Viajes

Escapadas: esta laguna de Castilla y León esconde una asombrosa leyenda y ahora puede visitarse

El pueblo que rodea a la laguna ubicada en la provincia de Burgos tiene unos 100 habitantes y todos conocen la leyenda.

En esta noticia

Si bien en todo el territorio de España son muchas las leyendas que aparecen, las relacionadas con la época de la Inquisición tienen un particular condimento de misterio.

Para quienes viven en las grandes ciudades, hacer una escapada a estos lugares, cargados de historia y por demás hermosos por los paisajes naturales, puede ser un gran plan de fin de semana.

En particular, dentro de Castilla y León, existe un pueblo con una gran laguna, que encierra una leyenda de brujas: qué dice la historia.

Escapadas de fin de semana: el pueblito de Castilla y León que es ideal para un paseo romántico

Ofertón en El Corte Inglés viajes: crucero de 7 noches en el barco más grande de Europa

El pueblo "de brujas" de Castilla y León

La laguna de Cernégula. (Foto: Bureba y Valles).

Según cuentan en torno a la laguna de Cernégula, el municipio en cuestión, durante el siglo XV y XVI, se reunían las "brujas" del Reino de Castilla llegadas de Cantabria y Navarra con el ánimo de burlar las miradas de los inquisidores.

Además, se decía que realizaban aquelarres y ponían en común las últimas recetas mágicas que habían aprendido.

Este "pueblo de las brujas" cuenta actualmente con alrededor de 100 habitantes y una treintena de viviendas. Ha sido tratado de lugar maldito, e incluso sus vecinos utilizan para atraer a visitantes, hasta tal punto, que su única gasolinera lleva el nombre de "Las Brujas". 

Además, su legado también está presente en forma de veletas que lucen en sus tejados. Poseen la figura de una mujer, con sombrero y todo el aspecto de lo que las historias llaman "bruja", montada en su escoba.

La leyenda dice que los sábados, las brujas de Cantabria, tras churrar y al grito de "Sin Dios y sin Santa María, por la chimenea arriba", partían volando en sus escobas rumbo a Cernégula donde celebran sus reuniones alrededor de un espino, para luego bailar y darse un chapuzón una laguna de agua helada.

Y esta misteriosa laguna donde la tradición oral cuenta que se reunían las brujas se ha transformado en uno de los principales atractivos para visitar.  Se alimenta de aguas pluviales y procedentes del deshielo y, en invierno, gracias a una gruesa capa de hielo que se forma debido a las bajas temperaturas, permite patinar. En cuanto al verano, aunque su nivel disminuye en verano, no se la conoce seca.

El pueblo tiene unos 100 habitantes.

Cómo llegar a la laguna de Cernégula

Para llegar hasta la laguna de Cernégula, ubicada en la provincia de Burgos, en Castilla y León, conocida como "La Charca" o "La Pila" es necesario atravesar todas las casas de esta pequeña población del Páramo de Masa. 

Escapadas: está a 2 horas de Barcelona y un reconocido artista lo bautizó como pueblito más bonito del mundo

Escapadas: los 5 mejores observatorios para hacer turismo astronómico en España

De origen kárstico, la laguna es hoy el hábitat de sapos y culebras y ofrece una pacífica y atractiva vista a los visitantes. Nada es perceptible acerca de lo que narra la leyenda, pero dicen, es necesario comprobarlo.

Temas relacionados
Más noticias de escapadas