autos clásicos: un mercado que espera volver a crecer

La pandemia también afectó a este sector. La ausencia de eventos y encuentros de fanáticos hizo que descendieran las ventas. Cómo hacer para certificar un vehículo de este tipo

 Clásicos de lujo, un sector siempre activo 

A escala global, el mercado de autos clásicos de lujo bate año a año récords en las principales casa de subastas, pero aunque la Argentina está bastante lejos de eso, según Ricardo Battisti, presidente del Club de Autos Clásicos de la República Argentina, los autos más caros suelen tener comprador ni bien salen a la venta en transacciones entre privados. 

Aún así, existen algunos casos públicos, como el Gregorio Pérez Companc, quien en 2020 decidió desprenderse de una mínima parte de su colección. Entre ellos una Maserati 3500 GT Coupé de 1964 a u$s 320.000 y un Mercedes-Benz descapotable de 1953 a u$s 180.000. 

También es posible rastrear en el sitio especializado ArCar.com algunos ejemplares, como un Jaguar E-Type de 1973 a uSs 275.000 o en Mercado Libre, varios autos con valores mayores a u$s 200.000, como un Mercedes 230 de 1967 a u$s 230.000 o un Porsche 911de 1968 a u$s 205.000. 

 Los nacionales más demandados

El grueso del mercado local está regido por los clásicos argentinos, aquellos que fueron fabricados en las fábricas locales en las décadas del 50 al 70. 

Los ejemplares más buscados son el Torino 380 w, el Fiat 1500 coupé y el atípico e icónico auto Justicialista, producido durante el gobierno de Perón. 

A esta lista hay que sumarle el Chevy, el Citroen 3 CV, el Fiat 600, el Ford Falcon, el Peugeot 504, el Rastrojero y el Siam Di Tella. En este mercado hay valores para todos los bolsillos, aunque se pueden encontrar joyas que pueden valer mucho más de u$s 40.000 

Las coupé Chevrolet y Ford utilizadas en las carreras de Turismo Carretera en las décadas del 40 y 50, son otras de las estrellas del mercado local, tanto en sus versiones originales, como las reconstrucciones que cientos de fanáticos realizaron en la historia y que aún son utilizadas en competencias especialmente organizadas.

Los aficionados vuelven al ruedo en la pospandemia 

Como toda la economía argentina, este mercado también sufrió el parate de la pandemia de Covid-19. Dado que buena parte del negocio se gestiona y dinamiza en los eventos, exposiciones y competiciones de autos clásicos y antiguos y estas actividades fueron levantadas en todo 2020 y parte de este 2021, el sector sufrió especialmente. 

La expo icónica AutoClásica, la más grande de Sudamérica, fue suspendida y recién volverá al ruedo en octubre de 2022. No obstante, cientos de encuentros ya están programados en todo el país entre los distintos clubes de marcas y asociaciones de diverso tipo. Por lo pronto, uno de los eventos más antiguos y celebrados del país será los primeros días de noviembre. 

El tradicional Gran Premio Recoleta - Tigre, que se llevó a cabo por primera vez en 1906, hará su 24° edición y expondrá decenas de autos que fueron fabricados antes del 31 de diciembre de 1919.   

Cómo identificar un auto clásico 

El Club de Autos Clásicos de la República Argentina es la organización reconocida por la Federación Internacional de Vehículos Antiguos (FIVA), que se encarga de validar a un auto como clásico.

El principal requisito es que tenga al menos 30 años de haber sido fabricado y que no haya sufrido modificaiones mayores. Es decir, que no tenga repuestos pertenecientes a otros modelos o refacciones que hayan modificado su línea original. 

Un auto certificado como clásico cuenta con un carnet FIVA que le permite participar de exposiciones y competencias oficiales de rally. tanto a nivel nacional como internacional. 

En el país, se certifican desde hace más de 20 años, algo más de 100 vehículos cada año. En el caso de los autos importados, el club también se encarga de validar la calidad de auto clásico. Este tipo de vehículos, por supuesto, cuentan con un mayor valor de reventa 

Tags relacionados

Compartí tus comentarios