Jueves  25 de Abril de 2019

La moral a la parrilla y la inesperada bola de nieve que generó el Plan "V"

La moral a la parrilla y la inesperada bola de nieve que generó el Plan "V"

Como producto anticipado de unas elecciones que recién van a llegar a seis meses vista, los argentinos viven por estos días el estrés de un país castigado a varias puntas que ha puesto en vidriera un escenario impensado hace apenas semanas, lo que fuentes de la Casa Rosada identifican, ya sin tapujos, como una extraordinaria operación política del llamado "círculo rojo" para evitar que el presidente Mauricio Macri acceda a un segundo período de gobierno y para que la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, lo reemplace. Plan "V" lo llaman.

"En la década infame se eligió a un Presidente en la Cámara de Comercio Argentino-Británica; al próximo no lo va a elegir Wall Street", dicen enfáticamente las fuentes. Si bien la paranoia gubernamental ya había detectado hacia el fin de la semana anterior varios artículos de opinión que iban en ese sentido, los mismos interlocutores atribuyen el golpe más fuerte del eventual Plan de cambio de candidato a la agresividad que mostró el mercado durante estos dos últimos días, acción que se adelantó un par de meses a las esperables turbulencias de mitad de año.

Al respecto, se escudan en que la reacción se manifestó a partir de un sondeo de opinión pública que juran no saber quién manipuló para "mostrar una realidad recortada" al no decir que los 9 puntos de ventaja de Cristina Fernández sobre el actual Presidente, en un eventual ballottage, estaban tomados seguro sobre un universo de 40 por ciento de los opinantes.

"En esa encuesta está expresada seguramente la fidelidad de quienes saben que van a votar por la antecesora de Macri, pero no cabe duda que dentro del 60 restante hay muchos macristas desencantados quienes, por ahora, se suman al 'no sabe - no contesta'. Proyectar el mismo resultado para el 100% de los entrevistados suena poco serio", explicó a El Cronista un encuestador, quien solicitó resguardo de identidad para no aparecer criticando a quienes elaboraron el relevamiento que llegó como rayo a los centros de decisión internacional y que metió tanto miedo.    

El problema de desconfianza que padece, por ahora más sicológico que real, debería llevar al Gobierno a tratar de evitar que la presión que se le hace desde el exterior se traslade a los inversores locales, sobre todo desde las cuentas bancarias hacia el dólar, aunque si de dinámica se habla, las autoridades deberían tomar el toro por las astas rápidamente con medidas económicas de fondo. Los interesados en empujar a Vidal pedían ayer "medidas políticas" para convencer al mercado, es decir el paso al costado del Presidente.

En cuanto a los recortes de la realidad que impiden a los argentinos mirar el conjunto, desde lo económico y social el panorama del día a día está dominado por la maldita retroalimentación entre el dólar y los precios que estrangulan los sueldos y achican el consumo, a lo que se suma el inevitable temor a la pérdida de las fuentes de trabajo, aunque se diga que las señales son de salida lentísima de la recesión. Justamente, la aparición del eventual Plan "V" se ha encargado de deglutir en horas cualquier eventual efecto benéfico que podrían haber traído las últimas medidas para mantener fijos algunos precios, incluido el potencial marketing electoral, un tema que el Gobierno aceptó a regañadientes para mantener la paz de buenos socios con un ala del radicalismo.

En tanto, desde el costado productivo hay algunos atisbos de recuperación porque las amputaciones de empresas ya se produjeron, mientras desde lo político el nombre del epitafio de las expectativas es la patética grieta, otra maldición que no hay quien se esmere en cerrar a partir de un diálogo franco e integrador con todos los sectores.

Un punto de contacto de toda este culebrón que apabulla justo en momentos en que la bola está rodando por la ladera, mientras se acelera la caída y crece metro a metro, es que el reflejo de cóctel tan desolador se da a través de la manipulación que ejercen sobre los ciudadanos las redes sociales a partir de otro grave recorte, el de la realidad, un proceso de confusión cada vez más generalizado que a cada rato se agranda con más incertidumbre, en una evolución a la que, lamentablemente, acompañan por acción o por ignorancia, algunos comunicadores y medios.

El cimbronazo de los mercados ha sido un gran caldo de cultivo de apariciones rutilantes de opinadores varios, de operadores políticos y de videographistas inspirados de la TV por cable y el resultado más evidente es cada vez mayor deterioro para el Gobierno. Más allá de los zócalos catástrofe, se puede observar la adscripción de muchos al Plan "V", ya que sistemáticamente se dice que todavía "no hay candidaturas" en juego y se ningunea a Macri, cuando en verdad es solamente él quien se ha mostrado inequívocamente en ese rol, con el apoyo explícito de los gobernadores de Cambiemos, incluida María Eugenia Vidal.

Luego, está el costado frívolo que expresan las redes y los medios opositores del kirchnerismo quienes, casi por deporte, se burlan de Macri por el mal momento económico, sin reparar que el problema lo tienen primero millones de argentinos. El tema no deja de ser de sillón de sicólogo, pero esto es política y quieren volver, tal como si nunca se fuesen a hacer cargo de aquello que dejaron. También expresan su bronca contra el Gobierno quienes critican por derecha su falta de acción para encarrillar las cuentas públicas durante los primeros meses de gestión con una baja del gasto que evitara impuestos exorbitantes. Y por último, están quienes se sienten desilusionados por el más que pálido accionar oficialista a la hora de gestionar y quienes se han frustrado una vez más por el histórico sube y baja que padece la Argentina, macabra reiteración que el actual Presidente no supo romper.

