Con participación del IICA, el Foro de Ruanda enfatiza que la cooperación conjunta África-América es clave para la seguridad alimentaria mundial

La conferencia, en la que debaten durante cuatro jornadas líderes de gobiernos, organismos internacionales, la academia y el sector privado de todo el mundo, tiene lugar en la ciudad de Kigali, la capital de Ruanda.

África y las Américas profundizaron sus lazos de cooperación tendientes a mejorar la sostenibilidad de sus sistemas agroalimentarios, con la participación del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) en la Cumbre Anual de AGRF, principal foro africano que impulsa la agenda de la agricultura y la alimentación de ese continente.

La conferencia, en la que debaten durante cuatro jornadas líderes de gobiernos, organismos internacionales, la academia y el sector privado de todo el mundo, tiene lugar en la ciudad de Kigali, la capital de Ruanda.

La Cooperación Sur-Sur, que ya está estableciendo productivas hojas de ruta para la colaboración recíproca y el intercambio de experiencias entre naciones de América Latina y el Caribe, y África, en las que también intervienen países asiáticos, resulta crucial para enfrentar las causas de la inseguridad alimentaria, la desnutrición y la degradación ambiental en esas regiones y a nivel global.

La presidenta de la Alianza para una Revolución Verde en África (AGRA) y enviada especial del Secretario de la ONU para la Cumbre de Sistemas Alimentarios 2021, Agnes Kalibata; puntualizó que la Cooperación Sur-Sur ya se viene desarrollando desde hace tiempo, pero que hoy el mundo vive un momento especialmente crítico que obliga a profundizarla. Crédito: IICA.

Esa fue una de las principales conclusiones del panel titulado "Cooperación Sur-Sur: Liderazgo de las Américas y Asia", que se desarrolló en la Cumbre Anual de AGRF y fue abierto por Agnes Kalibata, presidenta de la Alianza para una Revolución Verde en África (AGRA) y enviada especial del Secretario de la ONU para la Cumbre de Sistemas Alimentarios 2021, junto al Director General del IICA, Manuel Otero.

En la discusión también participaron el ministro de Agricultura y Seguridad Alimentaria y Nutricional de Barbados, Indar Weir; el ministro de Agricultura y Desarrollo Rural de Mozambique, Olegario dos Anjos Banze; el ministro de Agricultura de Guyana, Zulfikar Mustapha; el Asesor Especial del Director General del IICA, Jorge Werthein; el Jefe Regional para África Oriental de AGRA, Jean Jacques Muhinda; el catedrático de la Universidad Agrícola de China, Shenggen Fan; el Director Ejecutivo de la Fundación Syngenta, Simon Winter; y la Directora de Innovación del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Abastecimiento de Brasil, Sibelle de Andrade Silva.

El moderador fue Javier Mateo Vega, de la Alianza entre Bioversity International y el Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT).

Continentes protagonistas

El Director General del IICA, el argentino Manuel Otero, participó en Kigali, Ruanda, del mayor foro africano de alimentación y agro, con la presencia de presidentes y minutos de decenas de paises de ese continente.

"Cuanto más profunda es la crisis, más cooperación necesitamos", señaló Manuel Otero, en relación a la confluencia del cambio climático, los duraderos efectos económicos y sociales de la pandemia de Covid-19 y los aumentos de precios de energía, alimentos y fertilizantes por el conflicto bélico en Europa del Este.

"La cooperación es la acción y el resultado de trabajar juntos. Y por eso estamos aquí en África", agregó el Director General del IICA, quien explicó: "La cooperación se da entre iguales y eso es lo que somos. Esa es la esencia de la Cooperación Sur-Sur, en la que creemos fuertemente, porque significa construir puentes. Esa es la razón por la que priorizamos el diálogo entre las Américas y África".

El ministro de Guyana, Zulfikar Mustapha (izquierda); consideró que el Sur global debe reconocer sus desafíos comunes: "Necesitamos establecer alianzas que nos permitan estimular la industrialización y el agregado de valor a nuestras materias primas". Por su parte, el ministro de Barbados, Indar Weir (derecha); se refirió a la vulnerabilidad de los países caribeños ante el cambio climático, que es el mismo que sufren distintos países africanos, y valoró la tarea de cooperación técnica del IICA en favor de la resiliencia. Crédito: IICA.

