Macabro y lunático

Se filtró el oscuro secreto detrás del cerebro de Albert Einstein: dónde está realmente

El físico alemán Albert Einstein jamás descansa en paz

En esta noticia

Se filtró el oscuro secreto que hay detrás del cerebro Albert Einstein, uno de los hombres más brillantes de todo el mundo y que cambió la historia del universo con su Teoría de la Relatividad por medio de la ecuación E=mc², descubrimiento que le significó el premio Nobel de Física en 1921.

No cabe duda que Albert Einstein fue uno de los cerebros de la ciencia que más marcó el siglo XIX con sus investigaciones y descubrimientos. Tras su muerte el 18 de abril de 1955, una nueva historia se empezó a escribir sobre el genio alemán.

El genio alemán, Albert Einstein. Fuente: Archivo.

¿Qué pasó con Albert Einstein tras morir?

Einstein murió en Princeton, New Jersey, Estados Unidos, en 1955 a causa de una ruptura de un aneurisma de la aorta abdominal.

Al morir Einstein, el patólogo Thomas Harvey, en un acto descrito por él como un hecho "heroico para la ciencia", y por otros, como una aberración propia de un lunático, le sacó el cerebro al físico alemán sin el permiso y/o consentimiento de su familia

Thomas Harvey, literalmente, se robó el cerebro de Albert Einstein.

El cuerpo del científico fue cremado y sus cenizas fueron arrojadas al río Delaware conforme fue su última voluntad. Lo que sus herederos y dolientes no sabían era que el cuerpo de Albert Einstein había sido entregado, incinerado y arrojado al río, incompleto.

Thomas Harvey y el cerebro de Einstein. Fuente: Wikimedia.

El Sol se apagará muy pronto y la Tierra quedará a oscuras por tres horas

¿Por qué no soy feliz?: estos son los hábitos que podrían dañar tu bienestar

El recorrido macabro del cerebro de Einstein

Una vez el Hospital de Princeton se enteró de esta hazaña hecha por Thomas Harvey, lo despidió, pero con él se fue el cerebro del hombre más brillante de los últimos siglos. ¿Qué vino después? Algo realmente macabro y digno de una película de terror.

  • Harvey diseccionó el cerebro de Einstein en 240 pedazos y los conservó en celoidina.
  • Creó 12 juegos de 200 diapositivas que contenían muestras del tejido cerebral Einstein.
  • Dividió las piezas en dos recipientes con alcohol y se las llevó a su casa para esconderlas en el sótano.

Thomas Harvey parecía estar obsesionado con el cerebro del genio más grande que, hasta entonces, había aflorado en la ciencia. El patólogo, ya con el cerebro dividido en láminas, las repartió por correo a diferentes colegas e investigadores.

Harvey fue llamado lunático y enfermo por colegas que no aceptaron las partes del cerebro de Albert Einstein. Esto no termina ahí. Su esposa al ver en lo que se había convertido, lo dejó.

Thomas Harvey, patólogo que robó el cerebro de Albert Einstein. Fuente: BBC.

El dato más oscuro sobre el fin que había tenido el cerebro del genio alemán

Tras una entrevista que Steven Levy le realizó al patólogo en el 78, varios científicos se interesaron por las partes diseccionadas del cerebro de Einstein.

Una nueva historia y un nuevo rumbo tomaría el cerebro creador, nunca antes mejor escrito, de importantes hallazgos para el universo como lo son la Teoría de la Relatividad Especial, Teoría de la Relatividad General y el Efecto Fotoeléctrico, entre otras más.

Museo Nacional de Salud y Medicina del Ejército de Estados Unidos. Fuente: BBC.

Investigaciones sobre Thomas Harvey relatan que el patólogo, obsesionado por la mayonesa, cortaba el cerebro de Albert Einstein sobre una tabla de quesos con un cuchillo exclusivo para tal fin y enviaba los pedazos en frascos de la mayonesa que consumía.

Trozos del cerebro de Einstein en frascos de mayonesa. Fuente: BBC.

Datos curiosos del cerebro de e Einstein

Tras décadas de recorrer sótanos, laboratorios, y correos, el cerebro de Albert Einstein terminó en el Museo Nacional de Salud y Medicina del Ejército de Estados Unidos.

  • El cerebro de Einstein fue más pequeño de lo esperado. Pesaba 1.230 gramos
  • Tenía una mayor cantidad de células gliales en comparación con la población promedio.
  • Se descubrió que tenía un surco excepcionalmente desarrollado en la corteza cerebral.
  • Las regiones relacionadas con la cognición y la creatividad estaban altamente desarrolladas en su cerebro.

Albert Einstein había pedido ser cremado para evitar que la gente fuera a visitarlo a una tumba y adorar sus huesos. 

El robo de su cerebro con fines científicos hace parte de la historia del genio alemán. Thomas Harvey murió el 5 de abril del 2007, en Hopewell, New Jersey. Debido a esta macabra acción con fines científicos, el patólogo pasó a la historia ligada a Albert Einstein.

Temas relacionados
Más noticias de Albert Einstein