Así es Medina, la exclusiva ciudad en la que Jeff Bezos y Bill Gates eligieron vivir: qué la hace tan especial

Es la zona preferida para vivir por los más ricos entre los más ricos del mundo. Por qué la eligen

En la costa del lago Washington y justo frente a Seattle se encuentra Medina. En esta pequeña y exclusiva localidad de apenas 3000 habitantes viven "los más ricos entre los más ricos del planeta", entre ellos el ex-CEO de Amazon Jeff Bezos y el fundador de Microsoft Bill Gates.

Medina se encuentra situada en una península entre los barrios de Clide Hill y Hunts Point. Con estas fronteras naturales es un punto poco accesible y con una gran privacidad para sus habitantes. Además, las calles están protegidas con cámaras de seguridad y un sistema de lectura de patentes identifica a todos los autos que andan por la zona.

"Lo que la convierte en el lugar ideal para vivir de aquellos que valoran su intimidad por encima de todo. Ya solo llegar a Medina es todo un espectáculo, ya que hay que atravesar el puente flotante de Evergreen Point, de más de 2000 metros y que es el puente flotante más largo del mundo", señala la versión en español de la revista Vanity Fair.

Las casas en las que viven los multimillonarios de Medina tienen todas playa privada y su propio muelle donde pueden dejar anclados sus barcos. El lago Washington es uno de los más populares de Seattle para practicar deportes acuáticos.

En tierra, las calles están llenas de enormes arboledas que le aportan naturaleza y verde. Este pequeño municipio tiene, además, una gran cantidad de parques bien cuidados. Eso le valió ser elegido en 2006 como Ciudad del Árbol.

Como entretenimiento, los residentes cuentan con el Overlake Country Club, un selecto club de campo abierto desde 1927 y para el que es necesario pagar una costosa cuota anual. Las mansiones rondan, como mínimo, los u$s 2,5 millones, aunque la mayoría pasa de los siete millones.

La mansión más grande, la de Bezos

Jeff Bezos tiene la casa más grande del lugar, sobre un terreno de 21.000 metros cuadrados, en el que se sitúa su vivienda de 1900 metros cuadrados y una casa de visitas de 770 metros.

Según The New York Times, esta finca le costó 53 millones de dólares y la compró en 1998. En 2010 adquirió una segunda parcela adyacente de 2000 metros por la que pagó unos 10 millones de dólares. La mansión, la más grande del estado, cuenta con todas las tecnologías más innovadoras y desde sus salones puede conectar con la central de su empresa.

Tiene 11 habitaciones y 25 baños, además de una playa privada de varios cientos de metros y un embarcadero propio en el que cuenta con toda una flota de barcos de diferentes tamaños.

La casa tecnológica de Bill Gates

Bill Gates eligió hace años Medina. Hasta su divorcio vivía en el lugar con su ahora exesposa Melinda French y sus dos hijos más chicos, Rory y Phoebe Adele. Todavía no se sabe si el fundador de Microsoft seguirá viviendo en esta zona de Seattle o le dejará este hogar a la madre de sus tres hijos.

La casa de los Gates se llama Xanadu 2.0 y por ella pagaron 123 millones de dólares en el año 1988. El nombre de la mansión rinde homenaje al hogar ficticio de Charles Foster Kane, el personaje principal de la película El Ciudadano.

El terreno tiene más de 6000 metros cuadrados, siete habitaciones y 24 baños, seis cocinas, cine privado, piscina y un garaje con capacidad para 23 autos. Además, tiene un salón en el que pueden entrar hasta 200 invitados.

Tags relacionados
Más noticias de Infotechnology

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios