EL FIN DE LA URSS

Qué fue la Perestroika: la política de Gorbachov que disolvió la URSS

Hace 37 años, el entonces líder de la URSS anunció el inicio del proceso del cambio radical del sistema político y social del país que culminaría con la disolución de la Unión Soviética.

"A veces es difícil de aceptar, de reconocer los propios errores, pero hay que hacerlo. Fui culpable de exceso de confianza y arrogancia, y fui castigado por eso". Así evaluó Mikhail Gorbachov, en una entrevista el proceso de reformas que lideró como último presidente de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, a partir de 1985. En efecto, el objeto de la Perestroika, como se conoció a esa política, era la modernización del país pero, paradójicamente, devino en la desaparición de la URSS y en la debacle del liderazgo del fallecido mandatario.

La URSS había sido fundada en 1922 como un Estado federal marxista-leninista, tras la Revolución Bolchevique de 1917. Con la muerte de Lenin, Stalin se hizo del poder y dirigió el país durante 31 años con una industria a gran escala, una economía centralizada y una extrema represión política. Durante gran parte de sus casi 70 años de existencia le compitió mano a mano a los Estados Unidos por la supremacía mundial. Esta oposición alumbró la denominada "Guerra Fría".

Murió Mikhail Gorbachov, el creador de la Perestroika

FT | La guerra Rusia-Ucrania cumple 6 meses: "El enemigo aprendió rápido"

Hacia 1985, cuando Mikhail Gorbachov llegó al poder, el "oso ruso" comenzaba a flaquear, los efectos de la centralización administrativa, plagada de corrupción, habían sido devastadores para una industria basada en una economía de planificación que ya no podía responder a las demandas del país más grande del mundo. 

Qué proponía la Perestroika de mikhail gorbachov

En ese contexto, Gorbachov planteó en la sesión plenaria del 23 de abril de 1985 del Politburó la necesidad de acelerar el desarrollo socioeconómico y mejorar el bienestar del pueblo. 

Gorbachov planteó en la sesión plenaria del 23 de abril de 1985 del Politburó la necesidad de acelerar el desarrollo socioeconómico y mejorar el bienestar del pueblo. Así nacía la Perestroika.

En ese contexto, anunció la implementación de las políticas de Glásnost (transparencia social y política) y Perestroika (reestructuración económica), diseñadas para modernizar el país, pero que fueron, a la vez, la causa de la desaparición de la URSS.

La Perestroika produjo dos grandes efectos:

  • Una gran descentralización de la economía, que comenzó a privatizarse, bajo el control de los gobiernos regionales. 
  • La participación política permitió el multipartidismo, el nacionalismo, cuestiones contrarias al régimen comunista. 


Los ideólogos de la Perestroika, al igual que la mayor parte de la población del país, no buscaban cambiar el modelo político, sino que querían limpiarlo de la corrupción e introducir libertades democráticas al rechazar fuertemente los aspectos negativos de este modelo como el culto a la personalidad, que en la URSS había quedado muy arraigado durante el período stalinista.

Mikhail Gorbachov junto al presidente de Alemania Oriental, Erich Honecker.

Dicho de otra forma, la idea era mejorar pasar de un comunismo a un modelo más socialista.

LA PERESTROIKA: UN DESCENLACE TRÁGICO

La política de Gorbachov provocó cambios drásticos, tanto en la política como en la economía. 

El proceso buscó desmantelar el sistema económico planificado y pasar a una economía de mercado en un país que no estaba preparado para ello. El desastre soviético fue el que China tomó de ejemplo, luego, para modernizar su economía. Gorbachov no tuvo modelo a seguir.

Otra causa que llevó a la caída de la URSS fue el nuevo pensamiento político. Gorbachov dejó atrás la confrontación entre el comunismo y el capitalismo y propuso a su antiguos adversario, EE.UU. Pero la administración de Ronald Reagan tenía otros planes y no quería retroceder. 

Gorbachov junto a su sucesor Boris Yeltsin.

Así, cada paso de la URSS fue, en gran medida, forzado por su gran rival de Occidente y eso llevó a su debilitamiento en el escenario internacional. 

Finalmente, en algunas repúblicas de la Unión Soviética nacieron los movimientos nacionalistas que buscaban la independencia. Todo comenzó con las repúblicas bálticas, pero muy pronto esas ideas se propagaron por otras partes del inmenso país. En un último y desesperado intento, en 1990 se celebró un referéndum sobre la preservación de la URSS como un país unido, en el que participó la mayoría de las repúblicas, y la mayoría de los votantes apoyó la idea. 

A pesar del plebiscito, varias repúblicas socialistas proclamaron su independencia de la Unión Soviética. Esta situación provocó la renuncia de Gorbachov.

DE LA URSS A LA CEI

El 8 de diciembre de 1991, los presidentes Borís Yeltsin, presidente de Rusia; Leonid Kravchuk, de Ucrania; y Stanislav Shushkiévich, de Bielorrusia; firmaron, en la reserva natural de Belavézhskaya Pushcha, el acta de defunción de la URSS, que quedó disuelta de facto el 26 de diciembre de ese mismo año. 

A fines de 1990, varias repúblicas socialistas proclamaron su independencia de la Unión Soviética. Esta situación provocó la renuncia de Gorbachov.

En su lugar nacía la Comunidad de Estados Independientes (CEI), organización supranacional configurada por 10 de las 15 ex repúblicas soviéticas.

La URSS se desplomó y sin control. Había fracasado el experimento comunista. La guerra fría había desangrado a la URSS, al gastar grandes cantidades de recursos en armamento y tecnología improductiva y mantener gran cantidad de hombres en armas. 

La corrupción, una lacra atribuida al capitalismo, se desarrolló en la enorme burocracia del Estado y en las repúblicas que lo conformaban. Los planes de desarrollo y producción también fracasaron. Habían sido mal enfocados, gestionados y los objetivos nunca se lograron.

Temas relacionados
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.