Sánchez rompe con Podemos y pierde chances de renovar la presidencia

La permanencia del socialista Pedro Sánchez en el gobierno de España corre más riesgo que nunca luego de que anunciara el fin de las negociaciones con la formación de izquierda Podemos, luego de acusar al líder de la agrupación, Pablo Iglesias, de romperlas.

Sánchez necesita del apoyo de los diputados de ese espacio para retener la presidencia.

Llegado al poder en junio de 2018 luego de una moción de censura contra el conservador Mariano Rajoy, ganó las elecciones de abril pasado pero no logró la cantidad de legisladores necesarios para formar gobierno. Logró 123 escaños de los 176 necesarios. Por ese motivo, le es imprescindible contar con el apoyo de los 42 diputados de Podemos y de otros partidos regionales en la votación de investidura del 23 de julio.A juicio de Sánchez, el diálogo se rompió con la llamada a una consulta “trucada a las bases de Podemos sobre la posición que deben adoptar de cara a la votación de investidura.

Podemos condiciona su apoyo a que se conforme un gobierno de coalición con miembros del partido en el gabinete. Pero Sánchez se opuso, aunque la semana pasada flexibilizó su posición y ofreció ceder algunos ministerios a personas con perfil técnico. Esta última propuesta fue rechazada por Iglesias.

En todo caso, con o sin Podemos, la votación de investidura del 23 de julio camina hacia el fracaso.

Tags relacionados

Más de Internacionales