Salud

El pequeño cambio en tu rutina que puede ayudarte a ser más feliz: no falla y es fácil de hacer

El doctor Robert Waldinger reveló un enfoque sencillo para incorporar en nuestra rutina y alcanzar la felicidad a pesar del estrés.

En esta noticia

La felicidad es un objetivo hacia el que todos aspiramos. Sin embargo, el estrés y la ansiedad pueden alejarnos de nuestro propósito. 

El doctor Robert Waldinger, director del Estudio del Desarrollo Adulto de la Universidad de Harvard, dedicó su vida a estudiar el bienestar de los individuos. En su opinión, existe un enfoque sencillo que podemos incorporar en nuestra rutina para ser más felices

La felicidad es un objetivo hacia el que todos aspiramos. Fuente: Archivo El Cronista. 

Cómo anda el dólar HOY en México: cotización de este viernes 20 de octubre

La misteriosa aerolínea que vuela sin vender pasajes y esconde un secreto en el Área 51

Cómo ser más feliz con un pequeño cambio en tu rutina

El Estudio del Desarrollo Adulto de la Universidad de Harvard demostró que las personas que tienen relaciones sociales fuertes son más felices y saludables.

Asimismo, descubrió que un pequeño cambio en nuestra rutina puede tener un gran impacto en nuestro bienestar. Se trata de incorporar la "aptitud social" a nuestro día a día, que consiste en conectar con los demás de manera significativa. Se basa en tres pilares:

  • Conectar con los demás. Las relaciones sociales son fundamentales para nuestra felicidad. Dediquemos tiempo a las personas que nos importan. 
  • Ser generoso con los demás. Cuando ayudamos a los demás, nos sentimos bien con nosotros mismos y construimos relaciones más estables. 
  • Ser compasivo con los demás. La empatía y la comprensión nos permiten conectar con los demás de forma más profunda. 

¿Cómo incorporar la aptitud social a nuestra rutina?

La mejor manera de incorporar este enfoque es seguir un sistema de dos vías. 

Por un lado, dar. Es importante dedicar tiempo y energía a los demás. Esto puede ser tan simple como llamar a un amigo, visitar a tu familia o ayudar a alguien de tu comunidad.

Por otro lado, recibir. Permitir que los demás te den te ayudará a sentirte mejor. Puede ser tan simple como aceptar un cumplido o pedir ayuda. 

La idea central es desviar tu atención hacía las personas y cosas que te hacen sentir bien y que realmente te importan. 

La clave de la felicidad: dar y recibir. Fuente: Archivo El Cronista. 

¿Cómo empezar?

Comienza con pequeños cambios. Dedica 15 minutos cada día a conectar con los demás. Llama a un amigo, pasa tiempo con un familiar o ayuda a quien lo necesite. 

A medida que vayas practicando, te convertirás en una persona más social y, en consecuencia, más feliz. 

Temas relacionados
Más noticias de Salud