El adiós final: despidieron los restos de Diego y la familia se retiró del cementerio

Multitudes acompañaron el cortejo durante su trayecto. Antes, la jornada se caracterizó por el bochorno: hubo serios incidentes cuando se intentó cerrar el ingreso al velorio y los restos del ídolo debieron ser trasladados a otro lugar de la Casa Rosada. Presidencia emitió un comunicado con su versión de lo sucedido. 

Finalmente, los restos de Diego Maradona descansan en el cementerio de Bella Vista, apenas bajo la luz de unos reflectores que recortan el espacio donde depositaron su féretro. Diego quedó rodeado por las sombras del resto del parque privado, en soledad, esa a la que tanto le temió, tal como lo manifestó hasta en sus últimas declaraciones.

Lo despidieron familiares y algunos otros pocos allegados, en una ceremonia íntima, en la que predominó el silencio. Atrás quedó el griterío que acompañó cada paso de su vida y que ni siquiera lo abandonó cuando intentaron velarlo en paz.

Sus hermanos Ana, Rita, Elsa y Raúl; sus hijas Dalma, Giannina, Jana y Diego Fernando; su exesposa Claudia Villafañe; su expareja Verónica Ojeda, su sobrino Daniel Líopez Maradona; su exrepresentante, Guillermo Cóppola; el embajador de Italia en la Argentina, Giuseppe Manzo, y supervisando el acto de sepultura, el ministro de Seguridad, Sergio Berni, fueron los más conocidos concurrentes a ese momento final.

Su tumba quedó situada a la vera de la de su madre, Dalma Franco, "Doña Tota", y muy cerca de la de su padre, Don Diego Maradona.

Luego de los incidentes que empañaron el homenaje al ídolo, el cortejo había partido desde la Casa Rosada a mediatarde, bajo un sol todavía radiante. Tras salir de la Casa Rosada,  tomó las distintas calles que lo llevaron hacia la autopista 25 de mayo, desde donde los coches viajaron a moderada velocidad.

Fueron acompañados de autos  y motos con periodistas, helicópteros y drones que hasta fueron a fisgonear al cementerio. En el trayecto se sumaron, de a pie, miles de personas sobre el asfalto. Algunos lo hicieron al trote,  en un recorrido donde las imágenes mostraron cómo, en cada puente de autopista, en las colectoras y las calles adyacentes, la gente se las arregló para despedir al astro futbolístico argentino. 

Autopista / Desde el puente siguen el cortejo fúnebre de Diego Maradona para despedirlo. pic.twitter.com/irvJCyoPy0

— LA RUEDA (@laruedanoticias) November 26, 2020

La despedida fue de masas, con escenas desgarradoras de dolor. Pero también hubo aliento, clima de tribuna, cánticos y festejos como si Diego estuviera, otra vez, gambeteando ingleses para batir el arco de Shilton, quebrar la cintura y enganchar, por última vez, para su pasaje a la eternidad.  

Centenares de miles de personas ocuparon cada metro cuadrado disponible para ver pasar el coche fúnebre. Hubo banderas, flores, camisetas, carteles, performances, acecho a la Policía. Los balcones de los edificios parecían las bandejas de las tribunas de esos estadios que se pusieron, tantas veces, a los pies del jugador. 

 

 

Esperando el cortejo de El Diego pic.twitter.com/Azqrqz7JKI

— Kamarada Pela, Filosofo y compañero (@retroviral13) November 26, 2020

La jornada, más temprano, estuvo marcada, una vez más, por el bochorno. Los incidentes que comenzaron en las inmediaciones de Plaza de Mayo al mediodía, se trasladaron al interior de la Casa de Gobierno, que por momentos fue virtualmente tomada, al punto que se decidió cambiar de lugar el féretro con sus restos.

De esta forma, el cuerpo fue ubicado en otro salón, el  de "Pueblos originarios", donde quedó algunas horas custodiado por personal militar.

Luego se dio por finalizado el velorio y prepararon el cortejo fúnebre para llevar los restos del ídolo al cementerio de Bella Vista, mientras seguían los incidentes en las cercanías de Casa Rosada.

Más tarde, Presidencia de la Nación emitió un comunicado en el que brindó, escuetamente, su versión de lo que sucedió en el intento de despedir los restos mortales del astro futbolístico argentino.

A continuación, el texto completo del comunicado:

Hoy, 26 de noviembre, cientos de miles de argentinos y argentinas realizaron una fila de decenas de cuadras para despedir a Diego Armando Maradona. La Casa Rosada abrió sus puertas a las 6 de la mañana y se inició una despedida muy emotiva y organizada.

La familia había escogido realizar el velatorio en la Casa Rosada, decisión que el gobierno acompañó. 

Posteriormente, la familia decidió culminar el mismo a las 16hs.

El objetivo del gobierno nacional siempre fue que pudiéramos despedir a Diego de forma pacífica, sabiendo que todo el país y gran parte del mundo está conmocionado por su fallecimiento.

Cuando el horario de finalización se acercaba, varias personas que estaban en la fila comenzaron a saltar las rejas para ingresar de manera irregular. Ante esa situación, se suspendió por unos minutos el ingreso. Cuando se volvió a habilitar algunas personas ingresaron rápidamente, sin cumplir las indicaciones del personal a cargo.

Por ello, la Casa Militar habilitó un conducto de salida por el Patio de las Palmeras y la Explanada, donde permanecieron con cánticos durante unos minutos.

Una vez que se controló de manera pacífica la situación, la familia transmitió su deseo y voluntad de dar por concluida la ceremonia.

 

 

Por lo tanto, los restos mortales de Diego Armando Maradona serán trasladados al Cementerio de Bella Vista.

El Ministerio de Seguridad Nacional, en tanto, tambien sacó un comunicado, en el que cargó contra las autoridades porteñas. La cartera a cargo de Sabina Frederic consideró "absolutamente falso que las fuerzas poliiales y federales de seguridad hayan recibido la orden de reprimir ni de participar de la represión desatada en la zona de la Avenida 9 de Julio", ya que "es jurisdicción de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires".

Los incidentes

Los incidentes comenzaron minutos después de que se cerrara la cola para ingresar al velatorio del ídolo, que tiene lugar en Casa Rosada.

Cientos de hinchas derribaron los vallados y comenzaron a tirar piedras en las inmediaciones de la Casa Rosada, cuando intentanban llegar al féretro de Diego Maradona, . 

Enfrentamientos entre la Policía de la Ciudad y los fanáticos de Diego Armando Maradona se registraron esta tarde en la intersección de Avenida de Mayo y 9 de Julio.

Efectivos policiales dispararon balas de goma a quienes intentaban pasar a la fila, entre empujones y pedradas de los hinchas.

El rechazo de los fanáticos comenzó a sentirse cuando se avisó por altavoz que quienes no hubieran pasado de Avenida de Mayo y 9 de Julio ya no podrían participar del último adiós.

Incluso, quienes quedaron sobre Avenida de Mayo, en la recta final hacia la sede gubernamental, iniciaron corridas y empujones por temor a no llegar a ingresar al velatorio antes de que se cierren sus puertas a las 16:00.

Un camión hidrante fue ubicado en el cruce de ambas avenidas para dispersar a los hinchas más enardecidos.

En la zona se observan corridas por calles laterales, ya que numerosos hinchas pugnan por llegar de cualquier modo hasta la Plaza de Mayo con intenciones de sumarse a lo que queda de fila.

Tags relacionados

Más de Informacion Gral

Noticias del día

Compartí tus comentarios