Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Kioscos sufren menos ventas de barritas, alfajores, cigarrillos y gaseosas

A pesar de tratarse de compras pequeñas por impulso, también sufren la baja en el consumo. Aseguran que, en promedio, las ventas se redujeron en torno al 40%

Kioscos sufren menos ventas de barritas, alfajores, cigarrillos y gaseosas

La caída del consumo interno impacta en casi todos los rubros de la economía. También en la venta en los kioscos, donde las compras están más vinculadas a pequeños gastos, por montos bajos, y más que nada por impulso, no programadas.

Con todo, algunos de los productos que más se venden en este tipo de comercios sufrieron en el últimos año caídas en ventas por encima del 40% como el caso de los cigarrillos que tuvieron una caída interanual en ventas en todas sus marcas y presentaciones de hasta 44,3%. Lo contradictorio es que en ese rubro, hubo aumentos de hasta 84,4% en los precios si se compara marzo de este año con el mismo mes del año anterior, según un informe difundido ayer por la consultora Focus Market.

"Con los aumentos, las dos principales empresas de cigarrillos bajaron sus ventas. Y lo que se vende son los cigarrillos de segundas y terceras marcas, que suben mucho. Además, el 40% de las ventas viene del contrabando, empresas clandestinas que existen en la provincia de Buenos Aires y el ingreso de tabaco desde países limítrofes y en los últimos tiempos incluso también de China y los Estados Unidos", explicó Adrián Palacios, presidente de la Unión de Kiosqueros de la República Argentina (Ukra).

Otras categorías que sufrieron bajas importantes en sus operaciones fueron alfajores, barras de cereales y gaseosas. Por ejemplo, los alfajores cuyo precios están por encima de los $ 20 tuvieron caídas de hasta el 34,5% en el último año. En el caso de las barras de cereal, salvo algunas presentaciones, la baja fue entre 12% y 31%. Mientras que las gaseosas tuvieron una caída con alza de precios de hasta 39,6%. En cambio las bebidas isotónicas (deportivas) incrementaron su consumo en casi todas sus variedades.

En este contexto, durante el último año, cerraron 3500 kioscos en todo el país, según los datos de Ukra. "Ahora estamos evaluando la cantidad exacta que cerraron de enero a abril de este año. Muchos desaparecieron y otros pasaron a los kioscos-ventana", denunció Palacios. En este sentido, explicó que pasaron de un alquiler de $ 20.000 a uno de $ 6000 por ejemplo.

"No somos formadores de precios y siempre tratamos de conseguir valores accesibles para nuestros clientes", destacó. Y agregó que el precio de un alfajor puede variar de $ 30 en un kiosco ubicado en la calle Florida, en plena Ciudad de Buenos Aires, a $ 10 en puntos de venta en localidades del conurbano bonaerense. Desde la entidad, estiman que en la Argentina funcionan unos 95.000 kioscos, de los cuales 55.000 están registrados en la provincia de Buenos Aires –donde habría otros 40.000 en negro– y 18.000 en Capital Federal.

"El consumo impulsivo en algunas categorías padeció limitaciones de gasto respecto del ingreso disponible pero en otros encontró sustitutos perfectos como alfajores más económicos, reemplazo de gaseosas por aguas isotónicas o disminución del hábito de fumar", detalló Damián Di Pace, director de Focus Market y asesor de la CAME.

En promedio, desde la consultora estiman que hoy un paquete de cigarrillos ronda los $ 51,50, los alfajores alrededor de $ 28, las gaseosas $ 30 y las galletitas $ 25. Con todo, los kiosqueros esperan un repunte del consumo para los próximos meses.

"El tráfico de cigarrillos, los días donde no hay clases y la falta de reactivación del consumo interno afectan directamente a los kioscos. Estamos esperando una reactivación en mayo, con un aumento de venta de golosinas y galletitas, que son los productos más consumidos por los chicos que van a la escuela. Se va reactivando de a poquito", agregó Palacios. Según el último informe de la CAME, las ventas en comercios minoristas finalizaron marzo con una caída de 4,4% frente al mismo mes del año anterior. En el caso de las golosinas, la caída fue del 5 por ciento.