Ciencia

Hidrógeno blanco: el descubrimiento que podría terminar con el mayor peligro de la humanidad

En una expedición en la región de Lorena, en el norte de Francia, dos científicos encontraron un depósito de hidrógeno natural de proporciones colosales que podría cambiar el mundo.

En esta noticia

Jacques Pironon y Philippe De Donato, investigadores del Centro Nacional de Investigaciones Científicas de Francia (CNRS), realizaron un importante descubrimiento que podría ser una gran arma contra el cambio climático.

Los científicos buscaban combustibles fósiles en la región de Lorena cuando utilizaron una sonda especializada para analizar los gases disueltos en el agua estancada en formaciones rocosas de gran profundidad.

Los resultados fueron sorprendentes: encontraron un depósito de hidrógeno natural con una capacidad de hasta 46 millones de toneladas. Este número equivale a más de la mitad de la producción anual de hidrógeno gris.

El descubrimiento que podría revertir el cambio climático. Fuente: Archivo El Cronista.

Confirman INFLACIÓN a la BAJA para este mes: qué fue lo que más bajó de precio

Este es el significado de que un ciempiés visite tu hogar

El descubrimiento que podría cambiar el mundo

En una expedición en la región de Lorena, en el norte de Francia, dos investigadores descubrieron un depósito de hidrógeno blanco de proporciones colosales.

Según las estimaciones de los científicos, el depósito podría contener entre 6 y 250 millones de toneladas métricas de hidrógeno

"Es común encontrar pequeñas cantidades. Sin embargo, a medida que avanzó la investigación, el nivel de concentración aumentó. A 1100 metros de profundidad era del 14%, a 1250 metros era del 20%", explicó Jacques Pironon a CNN.

Hidrogeno blanco, el combustible del futuro. Fuente: Archivo El Cronista. 

Hidrógeno blanco: el combustible del futuro

El hidrógeno blanco es una fuente de energía limpia que tiene el potencial de revolucionar el mundo. A diferencia de otros combustibles, no produce emisiones de gases de efecto invernadero

Actualmente, la producción de hidrógeno comercial se realiza a través de procesos que consumen mucha energía y dependen en gran medida de los combustibles fósiles. El hidrógeno blanco, por el contrario, se produce a partir de agua y electricidad.

Sin embargo, aún existen desafíos técnicos y económicos para que el hidrógeno blanco pueda convertirse en una fuente de energía viable a gran escala. Las empresas emergentes están trabajando para desarrollar nuevas tecnologías que permitan extraer y transportar el hidrógeno blanco. 

En los próximos años, su utilización podría tener un impacto positivo en la transición hacia una economía baja en carbono, amable con el medioambiente

Temas relacionados
Más noticias de descubrimiento