U$D

JUEVES 13/12/2018
Dólar Banco Nación
/
Merval

China busca ahondar alianzas con Brasil para garantizarse su soja

En medio de la guerra comercial con EE.UU., el país asiático busca tener asegurado el acceso a la materia prima. A Bolsonaro le preocupa este avance del gigante oriental

Sinograin, la empresa estatal china, decidió mientras tanto seguir importando soja norteamericana

Sinograin, la empresa estatal china, decidió mientras tanto seguir importando soja norteamericana

Empresas chinas y brasileñas podrían crear sociedades conjuntas para el procesamiento de soja, afirmó en Brasilia el ministro consejero a cargo de asuntos políticos en la embajada china, Qu Yuhui. Aunque no hay una conversación actual entre ambos gobiernos por este asunto, si la iniciativa avanza, el gigante sudamericano podría aumentar sus envíos del producto con valor agregado al país asiático, su principal comprador de soja sin procesar.

Con la guerra comercial ardiendo entre China y Estados Unidos, los comentarios del diplomático fueron amplificados en la prensa brasileña, ya que hasta ahora la soja es la principal exportación agrícola de EE.UU. a China, con un valor comercial de u$s 12.700 millones en 2017.

Qu dijo que las firmas chinas procesan el mayor volumen de semillas de soja en plantas locales en vez de comprar la harina a Brasil, pero que, de todas formas, las empresas elegirán lo que les sea más rentable. "Si una empresa china y una brasileña fundan juntas una sociedad conjunta en Brasil para procesar semillas de soja, es una buena elección para las ganancias de ambos lados", dijo Qu a Reuters, agregando que tal sociedad podría aliviar los costos logísticos en Brasil. Igual dijo que actualmente no es un tema entre los dos gobiernos la posibilidad de darle a Brasil una cuota de harina de soja con una tasa de importación más baja.

En el 2017, la inversión china en Brasil se elevó a un máximo de siete años, lo que avivó el debate sobre sus relaciones ante las elecciones de octubre en el gigante latinoamericano. En una reciente entrevista, el candidato de extrema derecha, Jair Bolsonaro, dijo que "China no está comprando en Brasil, sino que está comprando Brasil. Este es un gran problema que debería preocuparnos". Qu opinó que es difícil entender la preocupación de Bolsonaro ya que los compradores chinos sólo representan un 3% de las compras extranjeras de territorio en Brasil.

En tono diplomático, Qu aseguró que China y Brasil seguirían trabajando hacia un desarrollo mutuo sin importar quién gane la elección presidencial. Proyectó que en los próximos dos a tres años el comercio bilateral tendría un crecimiento de 25% a u$s 110.000 millones.

Mientras tanto, ayer finalmente trascendió que un buque que llevaba soja de EE.UU. a China descargó su cargamento por valor de u$s 23 millones en el puerto chino de Dalian, convirtiéndose en uno de los primeros envíos gravados con los nuevos aranceles de importación a medida que se profundiza la guerra comercial entre los gobiernos de Pekín y Washington. El barco había llegado a la costa el 6 de julio, poco después de que China impusiera aranceles del 25% a bienes estadounidenses, incluyendo la soja, por valor de u$s 34.000 millones, en represalia a una medida similar de EE.UU.

El administrador chino Sinograin confirmó que pagará el arancel de importación adicional del 25% sobre su carga de 70.000 toneladas de semillas de la oleaginosa, unos u$s 6 millones-.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés