Rofex y Matba, una fusión clave

La integración del Mercado a Término de Buenos Aires SA (Matba) y el Rofex, que se terminó de concretar semanas atrás, representa un hecho histórico para el mercado local de capitales, ya que ambos representan los principales mercados de contratos de futuros en la Argentina.

Las dos instituciones, cuya valuación conjunta supera los u$s 275 millones, se comprometieron a trabajar como un único mercado integrado, con el objetivo de multiplicar los volúmenes de negociación, evitar la segmentación de productos y simplificar la operatoria para agentes y clientes.

¿Cuáles son los antecedentes internacionales?

Esta reorganización societaria, mediante la cual se unen el Matba y el Rofex, va en línea con la tendencia de consolidación que ya existe a nivel mundial.

De hecho, la totalidad de los 15 mercados de valores y derivados más grandes del mundo han participado de algún proceso de integración, siendo el Chicago Mercantile Exchange (que aglutinó al CME, CBOT, NYMEX, y KCBT) e Intercontinental Exchange (conformado por ICE, ISE, NYBOT, MGX, NYSE) los exponentes más notables de este fenómeno internacional.

En Sudamérica, B3 de Brasil y la Bolsa de Valores de Colombia constituyen claros ejemplos de este tipo de procesos.

Sin duda, esta fusión se traducirá en un aumento de la liquidez y los volúmenes operados. Aquellos agentes que negocian productos solamente en Rofex o Matba accederán a una oferta más amplia y de manera más simple, lo cual redundará en un importante ahorro de los costos transaccionales y en una mayor eficiencia de las garantías necesarias para la operatoria.

Vale destacar que tanto Matba como Rofex están transitando años de volúmenes récord en sus líneas de productos y tienen proyectos recientes, o próximos a ser lanzados, que requerirán una expansión de recursos humanos y de sistemas.

Esta ampliación podrá nutrirse inicialmente de los equipos de ambas entidades, optimizando la gestión de costos.

Por otra parte, se incentivará la llegada de inversiones en tecnología, aspecto que es esencial para el éxito del negocio. Asimismo, se logrará un mejor posicionamiento relativo tanto nacional como internacional y se promoverá una gran sinergia y eficiencia en la estructura de costos administrativos y comerciales.

A su vez, la integración de las actividades permitirá la diversificación de líneas de negocios y puntos clave generadores de flujos de fondos positivos.

Ese escenario generará una menor volatilidad de los ingresos e implicará un más estable posicionamiento financiero y mejores perspectivas relacionadas con la cotización de las acciones.

Del mismo modo, consideramos que esta diversificación ayudará a amortiguar los posibles cambios en las condiciones macroeconómicas que pudieren afectar a un determinado segmento de negocios.

Y, por otra parte, también posibilitará sortear con mayor eficacia cualquier mutación intempestiva de las normas de los diversos segmentos de operaciones.