Otero dejó un mensaje muy claro: África, como el continente americano, puede alimentar al mundo, y su desarrrollo agropecuario es una enorme oportunidad para las Américas.

Otero hizo foco en lo que tienen en común África y las Américas, que suman el 39% de los bosques del mundo y el 51% del stock de carbono, además de gran parte de los ecosistemas de valor ambiental y productivo del planeta. "Estamos aquí para transformar ese potencial en acción, de manera que sirva para mejorar la calidad de vida de quienes viven en las zonas rurales", afirmó.

"Tenemos que convencernos que África y las Américas tienen un pasado y un presente conjunto y un futuro que ofrecer al mundo. Por eso empezamos a dialogar con instituciones africanas. Debemos ser pragmáticos. El tiempo para la acción es ahora. No debemos esperar que nos ayuden, sino ser protagonistas del nuevo tiempo", cerró el Director General del IICA.

Agnes Kalibata puntualizó que la Cooperación Sur-Sur ya se viene desarrollando desde hace tiempo, pero que hoy el mundo vive un momento especialmente crítico que obliga a profundizarla.

"Hoy la pregunta es cómo caminamos juntos. Ya tenemos una cantidad de proyectos conjuntos, de los que se benefician países africanos, latinoamericanos y caribeños. En mi país, Ruanda, tenemos una gran conexión con Brasil, que nos ha enseñado cómo la agricultura puede contribuir al desarrollo económico. Tenemos que conocernos mejor y, cuánto más avancemos, más vamos a crecer", dijo Kalibata.

La institución que preside Kalibata, AGRA, organizó en julio pasado en Costa Rica, junto al IICA y la Agencia de Desarrollo de la Unión Africana - Nueva Alianza para el Desarrollo de África (AUDA-NEPAD), la "Cumbre Ministerial África-Américas sobre Sistemas Agroalimentarios", que fortaleció la cooperación birregional para enfrentar los desafíos a la seguridad alimentaria y la sostenibilidad ambiental.

Jean Jacques Muhinda hizo un repaso de los avances que se han logrado durante 2022 en material de cooperación entre las Américas y África e hizo foco en la importancia del intercambio de conocimientos científicos y tecnológicos para hacer la actividad agrícola más sostenible y resiliente.

Muhinda también habló de la necesidad de incrementar el comercio de alimentos entre los dos continentes. "Nuestro potencial para la cooperación mutua no tiene límites", afirmó.

El ministro de Barbados, Indar Weir, se refirió a la vulnerabilidad de los países caribeños ante el cambio climático, que es el mismo que sufren distintos países africanos, y valoró la tarea de cooperación técnica del IICA en favor de la resiliencia.

"Debemos reconocer que estamos ante un desafío de magnitud, que no podemos afrontar solos. Barbados, que es un pequeño estado insular, no tiene los recursos financieros para realizar las inversiones requeridas para enfrentar huracanes e inundaciones que afectan nuestra producción de alimentos", explicó Weir.

El ministro de Guyana, Zulfikar Mustapha, quien participó de manera virtual desde Georgetown, consideró que el Sur global debe reconocer sus desafíos comunes: "Necesitamos establecer alianzas que nos permitan estimular la industrialización y el agregado de valor a nuestras materias primas".

A su turno, Jorge Werthein recordó que el acercamiento entre los dos continentes empezó a tomar forma cuando Agnes Kalibata invitó al IICA a formar parte de la Red de Campeones de Cumbres, una de las estructuras creadas para preparar y apoyar la Cumbre sobre Sistemas Alimentarios de la ONU 2021.

"Empezamos a trabajar juntos y entendimos que la agricultura de África y de América Latina y el Caribe tiene muchos problemas comunes. No tenemos dudas de que más cooperación va a mejorar la calidad de vida de las sociedades y la competitividad del sector agrícola", dijo Werthein.

"Los dos continentes necesitan cooperar para adaptarse al cambio climático y además pueden cumplir un rol fundamental en la mitigación. La agricultura de África y las Américas es parte de la solución, no del problema", concluyó.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.