Alerta mundial por nuevas cepas en Brasil, Reino Unido y Sudáfrica

En Brasil se descubrió una nueva cepa del virus que, por ahora, estaría limitada a Río de Janeiro. En Europa, el gobierno británico pondrá a 16 millones de personas bajo estricto confinamiento por la escalada de casos

Científicos brasileños descubrieron en Río de Janeiro una nueva mutación de la cepa B.1.1.28, que circulaba en Brasil desde abril. Por ahora, no hay mayores detalles sobre su contagiosidad o letalidad.

La nueva variante se habría originado en julio pasado y fue identificada por primera vez en octubre. Según los científicos, estaría concentrada en la ciudad de Rio de Janeiro aunque, como otras cepas, se especula que podría diseminarse rápidamente

El Laboratorio Nacional de Computación Científica (LNCC) y la Universidad Federal de Rio de Janeiro (UFRJ) analizaron 180 muestras de genomas provenientes de diferentes puntos del estado e identificaron una nueva mutación que se caracterizaría por cinco variaciones en el dominio RBD de la proteína spike.

"El aumento significativo en la frecuencia de ese linaje levanta preocupaciones sobre la gestión de la salud pública y la necesidad de vigilancia genómica durante la segunda ola de infecciones", remarcaron los científicos en el estudio. En las últimas horas el estado reportó 2975 casos nuevos (lo que eleva el número de las infecciones a 414.344 desde el inicio de la pandemia) y 179 nuevos decesos (24.773 en total).

Por otra parte, el secretario de Salud del Reino Unido, Matt Hancock, informó que se detectó un segundo caso de una nueva cepa de coronavirus proveniente de Sudáfrica. "Esta nueva variante es muy preocupante porque es aún más transmisible y parece haber mutado más que la (primera) nueva variante que se ha descubierto en el Reino Unido", explicó Hancock.

La semana pasada, el Departamento de Salud de Sudáfrica anunció que habían detectado una nueva cepa (501Y.V2) del virus SARS-CoV-2 que era responsable por la segunda ola de infecciones que estaba atravesando el país.

Sudáfrica roza el millón de contagios y con 9501 casos confirmados en las últimas 24 horas, es el pico más alto de infecciones diarias registradas desde julio. El país superó la barrera de las 25.000 muertes por Covid-19 y es el país africano más afectado por la pandemia. El sistema sanitario está exigido y algunos hospitales privados no tienen disponibilidad de camas.

Como las cepas del Reino Unido o la de Rio de Janeiro, la variante sudafricana también presenta mutaciones en la proteína spike. El gobierno británico dijo que la nueva cepa está empujando el aumento de casos diarios –ayer el Reino Unido reportó casi 40.000 infecciones y 744 muertes, el mayor número desde abril– y decidió sumar siete zonas más (que implican alrededor de 16 millones de personas) a la fase de confinamiento estricto en la que ya están Londres y el sudeste de Inglaterra.

La nueva variante "se está propagado a un ritmo peligroso", dijo Hancock, y agregó que los casos aumentaron 57% en la última semana.

Desde el próximo 26, Sussex, Oxfordshire, Suffolk, Norfolk, Cambridgeshire, la mayoría de Hampshire y la parte de Essex que todavía no estaba en Fase 4, entran en una nueva etapa de confinamiento que establece el cierre de los locales no esenciales y una mayor restricción de las reuniones sociales.

"En este contexto de aumento de infecciones, aumento de hospitalizaciones y aumento del número de personas que mueren por coronavirus, es absolutamente vital que reaccionemos", alertó Hancock.

El secretario de Salud dijo que había un promedio de 1909 ingresos hospitalarios diarios por coronavirus, con 18.943 personas actualmente hospitalizadas niveles no vistos desde el pico del primer brote en abril.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios