Consejo del Salario

El Gobierno demora la reunión de enero y los gremios planean enviarle una carta documento

Fuentes de Trabajo confirmaron que no hay fecha prevista y que difícilmente lleguen a convocarlo en el plazo original, entre el 20 y el 31 de este mes. Cruces con los interlocutores de la Rosada y presión contra las reformas laborales en el DNU y la ley ómnibus.

El Consejo del Salario Mínimo, Vital y Móvil finalmente no sería convocado en lo que resta de enero por parte del gobierno de Javier Milei, según confirmaron fuentes gubernamentales ante las versiones publicadas en los medios, por lo que los representantes de las y los trabajadores evalúan una contraofensiva con ribetes legales a modo de presión. De este modo sigue escalando el duelo en torno al paro del 24 de enero y las reformas laborales incluidas tanto en el mega DNU como en la ley ómnibus.

Sin la actualización que demandaban desde los gremios, el ingreso base seguirá en torno a los $156.000 de diciembre de 2023. Se trata de un ingreso muy por debajo de la canasta básica que traza el umbral de pobreza en enero de 2024 en torno al medio millón de pesos e incluso por debajo de la línea de indigencia de $240.678.

En consecuencia, desde la representación gremial que ocupa lugares en la mesa de negociación nucleados en las centrales se baraja la posibilidad de intimar al Gobierno por carta documento para que efectivice la convocatoria con una fecha lo antes posible. Es el mismo instrumento que el Ejecutivo Nacional eligió -ironías al margen- para presionar a algunos gremios como parte de la convocatoria a las jornadas de protesta contra el DNU 70/2023 de reformas económicas de diciembre del año pasado.

"No creemos que sea una represalia por el paro del 24 de enero, es algo mucho peor. Porque si fuera una represalia uno lo entendería como parte de una disputa pero considero que forma parte de la lógica del ajuste de esta administración", aseguró a El Cronista el diputado y secretario general de la CTA-T, Hugo Yasky. Desde la central sindical, están decididos a activar una respuesta en forma de carta documento para reclamar la convocatoria a las autoridades nacionales, con una fecha específica. 

Al ser consultadas por este medio, fuentes de Trabajo se limitaron a reconocer que "no hay fecha" para la convocatoria aunque negaron que se trate de una postergación adrede. Sí consignaron que hay un paro nacional convocado de por medio. "No creo que lleguemos para lo que resta de enero", aseguraron ante la consulta puntual por una fecha dentro del plazo que el propio Gobierno se había impuesto, entre el 20 y el 31 de enero.

En la CGT tampoco se había recibido, al momento de la consulta, ninguna notificación formal de una postergación del plazo original estipulado para la reunión del Consejo del Salario. Sí remarcaron que hay una ley que el Gobierno no puede eludir para fijar el nuevo incremento del cual dependen, por caso, otras asignaciones. Y que la opción de una carta documento puede activarse en calidad de miembros paritarios.

Tampoco la CTA Autónoma acusaba recibo de notificación alguna, al momento de ser contactada por El CronistaNo obstante, se mostraron más escépticos respecto a la jugada legal.

La última reunión de las 32 partes que integran el CSMVM tuvo lugar en septiembre del año pasado. Entonces se acordó elevar el piso de $118.000 en un 32,5% durante tres tramos coincidentes con el último trimestre del año. Así, en octubre el salario mínimo pasó a $132.000, en noviembre alcanzó los 146.000 y cerró el año con los $156.000 actuales.

En el medio, la inflación arrojó un primer pico de 12,8% en noviembre, seguido del 25,5% de diciembre de 2023. Con los precios de los alimentos trepando por arriba del promedio del índice general, la canasta básica total se encareció un 27% desde el último registro llegando a $495.798, el equivalente a 3,1 salarios mínimos, en diciembre de 2023.

En otras palabras, una familia tipo de dos adultos y dos menores a cargo cuyas personas cobren dos salarios mínimos todavía se ubicarían a un salario y poco más de distancia de no ser considerados pobres en la Argentina

La relación entre las centrales sindicales, en particular la CGT, y el Gobierno nacional se tensó durante las últimas semanas y los representantes gremiales hablan de canales de diálogo congelados. De hecho, uno de sus interlocutores en el gobierno de Milei, el ministro del Interior, Guillermo Francos, los cuestionó hoy en duros términos en una entrevista periodística por convocar la media de fuerza.

"¿Por qué hacerle un paro a Milei a un mes de asumir si no se lo hicieron durante cuatro años al gobierno que precedió", criticó Francos, al tiempo que remarcó la importancia de "evitar las confrontaciones sociales". "¿Qué pasaría si nosotros convocamos a una manifestación en contra de la manifestación convocada por la CGT? Porque hay mucha gente que no está de acuerdo", desafió.

Ayer, voceros de las tres centrales sindicales -CGT y las dos CTAs- además de la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (UTEP) se sumaron al plenario de comisiones en Diputados para cuestionar las reformas promovidas desde el mega DNU y la ley ómnibus. Hoy las organizaciones sociales se congregaron en asamblea para ratificar el paro del 24 de enero. 

Temas relacionados
Más noticias de Consejo del Salario

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.