Estudio

Harvard reveló el secreto para vivir 100 años y salvar al mundo, todo al mismo tiempo

Una dieta sostenible puede reducir en un 25% el riesgo de muerte, según un nuevo estudio presentado en la reunión anual de la Sociedad Americana de Nutrición.

 Vivir 100 años ya no es una utopía. En el mundo existen lugares donde la población es más longeva debido a sus hábitos, costumbres y contexto socioambiental, todos ellos factores determinantes para extender la vida de las personas.  

Una dieta sustentable reduce el riesgo de muerte, según los expertos de Harvard. Imagen: Freepik. 

 Un nuevo estudio realizado por doctores del Departamento de Nutrición de la Escuela de Salud Pública de Harvard reveló que "comer alimentos más respetuosos con el planeta podría ayudar a vivir una vida más larga y saludable".  

Esta es la dieta sana que te hará vivir 100 años, según Harvard

La investigación, presentada en la reunión anual de la Sociedad Americana de Nutrición, expuso que las personas que siguen una dieta sostenible desde el punto de vista medioambiental tienen un 25% menos de probabilidades de morir, según informó Europa Press.

El trabajo retoma estudios anteriores e identifica alimentos beneficiosos tanto para la salud como para el medio ambiente, como es el caso de los cereales integrales, la fruta, las verduras sin almidón, los frutos secos y los aceites insaturados, frente a alimentos que resultan perjudiciales, como el huevo, las carnes rojas y los ultra procesados.  

Esta es la dieta sana que te hará vivir 100 años, según Harvard. Imagen: archivo.

Los nuevos hallazgos sugieren que "comer alimentos más respetuosos con el planeta puede ayudar a reducir el riesgo de muerte por causas como el cáncer, las cardiopatías, las enfermedades respiratorias y las enfermedades neurodegenerativas". 

 De acuerdo al estudio, "los alimentos de origen vegetal se asocian a un menor riesgo de enfermedades crónicas como las cardiopatías, el cáncer colorrectal, la diabetes y los accidentes cerebrovasculares, así como a un menor impacto ambiental en términos de uso del agua, uso del suelo, contaminación por nutrientes y emisiones de gases de efecto invernadero". 

Frente a la evidencia, los autores abogan por una mayor consciencia ambiental y subrayan que un "patrón dietético sostenible no sólo debe ser saludable, sino también coherente dentro de los límites planetarios de emisiones de gases de efecto invernadero y otros parámetros medioambientales".  

Temas relacionados
Más noticias de Harvard