Coronavirus: suben a 48 los muertos en Brasil y Bolsonaro critica que "las empresas no están produciendo nada"

Bolsonaro sólo quiere la cuarentena para ancianos y quienes tengan enfermedades previas al coronavirus. Insiste con que los efectos de la cuarentena en la economía pueden poner en peligro la "normalidad democrática" y advierte que hablará con el ministro de Salud para rever qué medidas seguirán en vigor

También ante el coronavirus hay coincidencia entre Jair Bolsonaro y Donald Trump : ambos están instando a que se reactive el comercio pese a la pandemia.

Esta mañana, mientras se reportaban dos nuevos muertos por el Covid-19 en Brasil elevando la cifra a 48 víctimas mortales y 2271 contagiados, el presidente brasileño criticó que "las empresas no están produciendo nada", e instó a que el comercio debería reabrir y abogó por el aislamiento sólamente para quienes pertenecen al "grupo de riesgo", como ancianos y personas con enfermedades previas. 

38 milhões de autônomos já foram atingidos. Se as empresas não produzirem não pagarão salários. Se a economia colapsar os servidores também não receberão. Devemos abrir o comércio e tudo fazer para preservar a saúde dos idosos e portadores de comorbidades. https://t.co/m2Bk28LunH

— Jair M. Bolsonaro (@jairbolsonaro) March 25, 2020

En un tuit de hoy, Bolsonaro señaló que "38 millones de autónomos ya han sido golpeados. Si las empresas no producen, no pagarán los salarios. Si la economía se derrumba, los servidores tampoco cobrarán. Debemos abrir el comercio y hacer todo lo posible para preservar la salud de los ancianos".

Mientras que su mensaje televisado de anoche donde comparaba al coronavirus con un pequeño resfriado era ampliamente criticado hoy en las redes sociales. Ayer también había vuelto a crititar el cierre de escuelas como medida de prevención, pese a que según una encuesta de la Unesco, 156 países cerraron sus esccuelas por el Covid-19.

Dos horas después, atacó al Congreso y dijo que ve una posible inestabilidad democrática en Brasil. Instó por adoptar el "aislamiento vertical"  que sólo afectaría a los ancianos y a las personas con enfermedades previas. Y dijo  que los gobernadores, especialmente los de San Pablo y Río de Janeiro adoptaron un "aislamiento horizontal", que abarca a toda la población. "El mal que tendremos con el aislamiento horizontal será mucho mayor que el mal que tendremos con el virus".

- Palácio do Alvorada / quarta-feira (25/03/2020).
. Link no youtube: https://t.co/MBy1bd1Uc8

— Jair M. Bolsonaro (@jairbolsonaro) March 25, 2020
 

Según Bolsonaro, los efectos de las medidas de contención del covid-19 en la economía pueden poner en peligro la "normalidad democrática".

"Todos pagaremos un precio que tardará años en pagarse, si Brasil no puede todavía salir de la normalidad democrática que tanto defiende. Nadie sabe lo que puede pasar en Brasil", advirtió hoy, y dijo que hablará con el ministro de Salud Luiz Henrique Mandetta sobre la decisión de como seguir aplicando medidas de aislamiento social.

Un muerto en el Amazonas

De las dos nuevas muertes reportadas hoy en Brasil por el Covid-19 , una fue en el Amazonas. Ahora, muchos de los 850.000 indígenas de Brasil, temiendo la amenaza de la pandemia de coronavirus, están instando a los funcionarios a expulsar de sus tierras a los forasteros que podrían introducir la enfermedad.

"Exigimos la remoción inmediata de todos los intrusos, mineros, madereros, cazadores furtivos, narcotraficantes, acaparadores de tierras, misioneros y turistas que pueden ser vectores de transmisión", dijo Nara Baré, directora de la Coordinación de Organizaciones Indígenas de la Amazonía (COIAB).

La nueva amenaza viral se da al mismo tiempo que la promesa de Bolsonaro, de explotar económicamente el Amazonas y revisar el estatus de tierras protegidas de las reservas donde viven más de 300 tribus.

En 2106, el H1N1 provocó el deceso de cientos de indígenas, principalmente de la tribu guaraní en el sur, más frío, de Brasil, donde aproximadamente la mitad de ellos se contagiaron. Los expertos en salud temen que el coronavirus se propague más rápido entre personas cuyos sistemas inmunes a menudo ya están debilitados por la desnutrición, la hepatitis B, la tuberculosis y la diabetes.

Tags relacionados