Salud

Alerta OMS: qué es y dónde se encuentra el aspartamo, el edulcorante investigado por su potencial cancerígeno

Los expertos sobre cáncer de la Organización Mundial de la Salud analizan si este edulcorante tiene un posible efecto carcinógeno. ¿Qué se sabe hasta ahora?

En esta noticia

Uno de los edulcorantes artificiales más usados en el mundo sería declarado como posible cancerígeno por la Organización Mundial de la Salud (OMS), y hay alerta en la industria alimentaria.

El aspartamo está bajo la mira de los científicos por su potencial dañino contra la salud, según confirmó la agencia Reuters. Este edulcorante de mesa está presente en bebidas de bajas calorías y refrescos sin azúcar, y también en muchos alimentos como chicles, gelatinas, cereales y helados.

La Agencia Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés), un órgano de la OMS que se encarga de evaluar el potencial cancerígeno de las sustancias, se encuentra analizando si este edulcorante puede aumentar el riesgo de cáncer en la población mundial.

¿Qué es el aspartamo, el edulcorante investigado por su potencial cancerígeno?

El aspartamo es un edulcorante no nutritivo de bajo contenido en calorías, descubierto en 1965 por la multinacional farmacéutica G. D. Searle and Company.

Esta sustancia se utiliza desde la década del '80 como edulcorante de mesa, y es uno de los más comunes del mundo.

Se utiliza en productos alimenticios como gaseosas dietéticas, postres, bebidas de frutas sin azúcar, dulces, chicles y en otros farmacéuticos como la pasta de dientes, entre otros. Además, se comercializa como endulzante de bajo contenido calórico en polvo.

Qué es el aspartamo, el edulcorante investigado por su potencial cancerígeno

"El aspartamo ha sido objeto de una investigación exhaustiva durante más de 30 años, incluidos los estudios con animales de experimentación, la investigación clínica, los estudios sobre su ingesta y epidemiológicos así como la vigilancia posterior a la comercialización", señala la Autoridad de Seguridad Alimentaria Europea (EFSA).

"Se ha comprobado que es seguro y está autorizado para el consumo humano desde hace muchos años, y en muchos países después de evaluaciones exhaustivas de la seguridad", agrega.

Aspartamo: ¿qué dijo la OMS y qué se sabe hasta ahora?

Según la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC), el aspartamo se evaluó en 1981, cuando se estableció una ingesta diaria admisible de 40 miligramos por kilo de peso al día. 

Sin embargo, "dada la disponibilidad de nuevos resultados de investigación", el organismo sugirió que la reevaluación de riesgo de cáncer del aspartamo era de "alta prioridad" durante el período de 2020-2024.

Reuters publicó que la IARC incluiría en julio al aspartamo como "posiblemente cancerígeno para los humanos". 

La declaración de dos comités de expertos de la OMS, que son la IARC y el Comité de Expertos de la Organización Conjunta sobre Aditivos Alimentarios (JECFA), se dará a conocer el 14 de julio.

La advertencia de la OMS sobre los edulcorantes

Hace solo unas semanas, la Organización Mundial de la Salud informó que el consumo de edulcorantes a largo plazo no previene bajar de peso, y agregó que aumenta el riesgo de diabetes tipo 2, enfermedades cardiovasculares y mortalidad en adultos.

"Reemplazar los azúcares libres con NSS no ayuda a controlar el peso a largo plazo. Las personas deben considerar otras formas de reducir el consumo de azúcares libres, como consumir alimentos con azúcares naturales, como frutas o alimentos y bebidas sin azúcar", comunicó Francesco Branca, directora de Nutrición y Seguridad Alimentaria de la OMS.

En el listado, entre otros, mencionó al aspartamo. "Los NSS no son factores dietéticos esenciales y no tienen valor nutricional. Las personas deberían reducir la dulzura de la dieta por completo, comenzando temprano en la vida, para mejorar su salud", concluyó.

Temas relacionados
Más noticias de OMS
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.