Salud

El factor poco conocido que puede causar obesidad o sobrepeso: cómo prevenirlo

Este elemento podría estar afectando tu salud sin saberlo. Conoce más.

En esta noticia

 El sedentarismo y la mala alimentación son los factores más comunes del sobrepeso o la obesidad. Pero esta enfermedad es provocada también por una causa que muy pocos conocen que podría estar afectando tu salud.

Los 8 trucos para adelgazar sin dietas ni hacer ejercicios, recomendados por expertos

Se trata de un elemento omnipresente que te puede estar provocando un aumento de peso sin darte cuenta.

el factor poco conocido que puede estar afectando tu peso. Fuente: Freepik

Es un compuesto químico que impide el desarrollo de una vida plena y sana que se puede encontrar en productos de uso diario como detergentes, comidas, envases de plástico, ropa o cosméticos.

Conocidos como obesógenos, pueden producir un aumento de la masa del tejido adiposo blanco o grasa solo ante la exposición frente a ellos. Puede ser a través de la ingesta, por contacto o la inhalación de aire contaminado.

Qué son los obesógenos y cómo afectan la salud

Estos productos químicos se pueden encontrar en el ambiente o en numerosos productos de uso diario, también en alimentos. Provocan alteraciones sobre el metabolismo y promueven el aumento de peso.

Estos pueden afectar tu salud al actuar como perturbadores del sistema endocrino, según Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos. Los obesógenos interfieren en el funcionamiento de las hormonas.

Este compuesto incrementa el número y tamaño de las células encargadas de acumular grasa. Entre los productos más comunes que pueden ser obesógenos están:

  • Humo de cigarro.
  • Contaminación del aire.
  • El tributilestaño.
  • Retardantes de llama.
  • Ftalatos, una amplia clase de productos químicos que se añaden a muchos productos de consumo para hacerlos más suaves.
  • El bisfenol A.
  • Algunos pesticidas.
  • Bifenilos policlorados (PCB)

Cómo prevenir la exposición de obesógenos

Los estudios realizados hasta el momento indican estos químicos no provocan directamente la obesidad, pero pueden aumentar la sensibilidad a ganar peso. El mayor riesgo es ante exposiciones durante el desarrollo temprano, es decir en la formación del feto o los primeros años de vida.

Para prevenirlo se recomienda:

  • Comer frutas y verduras frescas de origen orgánico
  • Reducir la ingesta de carne
  • Disminuir el uso de plásticos o productos que los contengan
  • Evitar dar a los bebés y niños agua en recipientes de plástico
  • No utilizar plásticos en el microondas
  • Evitar muebles que hayan sido tratados con retardantes de llama
  • Elegir productos de higiene personal sin fragancia
  • Usar sartenes de cerámica en lugar de teflón

Temas relacionados
Más noticias de Bienestar