En estos dos últimos grupos (probablemente parte de ese 60 por ciento de los indecisos de la famosa encuesta) están quienes, sin estar abrumados por la coyuntura, creen que el actual gobierno ha trabajado bien sobre aspectos institucionales, de mantenimiento de reglas de juego, de mayor libertad de mercados, de cierto equilibrio fiscal, de mejoras en la balanza de pagos, de avances en temas de infraestructura o de impulso a las inversiones, como es el caso de Vaca Muerta o en energías alternativas. Todavía muchos de ellos aún hoy podrían estar pensando en renovarle la confianza a Macri, por aquello del mal menor.

Ante este panorama, hay siempre un espacio abierto para quienes políticamente están explorando otras alternativas anti-polarización, como Roberto Lavagna y los peronistas federales, junto a radicales desencantados, los socialistas y el GEN y también varias expresiones de izquierda o de derecha que dicen que van a competir. En rigor de verdad, los números de los sondeos todavía los muestran lejos y dispersos, pero vale para ellos también el mismo reparo sobre los indecisos que reflejan las encuestas.

Está claro que pese a la tradición presidencialista de la Argentina, la verdadera expresión de la sociedad no está ni en Macri, ni en Cristina, ni en quien venga, sino en el Congreso. Con minorías parlamentarias también a partir de diciembre, el Ejecutivo deberá tratar de convencer con más o menos ideología a los representantes del pueblo. Pero allí, el grueso de los diputados y senadores tocan la música de todos porque 80 por ciento de ellos representa cabalmente el parecer ciudadano: Estado-patrón, economía cerrada, prejuicios anti mercado, ruptura de contratos, cero sacrificios y por lo tanto, bienestar eterno. Y si se toma deuda para tapar agujeros, diputados y senadores están para hacerle creer a todo el mundo que pagarla es un pecado. Por eso, la palabra ajuste no tiene lugar en la Argentina, ya que quienes legislan creen en los peces de colores. Quizás Wall Street esté pensando también en ese escenario, pero es lo que habrá.

Por último, dos declaraciones que hicieron mucho ruido en estos días, pero que pasaron tal como pasan las cuestiones morales en la Argentina. "Acá nadie roba nada, (la plata de los bolsos) es la comisión que se le cobra a la Patria por hacer las cosas bien", le atribuyó el contador Víctor Manzanares al secretario de Néstor Kirchner, el también fallecido Daniel Muñoz. "Si algún muchacho vive de lo ajeno que lo haga, pero con códigos", justificó Guillermo Moreno en un acto proselitista. El "no me robes la billetera y me dejes a la señora, con 60 años, tirada con fractura de cadera porque cuando se recupera tiene 85 años", que también enseñó el ex secretario de Comercio, es una extraordinaria metáfora del tiempo que tendrá que pasar en la Argentina para que la economía pueda recuperarse de tantas comisiones cobradas "a la Patria".

De lo que no hay conciencia en el cuerpo social es que esas coimas fueron pagadas por los contribuyentes de la Argentina con un "pongui, pongui" (Moreno dixit) estricto o más académicamente dicho, con presión tributaria récord, la misma que hace persignar al kirchnerismo. Y habría que hacer notar que si no alcanza ese mal remedio que inhibe la inversión, la que falta la tienen que poner quienes compran bonos y eso se llama endeudamiento. Si no alcanza, el código que lava las culpas de políticos es la máquina de hacer plata, que lleva a la inflación.

Sin embargo, esas dos bombas dialécticas, que han puesto por estos días el decoro a la parrilla, duraron apenas horas y quedaron sepultadas por el calor de los mercados y el ruido que metió el Plan "V". Que la clase política se desentienda es casi una esperable aceptación corporativa y va en línea con las actitudes del Congreso ya descriptas, pero que no haya preocupación ciudadana por esos dichos tan picantes cuan inaceptables, ciertamente preocupa y mucho, ya que las naturalizaciones son siempre trampas que el facilismo le hace a la conciencia.

MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,000053,000057,0000
DÓLAR BLUE0,000056,000058,0000
DÓLAR CDO C/LIQ29,7206-56,7088
EURO0,081561,459261,5093
REAL0,140513,385613,3969
BITCOIN2,940110.402,840010.409,3100
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS0,000057,1250
C.MONEY PRIV 1RA 1D-2,857168,0000
C.MONEY PRIV 1RA 7D-2,816969,0000
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000057,0000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)0,0000161,00161,00
CUPÓN PBI EN PESOS-2,76241,761,81
DISC USD NY-2,649073,5075,50
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL-4,000027.982,9600
BOVESPA-2,3400100.011,2800
DOW JONES-2,370026.252,2400
S&P 500 INDEX-2,59462.922,9500
NASDAQ-3,00007.991,3880
FTSE 1000,14007.139,7600
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO-1,6355309,3820314,5262
TRIGO CHICAGO1,7121174,6245171,6850
MAIZ CHICAGO-1,3765141,0377143,0061
SOJA ROSARIO0,0000246,0000246,0000
PETROLEO BRENT-1,702358,900059,9200
PETROLEO WTI-2,944953,720055,3500
ORO1,99691.527,20001.497,3000