Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Cambio de foco en el negocio de los helados, de los kioscos a los supermercados

Las marcas que lideran el sector apuestan a líneas de productos con precios económicos y a incrementar su oferta en las principales cadenas.

Cambio de foco en el negocio de los helados, de los kioscos a los supermercados

Aunque el clima no ayudó demasiado, con temperaturas muy otoñales hasta principios de noviembre, la temporada de helados ya está oficialmente lanzada. Este año, en el marco de una caída general del consumo, Nestlé y Arcor, las dos empresas que dominan el mercado de los helados “por impulso” —los que se venden en kioscos y estaciones de servicios— apostarán por dos estrategias para no perder volumen: sumar nuevas líneas de productos con precios más accesibles e incrementar su presencia y oferta en el canal de supermercados.

“Estamos con una política muy agresiva en precios. El 40% de nuestro portfolio hoy está por debajo de los $ 20”, explicó a El Cronista Luis Villavicencio, director General de Frigor, la marca de helados de Nestlé.

Su competidora Arcor también lanzó una línea con precios más económicos con su propia marca. “Hoy el consumidor es muy conciente de los precios de lo que compra y analiza mucho las propuestas. Armamos nuestro portfolio para ese consumidor más racional. Desarrollamos toda una línea de paletas con la marca Arcor con cremas heladas que parten de un precio sugerido de $ 15”, detalló Fernando Samela, responsable de Helados del grupo. Y destacó que 22 de sus productos, casi el 50% del total de su oferta, tienen precios por debajo de los $ 25.

Con todo, la gran apuesta de la marca para esta temporada será en el canal supermercados, donde hasta ahora tenía escasa presencia, y que les permitirá competir por precio con las heladerías tradicionales. “Nuestro foco era el kiosco, un lugar de paso de conveniencia, pero estudiamos los hábitos de los consumidores y vimos que era importante tener una propuesta con nuestras marcas también para el hogar –indicó Samela—. En el caso de los supermercados, la estacionalidad es menos marcada”. La línea incluye baldes, postres (chocotorta, Aguila, Tofi) y envases de cuarto kilo. La compañía invirtió $ 80 millones para los nuevos lanzamientos 2017, que incluye 43 productos de los cuales 24 son nuevos.

Así la tradicional pelea que ambas empresas mantienen en el canal de los kioscos y las estaciones de servicio –Arcor asegura tener 55% de participación en todo el país y Nestlé 60% en Capital y GBA— se trasladará ahora también a los supermercados.

Es que Nestlé también amplió su propuesta en las cadenas con el relanzamiento de su marca Novelty, exclusiva para los super. “La categoría de helados para supermercados se volvió más premium con alternativas de muy buena calidad”, advirtió Villavicencio. La temporada les demandó una inversión de u$s 1,2 millones pero ya prevén que para la próxima temporada harán su inversión más grande de los últimos 10 año para este segmento. Desde la empresa aseguran que aún tienen mucho espacio para crecer ya que el consumo de helados per capita en la Argentina es aún bajo comparado con otros países de la región.

Si bien el clima es un factor importante en el negocio de los helados y este año la llegada del calor se retrasó, desde ambas compañías estiman que es muy pronto para hablar de un impacto en los números generales de la temporada.

 

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar