Política fiscal

Anuncian una rebaja del IRPF que beneficia a todos los trabajadores que ganan menos de 20.000 euros

La ministra de Hacienda ha aprobado un decreto que establece que ninguna persona que cobre el salario mínimo pague IRPF.

Este martes 6 de febrero, el Gobierno ha confirmado una nueva subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) del 5%, por lo que ahora los trabajadores españoles recibirán 54 euros más al mes, hasta alcanzar los 1134 euros brutos en 14 pagas.

Este incremento del SMI es fruto del acuerdo alcanzado con los sindicatos, de forma tal que el salario mínimo anual se situará en 15.876 euros brutos con efectos retroactivos desde el 1 de enero.

Alerta SEPE: Santander confirma el día de pago de los subsidios por desempleos en febrero de 2024

Si eres de uno de estos bancos deberás pagar hasta 20 euros de comisión en febrero: ¿cómo evitarlo?

Asimismo, se ha aprobado una modificación del reglamento del impuesto del IRPF, elevando el mínimo exento en la misma cuantía que el SMI, por lo que no se practicará ninguna retención a las rentas que queden por debajo de esos 15.876 euros brutos anuales.

La ministra de Hacienda ha aprobado un decreto que establece que ninguna persona que cobre el salario mínimo pague IRPF. (Imagen: archivo)

Una medida que beneficia a más de 5 millones de trabajadores

Se espera que esta rebaja del IRPF alcance a más de 5,2 millones de contribuyentes, que obtendrán un ahorro de 1385 millones de euros. Según ha explicado la vicepresidenta primera y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, la rebaja se divide en dos partes:

  • La primera, supone elevar el mínimo exento hasta los "15.876 euros, el equivalente al SMI anual". Esta medida evitará que los trabajadores tengan que pagar más impuestos.

  • Por otra parte, se aplica una rebaja impositiva hasta los 20.000 euros. La forma de hacerlo será modificando el reglamento del IRPF, de forma que la medida tendrá efectos inmediatos y no habrá que esperar que se aprueben los Presupuestos Generales del Estado.

A modo de ejemplo, la vicepresidenta ha apuntado que a un contribuyente que gana 15.876 euros en 2017 se le retenían 1.111 euros y ahora nada. Para un trabajador que gane 18.500 euros, la retención pasa de 2.000 euros en 2017 a 1.129 euros este año.

Montero ha defendido que esta medida se enmarca en la política tributaria del Gobierno, que ha hecho "una rebaja muy importante de los impuestos a las rentas bajas" al tiempo que ha pedido "un mayor esfuerzo a los que más tienen" con iniciativas como el impuesto sobre las grandes fortunas o aumentando la tributación de las rentas del capital.

Temas relacionados