Coronavirus: cómo manejan la pandemia los países de la región

Radiografía del avance del Covid-19 en Brasil, Chile y Uruguay 

Mientras la escalada de casos de coronavirus  en los Estados Unidos y varios países europeos, ya provocó 100.000 muertes a nivel mundial, la incógnita ahora se traslada al hemisferio sur. A nivel regional, Brasil sigue siendo el más afectado y amenaza con ser uno de los principales focos del virus en la región

Brasil supera umbral de 1000 fallecidos

La cifra de víctimas fatales por coronavirus en Brasil ya alcanzó 1057 (116 en las últimas 24 horas), mientras que el total de contagiados en el país asciende a 19.638 personas. Si bien la cantidad de fallecidos confirma la tendencia de más de 100 muertos diarios que comenzó el martes, el número de nuevas infecciones confirmadas cayó a 1781, frente a las 1930 del jueves y 2210 del miércoles.

Precisamente el día que Brasil superó la marca de las 1000 muertes por Covid-19, el presidente Jair Bolsonaro volvió a circular por Brasilia provocando aglomeraciones y saludando a sus seguidores, pese a las normas de aislamiento social decretadas por el Distrito Federal.

Bolsonaro –cuya posición abiertamente en contra de la cuarenta le ha valido el enfrentamiento con una importante parte del arco político brasileño: incluyendo parte de su gabinete, del congreso y los gobernadores de los estados más ricos–, visitó el Hospital de las Fuerzas Armadas, una farmacia y después visitó a uno de sus hijos.

En una de sus paradas, el presidente se acercó para saludar a militantes, desafiando las medidas de distanciamiento social que promueve el Ministerio de Salud brasileño.  El jueves Bolsonaro visitó una panadería y abrazó a un grupo de sus seguidores.

Si bien el comportamiento del mandatario le ha valido críticas y cacerolazos casi todos los días, entre las autoridades hay miedo de que la cuarentena se esté desvirtuando en la población por lo que varios gobernadores amenazaron con endurecer las restricciones.

Uruguay, el menos afectado

Uruguay es uno de los países menos afectados por la pandemia en la región: hasta ahora el país reportó apenas 473 casos positivos y 7 muertes.  Ayer, además, alcanzó su pico máximo de test analizados: 681 en un día.   

El Gobierno no estableció la cuarentena obligatoria, pero sí instó a la población a que no salga de sus casas, suspendió todos los espectáculos públicos, las clases presenciales, los eventos masivos e incluso cerró el ingreso a las playas de todo el país. Sin embargo, la vuelta voluntaria a clases en 973 escuelas rurales (cerca de unos 10.000 alumnos) el próximo 22 de abril será una de las primeras pruebas para evaluar la situación del virus en el país.  

El jueves, el presidente Luis Lacalle Pou –que inauguró su gobierno en medio de la pandemia– que por ahora no piensa aumentar los impuestos para hacer a la pandemia: “Hoy gravar el capital es amputar la posibilidad de los que van a hacer fuerza en la salida de la crisis , afirmó y agregó: “Veremos qué tan endeudado queda el país .

Sólo en lo que va de abril el Banco de Previsión Social uruguayo ya recibió 37.000 solicitudes por seguro de desempleo, que se suman a las 86.044 que había recibido en mayo. Para contener la crisis en los sectores más vulnerables, el gobierno anunció la implementación de un Plan de Alimentación que prevé un bono de $1200 por única vez para la compra de alimentos.

Por otra parte, con el objetivo de aportar liquidez a la economía uruguaya y preservar la cadena de pagos, el gobierno también ya había anunciado créditos blandos para pequeñas empresa, diferimientos del pago de IVA y la prórroga de los aportes patronales, entre otras medidas.

Chile se prepara para flexibilizar la cuarentena

El país trasandino reportó 6501 contagios (529 en el último día) y 65 muertes (8 nuevas), mientras se prepara para levantar la cuarentena en varias comunas de Santiago el próximo 13 de abril.

“No significa que se acabó la amenaza del coronavirus (...) y hay que seguir tomando todas las precauciones establecidas (...) porque no queremos que una emergencia transitoria se transforme en una emergencia social y económica permanente por la pérdida de empleos y la quiebra de empresas que podemos evitar", alertó el presidente Sebastián Piñera ante la movilización de los chilenos en la previa al fin de semana largo por Semana Santa.

Chile espera que el pico de la pandemia llegue entre fines de abril y principios de mayo, y teme que un éxodo –el jueves, 23.000 vehículos salieron de la capital chilena, mientras al menos 522 personas violaron el toque de queda– a otras regiones del país pueda complicar la situación. "Esta es la amenaza y el desafío más grande en materia sanitaria que haya enfrentado el mundo y Chile en los últimos 100 años, y tenemos que tomarla en serio (...) El desafío y la carga de trabajo han sido inmensos y van a seguir siendo inmensos", enfatizó Piñera.

 

Tags relacionados