Crisis energética: el petróleo sigue subiendo y hay temores de efecto contagio

La semana pasada el Brent rozó una marca de tres años, y se espera que los precios sigan aumentando por la falta de gas y carbón. La crisis energética también está empujando el costo de metales como cobre y aluminio

La semana pasada el Brent tocó la barrera de los u$s 85 por barril, por primera vez desde 2018, y cada vez hay más temor sobre el efecto contagio que la crisis del gas y el carbón pueda generar en los precios del petróleo.

Recientemente, Bank of America pronosticó que el barril de Brent podría alcanzar los u$s 100 en el contexto de la crisis energética. Una mayor demanda de crudo, debido al cambio por los altos precios del gas y del carbón, impulsaría el valor, a medida que las economías se reactivan y el hemisferio norte se acerca al invierno.

"Una aguda escasez de suministros de gas natural, GNL [gas natural licuado] y carbón, derivada de la recuperación económica mundial que se está gestando ha causado un vertiginoso aumento de los precios de los suministros de energía y está provocando un cambio masivo a los derivados del petróleo", dijo la Agencia Internacional de Energía (IEA, por sus siglas en inglés). "Los datos provisionales de agosto ya indican que hay una demanda inusualmente alta de fuel oil, crudo y destilados medios para las centrales eléctricas en varios países, incluida China", agregó.

China redobla sus esfuerzos para contener la crisis energética

IEA estima que la creciente demanda podría implicar unos 500.000 barriles por día (bpd) extra en promedio, durante los próximos seis meses. En este escenario, la suba de los precios de la energía está alimentando las crecientes presiones inflacionarias a nivel mundial y, junto con los cortes por escasez -como ya está pasando en China y Europa-, podrían generar una menor actividad industrial y una desaceleración de la actividad económica, según la agencia.

En Estados Unidos están observando la situación de cerca: el vocero del Departamento de Estado, Ned Price, reconoció que el gobierno estadounidense expresó en privado sus "preocupaciones" a miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados (OPEP+), incluida Rusia.

Pero la organización no está dispuesta a alterar sus planes y dijo que continuará con su esquema gradual de aumento de la producción, que en noviembre agregará 400.000 bpd. "Los mercados de gas, de carbón y de otras fuentes de energía necesitan un regulador. Esta situación nos dice que hay que copiar y pegar lo que la OPEP+ ha hecho y lo que ha conseguido", dijo el príncipe Abdulaziz bin Salman, ministro de Energía de Arabia Saudita, líder de la OPEP+. "Hemos hecho un trabajo extraordinario", concluyó.

China y Europa complicados por la crisis energética: qué pasó y cómo afecta a los precios del gas y el petróleo

"Lo que vemos hoy en el mercado del petróleo es un incremento [de precios] del 29%, frente a aumentos del 500% en los precios del gas [natural], del 300% en los del carbón, del 200% en los GNL", comparó bin Salman.

IEA estimó que la producción mundial de petróleo habrá crecido en unos 2,7 millones bpd entre septiembre y fin de año, a medida que la OPEP+ reduce sus cortes de producción impuestos durante la pandemia y EE.UU. -que recientemente tuvo una inusual caída en sus reservas en Cushing- se recupere, tras los problemas climáticos. Aun así, IEA estima que el mercado tendrá un déficit de 700.000 bdp para lo que resta de 2021.

Aparte del mercado energético, la crisis también está empezando a repercutir sobre el precio de los metales, debido a los problemas de producción por los cortes. La semana pasada el cobre alcanzó los u$s 10.000 por tonelada (un máximo de 10 años), el zinc subió un 14% y superó un récord de 14 años, mientras que el aluminio tocó niveles de 2008.

Por qué hay una crisis energética en China y cómo afecta al mundo

En Europa, los futuros del gas siguen en aumento a pesar de que Rusia se comprometió a incrementar sus envíos. Esta semana, los líderes de la Unión Europea se reunirán para discutir el precio de la energía y una serie de medidas -que incluyen topes de precios, recortes de impuestos y subsidios- para tratar de suavizar el impacto en los consumidores y empresas.

Por otra parte, China emitió un nuevo conjunto de cuotas de importación de crudo para refinerías independientes (14,89 millones de toneladas) para este 2021, algo que también podría incidir en los mercados.

El gigante asiático ha asegurado en repetidas ocasiones a los usuarios que el suministro de energía estará asegurado para la temporada de invierno. China ha tomado una serie de medidas para contener la suba de los precios del carbón (que representa más de la mitad de la matriz energética), como el aumento de la producción nacional y racionamientos para las industrias y fábricas en los periodos de máxima demanda.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios