PRECIOS

Mayoristas en la mira: el gobierno bonaerense intensificó la fiscalización y controla el cumplimiento de Precios Cuidado

Continúan los controles sobre las cadenas de supermercados que concentran la mayor facturación de la provincia.

La Agencia de recaudación de la Provincia de Buenos Aires (ARBA) continúa llevando adelante una serie de controles en supermercados mayoristas y minoristas con el objetivo de detectar posibles incumplimientos en la política de Precios Cuidados y revelar maniobras de evasión y elusión tributaria.

El Gobierno bonaerense busca así verificar el cumplimiento de los acuerdos vigentes, analizar si hay productos faltantes en las góndolas y detectar posibles maniobras en la formación de precios. En la mayoría de los supermercados se detectaron problemas de desabastecimiento de mercadería.

Entre las cadenas de supermercado sobre las se vienen realizando controles en las últimas semanas está Makro, la cadena holandesa que cuenta con más de una veintena de sucursales en diez provincias distintas. Solo unos 15 supermercados concentran el 80% de toda la facturación de la provincia.

La empresa del grupo inversor Steenkolen Handels Vereeniging (SHV) proyecta una inversión de $ 100 millones para renovar sus tiendas y en su plan de expansión prometen dos tiendas nuevas por año. Para aggionarse a los cambios de la categoría, también readaptó su propuesta comercial para orientarse al consumidor final.

En la actualidad, la cadena holandesa suele ser mencionada en las noticias de actualidad política por disputas con la cartera de la Secretaría de Comercio: desde el ente que fuera presidido hasta mayo de este año por Roberto Feletti habían declarado que los supermercados mayoristas como Vital o Makro cumplían hasta un 10% menos con el límite de precios establecido por el Gobierno Nacional.

Sin embargo, no fue aquella la primera vez que un organismo público contrajo rispideces con los supermercados mayoristas, y esto evidentemente sucedió de manera indistinta a la orientación política del gobierno de turno. Durante 2017, la Dirección Nacional de Defensa al consumidor sancionó por más de $ 18 millones a diversos supermercados, entre los que se encontraban los mayoristas Makro y Vital, por incumplimientos en la exhibición de precios, su rotulado y su origen, como así también por mostrar publicidad engañosa. A su vez, en algunas tiendas, los inspectores dieron registro de un mal funcionamiento de las balanzas del sector de frutas, carne y verduras.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.