La economía de Chile entra en "la noche más oscura"

Mientras suben los números de contagios por coronavirus, la economía cae en picada: la otra pandemia que amenazaba con llegar ya se instaló en Chile. La fuerte caída del crecimiento promete un panorama negro.

Entramos a la "noche mas oscura, mas larga y mas fría . Esas fueron las palabras de Lucas Palacio, ministro de Economía de Chile, tras la fulminante caída del Indicador Mensual de Actividad Económica (IMACEC) que en abril descendió en un 14,1% superando así todas las expectativas del mercado, que planeaban una medición del 11% negativo.

Las pronunciada caída del indice, publicado por el Banco Central y que representa la actividad económica chilena de abril -abarcando cerca del 90% de los bienes y servicios del PIB del país- no se repetía desde la profunda crisis bancaria del año 1982, durante la dictadura de Pinochet.

Estos números hicieron que las autoridades reordenaran sus fichas de cara a los meses que vienen. "Esto hace que actualicemos nuestros escenarios de crecimiento para 2020 , aclaró el ministro Palacios ante los funestos números que se suman a las cifras de infectados.

Y el panorama esta lejos de mejorarse. El mundo económico vaticina que los números del mes de mayo podría ser aún peores, de ahí la necesidad de extender y profundizar las medidas adoptadas por el gobierno para ir en ayuda de las pymes y las familias mas vulnerables.

Cálculos desfasados

Como un binomio inseparable, las cifras de la pandemia influyeron fuertemente en la economía trasandina. Según expertos del mundo económico, "el gobierno sacó mal las cuentas y habría hecho cálculos "con la meseta de contagios en la mente en un momento en que "los contagios estaban bastante contenidos , explicó a Emol TV Andrea Repetto, economista e integrante del centro de estudios Espacio Público.    

Ante eso Repetto indicó que las iniciativas tomadas por el gobierno "estuvieron bien para la meseta (de entonces) pero ya no estamos ahí. Ahora estamos en una situación donde los contagios han crecido de forma rápida y ahora falta que las medidas sociales y económicas acompañen la evolución de las sanitarias .

Esta visión es compartida por economistas y académicos. "La velocidad del deterioro económico ha sido muy sorprendente , indicó Hermann González, economista del Centro Latinoamericano de Políticas Económicas y Sociales de la Universidad Católica de Chile (CLAPES UC). Y recalcó que cuando se diseñaron estas ayudas para las familias y empresas, se pensó que la magnitud y la persistencia de la pandemia sería menos que la actual.

"En CLAPES hicimos una propuesta de reactivación económica que incluye como primer pilar extender los beneficios que se han dado hasta ahora por tres meses más (...). Creemos que el Gobierno va a tener que mostrar esa disponibilidad y extender los beneficios más allá de lo que originalmente se pensó, tanto en plazos como en espacios para mejorarlos", agregó.

¿Los últimos cartuchos?

A pesar de la crisis social y financiera y casi como un mantra ideológico, el gobierno de Sebastián Piñera se ha negado sistemáticamente a romper el chanchito y abrir la alcancía de sus arcas públicas al sector mas necesitado de la población. El Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) se habría quedado corto no solo en monto sino también en el universo de personas a las que socorrería.

El IFE contempla tres pagos decrecientes que parte con 65 mil pesos chilenos el primer mes (unos 81 dólares) y termina en 45 mil pesos chilenos (56 dólares) en el tercer período. Gonzáles indicó que el monto disponible que se informó en relación al IFE fue de hasta u$s 2000 millones y que los tres meses que considera la entrega de la ayuda utilizarían solo u$s 830 millones de ese máximo total.

"Dentro del anuncio inicial todavía hay margen para extender y mejorar ese beneficio , indicó el economista y aclaró que desde CLAPES UC propusieron extender el ingreso familiar hasta principios del próximo año, lo que implicaría u$s 900 millones adicionales a los u$s 2000 millones planificados en un comienzo.

Cuando recién se pensó el IFE el Ministro de Hacienda, Ignacio Briones, repitió hasta el cansancio que no se podía gastar recursos de manera indiscriminada y que lo responsable sería "guardar cartuchos por si la crisis empeoraba. Hoy el mundo económico coincide en su mayoría que quizás llegó el momento de usar esas municiones que tanto ayudarían al sector mas desfavorecido de la población; muchos de los cuales reciben ingresos que no les permiten sobrepasar la línea de extrema pobreza. 

Tags relacionados