Kodak sale de la quiebra y deja el negocio de la fotografía

El gigante de la fotografía Kodak anunció oficialmente que salió de la quiebra, reestructurado y despojado de la mayoría de sus actividades de fotografía que le brindaron su reputación mundial. Hemos emergido como una compañía de tecnología enfocada en el negocio de imágenes al servicio de los mercados de embalajes, impresión funcional, comunicaciones gráficas y servicios profesionales. Resurgimos revitalizados, destacó el presidente de la firma, Antonio Perez, en un comunicado.
Luego de un proceso de un año y medio, Kodak terminó las últimas etapas de su reestructuración en el marco del Capítulo 11 (de la ley de quiebras de Estados Unidos, que habilita el concurso de acreedores), incluyendo la separación las actividades de imágenes para clientes personales y de impresión de documentación cedidas al fondo de pensiones de Kodak en el Reino Unido (KPP). Este fondo completó la compra de los negocios personalized imaging y document imaging de Eastman Kodak Company y creó una nueva compañía: Kodak Alaris. La nueva empresa y su nombre conservan el patrimonio y el legado de la marca Kodak, mientras se incorpora mayor velocidad y agilidad para satisfacer las necesidades del mercado y los cambios, expresó la compañía en un comunicado.