Streaming

Cambia Netflix para siempre: el nuevo aumento en las suscripciones que afecta a todos los usuarios

Netflix España ajusta su estructura de suscripciones, afectando precios y disponibilidad de planes mientras refuerza su enfoque en publicidad.

A finales del pasado año, Netflix en España generó cierto revuelo al declarar que su paquete básico dejaría de estar disponible para clientes nuevos o aquellos que quisieran optar por una diferente modalidad de suscripción, aunque se mantendría para los usuarios existentes.

Esta modificación, que se hizo efectiva el 23 de octubre, se anunció como una medida que inicialmente afectaría solo a una parte de los suscriptores. Sin embargo, en una reciente carta a los inversores, desvelada en la junta de resultados del último trimestre de 2023, la empresa de streaming global anunció que esta medida se extendería a todos sus clientes.

En la comunicación oficial, Netflix reveló que su plan soportado por anuncios ya comprendía el 40% del total de sus suscripciones en los mercados donde se había implementado. La compañía expresó su intención de suprimir el paquete básico en ciertos territorios, empezando por Canadá y el Reino Unido durante el segundo trimestre, y continuando en otros países. 

A finales del pasado año, Netflix en España generó cierto revuelo al declarar que su paquete básico dejaría de estar disponible para clientes nuevos. (Imagen: Shutterstock)

Aunque no se mencionó explícitamente a España en este contexto, es sabido que se ha convertido en uno de los mercados más importantes para la empresa.

Los precios de Netflix en España

En España, la estructura de precios y paquetes quedaría de la siguiente manera:

  • Estándar con anuncios: 5,49 euros al mes
  • Estándar: 12,99 euros al mes
  • Premium: 17,99 euros al mes

Netflix manifestó su interés en fortalecer su segmento de membresía soportado por anuncios para hacer de la plataforma una opción atractiva para los anunciantes. El plan más asequible, ahora denominado "Estándar con anuncios", ofrece contenido con anuncios publicitarios antes o durante la visualización. 

Aunque accesible en varios países, incluida España, este paquete tiene ciertas limitaciones como que algunos títulos no están disponibles debido a restricciones de licencia, así como una limitación en la cantidad de descargas por dispositivo y ciclo de facturación.

El plan estándar ofrece una experiencia sin anuncios, con capacidad para descargar contenidos y visualización en dos dispositivos simultáneamente, a un costo de 12,99 euros al mes. Tras cambios recientes en la política de cuentas compartidas, Netflix introdujo un recargo para usuarios fuera del hogar principal.

Por otro lado, el paquete premium, con un precio de 17,99 euros al mes, ofrece la más alta calidad de imagen, reproducción en hasta cuatro dispositivos simultáneamente, y otras mejoras como audio espacial y mayor número de descargas permitidas. Esta opción también permite añadir usuarios adicionales fuera del hogar principal, con un costo adicional.

Si bien Netflix ha sido objeto de críticas por parte de los usuarios, las medidas tomadas han resultado en beneficios significativos para la empresa. (Imagen: archivo)

Estos cambios en la estructura de paquetes y precios de Netflix, incluyendo la eliminación de cuentas compartidas, incrementos de precios y cancelación de producciones con bajo rendimiento de audiencia, han marcado tendencias seguidas por otras plataformas como Disney+ o Prime Video. 

Y, si bien estos servicios han sido objeto de críticas por parte de los usuarios, las medidas tomadas han resultado en beneficios significativos para las empresas, estableciendo un nuevo estándar en la industria del streaming que, en algún sentido, está cada vez más parecida a la televisión por cable.

Temas relacionados
Más noticias de streaming