Turismo

Escapadas: este pueblo medieval en Francia te enamorará con sus calles y su gastronomía

Ubicado en Occitania, este pueblo francés conserva gran parte de su encanto medieval y las tradiciones que datan de los tiempos de su famosa abadía. Por qué es un lugar ideal para una escapada diferente.

En esta noticia

En un mundo en el que las fronteras parecen cada vez más pequeñas y los destinos exóticos cada vez más accesibles, muchas veces se tiende a olvidar las joyas escondidas que se encuentran justo al alcance de la mano.

La vecindad geográfica de España con otros países europeos ofrece un abanico de oportunidades para planificar una escapada perfecta sin tener que volar a destinos lejanos. Francia, en particular, siempre ha sido un destino predilecto para los españoles gracias a su rica historia, su exquisita gastronomía y su patrimonio artístico inigualable.

En el país galo se encuentra Conques, un pequeño pueblo medieval que atrae a visitantes con su arquitectura histórica, su impresionante abadía y sus pintorescos paisajes. Todo esto lo convierte en un lugar ideal para hacer una escapada diferente.

Dónde queda Conques

Conques es un pequeño pueblo medieval que se encuentra en el suroeste de Francia, en la región de Occitania. Está ubicado dentro del departamento de Aveyron, en el valle del río Dourdou.

En relación con España, Conques está aproximadamente a unos 300 kilómetros al norte de la frontera con los Pirineos.

Qué se puede hacer en Conques

Abadía de Sainte-Foy

La Abadía de Sainte-Foy es la edificación más conocida de Conques

En el año 819, el Monje Dadón estableció un convento para su comunidad religiosa, dando origen a lo que conocemos hoy como la Abadía. Este lugar sagrado se volvió parte del Camino de Santiago de Le Puy cuando estableció un refugio para los viajeros que emprendían este recorrido sagrado.

Con la finalidad de incrementar el número de visitantes, los monjes decidieron trasladar las reliquias de Santa Fe, una joven martirizada y quemada en la pira en el año 303. La actual iglesia se erigió en el siglo XI bajo la guía del abad Odolric. Se aprovechó la vieja estructura y sobre ella se erigió la iglesia abacial actual, de tres naves con crucero.

Dos elementos sobresalen particularmente en la Abadía de Santa Fe: la cúpula románica, reconstruida en el siglo XV empleando técnicas góticas, y el tímpano de la fachada principal.

Además, la abadía es reconocida como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1998, y está incluida en los Caminos de Santiago de Compostela en Francia.

El tesoro de Conques

El Tesoro de Conques de encuentra dentro de la Abadía de Sante-Foy (Fuente: Office de tourisme Conques-Marcillac)

El Museo del Tresor de Sainte-Foy se sitúa en lo que antiguamente era el refectorio de los monjes de la abadía, junto al Claustro. En este recinto se alberga la mayor colección de orfebrería religiosa de Francia, que incluye una exquisita obra de arte: el relicario de Santa Fe. Esta valiosa pieza de orfebrería medieval está engalanada con joyas que se fueron sumando con el paso del tiempo.

En el museo se exhiben numerosas otras piezas de orfebrería, aunque no se permite tomar fotos en el interior.

Calles de Conques

Las calles medievales de Conques son una parte grande de su atractivo (Fuente: Shutterstock)

Las calles del pueblo tienen una belleza inigualable. La calle Gonzague Florens ofrece algunas de las mejores vistas de Conques, subiendo hasta la parte más alta del pueblo, donde se puede encontrar un horno comunal de tiempos de antaño.

Por la Calle de las Escuelas, es posible admirar los tejados de las casas del pueblo, hechos de esquistos, unas rocas en forma de hoja que están compuestas de minerales.

Gastronomía

El aligot, plato que se prepara mezclando de puré de patatas con queso, es uno de los platos más populares de Conques. (Fuente: Shutterstock)

Una visita a Conques no está completa si no se prueban algunas de las especialidades culinarias del departamento de Aveyron. Algunos de los platos más característicos son el aligot, el estofinade, el farçous y la fricandeau.

La zona también es reconocida por sus vinos, especialmente el Marcillac, que tiene su origen en los tiempos donde Conques era tierra de monjes. También se destacan los licores digestivos y de aperitivo que se producen de forma local y artesanal.

Cómo llegar a Conques

La manera más rápida de llegar a este pueblo es tomando un avión y luego un transporte local, o alquilando un auto. La ciudad más cercana con conexión desde Madrid o Barcelona es Toulouse.

Para viajar en auto desde allí, conducir hacia la A621. Continuar por la A68 y N88 hacia la D901 en Rodez. Desde allí, seguir por la D901 hacia Rue des Écoles. Desde el aeropuerto de Toulouse-Blagnac hasta Conques hay una distancia de 193 km y el tiempo de viaje aproximado es de dos horas 43 minutos.

Temas relacionados
Más noticias de escapadas