Sistema tributario

Hacienda comenzará a cobrar el nuevo impuesto de 15% desde el 1 de enero: ¿a quiénes alcanza?

Explorando la propuesta del Ministerio de Hacienda sobre un nuevo impuesto para multinacionales, enfocado en asegurar un nivel mínimo de tributación global.

En un mundo cada vez más interconectado, la fiscalidad de las multinacionales se convierte en un tema crucial. El Ministerio de Hacienda español ha propuesto un nuevo marco legal que busca adaptar la tributación a la realidad global actual, asegurando que todas las empresas contribuyan de manera justa. 

Por ello, justo antes de finalizar el 2023, el Ministerio de Hacienda publicó en su portal de audiencia e información pública el borrador del anteproyecto de ley que introduce un impuesto adicional para asegurar un nivel mínimo global de tributación para las multinacionales

 El Ministerio de Hacienda ha propuesto un nuevo marco legal que busca adaptar la tributación a la realidad global actual. (Imagen: archivo)

A pesar de que el año nuevo ya ha comenzado sin su aprobación, el ministerio subraya que el impuesto mínimo tendrá efectos desde el 1 de enero. Este tipo mínimo del 15% afectará a multinacionales con ingresos superiores a 750 millones de euros, un acuerdo alcanzado en 2021 en la OCDE y luego aprobado en la UE. 

La disolución de las Cortes impidió la transposición a tiempo, pero se confirma que el impuesto comenzará a aplicarse según lo previsto una vez que las Cortes lo aprueben. Pelayo Oraa Gil de KPMG España comenta -en diálogo con el medio Cinco Días- que aunque el anuncio se hizo hace meses, es notable que el impuesto se apruebe ya avanzado el año. 

Una vez aprobado, España confirmará su capacidad para exigir el gravamen mínimo cuando no se esté cobrando a través de dos fórmulas interconectadas: la regla de inclusión de rentas y la regla de beneficios insuficientemente gravados. 

La directiva de la UE permite a los Estados aplicar su propio impuesto complementario nacional, asegurando que la recaudación se quede en el país. 

La disolución de las Cortes impidió la transposición a tiempo, pero se confirma que el impuesto comenzará a aplicarse según lo previsto una vez que las Cortes lo aprueben. (Imagen: archivo)

El impuesto tiene tres configuraciones: afecta a entidades en España que no alcancen el 15%, se aplica cuando la matriz española obtiene rentas de filiales extranjeras con una tributación menor, y se activa como un sistema de cierre para rentas no gravadas al 15% en el exterior

Además, el borrador detalla quién debe asumir el coste fiscal y permite la sustitución del contribuyente.

Temas relacionados
Más noticias de Hacienda